La Batalla del Pichincha fue el hecho militar que concluye la independencia de lo que era la Real Audiencia de Quito y que ahora es el Ecuador. La Independencia y sus protagonistas es el proceso que ha sido objeto de miles de páginas que se han volcado en biografías, ensayos, crónicas enmarcadas en el estudio histórico, pero que también ha suscitado la atención de la literatura en sus diversos estilos creando obras de gran valor.

Celebramos el bicentenario

Con el inicio de la República, la literatura ecuatoriana comenzó a narrar la gesta independentista dándole un sentido épico y sobre todo resaltando que las élites criollas habían sido las vencedoras en esta lucha. Fue la poesía la que da el despegue en este proceso de exaltación patriótico y el mejor exponente de esta tendencia fue el Canto a Bolívar escrito por José Joaquín de Olmedo.

El poema de Olmedo fue publicado en 1826 y se inscribe dentro de la corriente neoclásica, es un canto épico que hasta la fecha está considerado uno de los mejores poemas de Hispanoamérica del siglo XIX.

La Mariscal, el barrio de Quito que llega a su centenario tratando de tener un enfoque cultural y artístico

El personaje de Simón Bolívar también sería exaltado en versos de autores nacionales como Medardo Ángel Silva, Numa Pompilio Llona, Julio Zaldumbide, Luis Cordero. Igualmente su compañera de ideales, Manuela Saenz también fue objeto de exaltación poética, incluso el chileno le dedica un poema llamado La insepulta de Paíta.

Publicidad

Bolívar ha sido biografiado aparte de las decenas de obras escritas por extranjeros, por el ecuatoriano Alfonso Rumazo y también por Hernán Rodríguez Castelo en su libro Bolívar para jóvenes, aparte de la novelización de sus últimos años narrado por García Márquez en El general en su laberinto.

'El general en su laberinto', de García Márquez.

Igualmente el Mariscal Antonio José de Sucre tiene varias biografías entre las que se puede mencionar la escrita por Rumazo y la de Mauricio Vargas Linares titulada El Mariscal que vivió de prisa.

Pero aparte de las biografías y ensayos, la novela y crónica sobre los acontecimientos de las luchas independentista están bien logradas en las siguientes obras: Relación de un veterano de la Independencia, escrita por el político y diplomático Carlos Tobar, esta novela es una de las primeras novelas que se publican en Ecuador, con un contenido lleno de romanticismo, describe los hechos producidos en Quito durante el 10 de agosto de 1809, donde hace una descripción ágil de batallas y héroes de esta jornada patriótica.

'El Mariscal que vivió de prisa', de Mauricio Vargas Linares.

Quizás el clásico por excelencia a nivel del relato corto es Leyendas del Tiempo Heroico, obra del periodista Manuel de Jesús Calle. Publicado en 1906, Leyendas es una colección de hechos y personajes concretos de la Guerra de Independencia, mezcla de hechos reales con ficción, donde desfilan personajes como Sucre, Bolívar, Antonio Ricaurte, Policarpa Salavarrieta, Abdón Calderón, héroe de Pichincha. El libro es de fácil lectura, didáctico y escrito en un estilo de aventuras y novela histórica lo que ha convertido este libro de Calle es un referente literario sobre nuestras luchas patrias.

24 de mayo de 1822, con perpetua evocación

Si en la novela, la poesía hay obras destacadas sobre la Independencia, la crónica tiene su exponente en el libro de memorias del general José de Villamil, titulado Reseña de los acontecimientos políticos y militares de la Provincia de Guayaquil desde 1813 hasta 1824, donde describe todo el proceso de liberación de Guayaquil del dominio español hasta su aporte para consolidar la independencia del Ecuador en la Batalla del Pichincha. (I)

'Relación de un veterano de la Independencia', escrita por el político y diplomático Carlos Tobar.