Una actualización de la ordenanza para el uso de la bicicleta y de los llamados “vehículos de micromovilidad” (como los scooters), que permita regularizar la velocidad a la que van de acuerdo con su peso; una segunda ruta de la ciclovía en Guayaquil que conecte el norte con el sur (la actual va del centro al sur); así como la puesta de las rutas en un mapa en tiempo real en aplicaciones sociales de tránsito, como Waze, constan entre las ofertas a corto plazo que tiene el Municipio de Guayaquil en movilidad urbana sostenible.

Aquellas propuestas, y otras en esa rama, se dijeron ante preguntas de los ciudadanos en un foro virtual y abierto al público sobre movilidad que organizó la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM) por la Semana de la Movilidad Sostenible, una campaña internacional que busca concienciar a la población sobre el uso de sistemas de transportación menos contaminantes con el medioambiente y accesibles para todos, como el uso de la bicicleta o el desplazarse a pie.

En aquella cita, en la que también participaron expositores internacionales, se habló también de los planes piloto de peatonalización (por días específicos, como fines de semana) de calles como la Panamá y, también, la av. 9 de Octubre, en el centro; de que se impulsen los parqueaderos verticales para que queden más espacios libres en las calles, y que en la ordenanza relacionada con las edificaciones, que está por salir (no se especificó fecha), se han replanteado los espacios de estacionamiento que son necesarios actualmente, entre otros temas.

El 18 y el 19 de septiembre fue uno de los fines de semana en los que un tramo de la calle Panamá, en el centro, se volvió solo peatonal. Ahí las familias aprovecharon para pasear y hacer actividades al aire libre. Foto: Cortesía Foto: Cortesía

Ahí se expuso la importancia que ahora tienen el peatón y el ciclista, que son considerados la base de la pirámide de la movilidad urbana en Guayaquil. Y esta movilidad urbana sostenible incluso está como uno de los ejes del plan maestro de planificación de Guayaquil, proyectado hasta el 2030.

Publicidad

Se la considera el centro de planificación en esta rama (movilidad sostenible) y se habla de un cambio de estructura vial general, que pase a la multimodalidad, donde el usuario puede combinar diferentes modos de transportación pública, que sean seguros, sostenibles y eficientes, exponía Roberto Zambrano, represente de la sociedad civil en la Mesa de Movilidad Urbano Sostenible, un órgano consultivo de importancia en la construcción de ciudades sostenibles.

¿Es posible en Guayaquil que un ciudadano pueda movilizarse pagando un solo pasaje en el transporte público?, una de las propuestas de iniciativa de consulta popular

Aquí la prioridad son los peatones y los medios no motorizados, como los ciclistas. Luego sigue el transporte público, el transporte de carga y, al final, los autos o carros particulares.

Y como los ciclistas están dentro de esta prioridad, hay calles donde se han dispuesto y trazado espacios exclusivos para ellos, como en las calles Ismael Pérez Pazmiño y 10 de Agosto, donde está pintado en la vía un espacio para el peatón (paso cebra), otro para el ciclista y los dos carriles restantes para los conductores de carros.

En tramos destinados a la ciclovía en las calles del centro de Guayaquil se aprecia también la señalética reflectiva nocturna. Hay ciclistas que usan solo este espacio para cruzar calles, de ahí van por las veredas o aceras. Foto: José Beltrán Foto: El Universo

Hay rutas o espacios para ciclistas también en calles transitadas, como en la av. Machala y Quisquís. Ahí incluso hay conductores y peatones que desconocen para qué es el espacio y la señalética trazada. En esa zona hay distribuidoras farmacéuticas y otros comercios, pero en el día casi no se ve a ciclistas por esta ruta; la tarde del miércoles 22 de septiembre, al menos, no pasó ninguno entre las 16:00 y las 17:00.

No hay aún reactivación económica, dicen transportistas; cifras de la Metrovía también reflejan pérdidas, mientras usuarios piden más líneas de buses y reanudar rutas no cubiertas por la pandemia

Vemos esos palos amarillos (conos de metal separadores que dividen el carril) que parecen que fueran para los buses, como los paraderos, pero el espacio es muy angosto, no entran. Por la pintura del ciclista se entiende que es para las bicicletas; pero en esta Machala, que es bien transitada, casi que no se las ve, aquí es puro carro y carro”, dice Carlos Martínez, trabajador de un comercio de la zona.

A otros transeúntes, conductores y habitantes de calles céntricas donde hay este tipo de trazado (para peatón, ciclista y conductores de carros) también les causa confusión la división establecida en las vías. Ciclistas dicen que en vías como la Quisquís y otras incluso se les dificulta andar por el carril destinado para ellos, ya que hay irregularidades en el terreno, parterres, muros, huecos y otros obstáculos que les impiden la libre circulación.

Publicidad

Los desniveles y los huecos en zonas de la ciclovía, como en el centro, impiden que muchos las utilicen, sobre todo en las noches, dicen usuarios. Hay tramos donde la pintura de la señalética empieza a borrarse. Foto: José Beltrán Foto: El Universo

En el foro también se habló de los cambios en diseños y arreglos que se hicieron en estas rutas para hacerlas “más seguras”.

Políticas públicas para una movilidad sostenible en Guayaquil

Uno de los pedidos frecuentes de ciclistas, peatones, conductores y habitantes en Guayaquil es conocer las políticas públicas que tiene el cabildo local para lograr una movilidad urbana sostenible.

Este Diario consultó cuáles son las cinco políticas públicas principales que aplica o prepara el Municipio de Guayaquil en favor de la movilidad sostenible. Y estas fueron las respuestas:

  1. El peatón y el ciclista, primeros en la pirámide de la movilidad urbana.
  2. Promover el uso masivo del transporte público por sobre el uso individual de vehículos motorizados.
  3. Recuperación de la calle como espacio público inclusivo en donde predomine el peatón por sobre el automóvil.
  4. Fortalecer el derecho de los ciudadanos a movilizarse y acceder a la ciudad por medio de sistemas de transporte multimodales, sostenibles, inclusivos y eficientes.
  5. Contribuir a la consolidación de una movilidad urbana sostenible que aporte directamente a la mejora sustancial de la calidad de vida de todos los ciudadanos.

Así lo expuso Isabel Escobar, coordinadora de Planificación y Movilidad de la ATM.

Promover en la ciudadanía la movilidad sostenible como concepto y forma de vida es complejo, coinciden Escobar y María Lorena Apolo, presidenta del directorio de ATM. Ambas son arquitectas.

Hay planes para integrar todos los sistemas de transportación pública en Guayaquil, incluyendo la Aerovía. Foto: José Beltrán Foto: El Universo

Comentan que el desafío actual es lograr implementar las llamadas “formas de movilidad multimodal”, en las que se garanticen “la calidad, eficiencia y seguridad para competir contra el auto”.

Y destacan que ahora la visión de movilidad sostenible está siendo adoptada en todos los proyectos que tiene el Municipio para Guayaquil, de manera progresiva, y que están trabajando en adaptar la infraestructura existente hasta tener una mayor integración de todos los sistemas de transportación pública.

“Sin embargo, aún podríamos mejorar en lograr articular visiones de movilidad sostenible con otras instituciones públicas, como el MTOP (Ministerio de Transporte), gremios de transportistas, la empresa privada, entre otras”, se expone. (I)