Madre es un verbo. Es algo que haces, no algo que eres”, dijo la novelista y activista estadounidense Dorothy Canfield Fisher. A lo largo de los años, pero sobre todo en la literatura contemporánea, las autoras han abordado la maternidad desde varias miradas; algunas con representaciones y reflexiones que van más allá del amor incondicional y sacrificio de una progenitora para con sus hijos. Sus narrativas femeninas como hijas, madres o hermanas han puesto en debate lo bello y lo duro de la maternidad, con temas como la soledad, el agotamiento, la depresión, la renuncia y la entrega completa. Ofrecen de este modo un discurso crítico que va a contracorriente con lo ya dicho, y que incluso puede llegar a incomodar.

Estas son algunas de las actividades para celebrar a mamá este domingo, 8 de mayo de 2022

En Los abismos (Premio Alfaguara de Novela 2021), la colombiana Pilar Quintana se coloca en la voz de una niña de 9 años para hablar de los silencios de una familia en crisis y para mostrarnos la relación de una madre con su hija. Quintana nos regala una historia en la que se puede leer a una madre frustrada, con dolores internos y sueños que quedaron en pausa por poner en marcha su papel como portadora de vida. “Con vos ya se me dañó el cuerpo más que suficiente”, dice una de las conversaciones de madre a hija expuestas en el libro. “Es una madre que abandona emocionalmente a su hija porque ella está deprimida, porque está insatisfecha, porque no encuentra su lugar en el mundo”, sustentó la misma autora en una entrevista en 2021 con este Diario.

'Los abismos', de pilar quintana.

También están las historias de aquellas madres que lo han dado todo por su familia y que, de un momento a otro, han optado por la “libertad”. Tal es el caso de La hija oscura (2006), de Elena Ferrante, en que la autora presenta a una profesora de literatura, divorciada y dedicada a sus hijas hasta que un día ellas se van a vivir con sus padres. En esta historia, adaptada recientemente por Netflix, Ferrante muestra a una madre que, en medio de la separación de sus hijas y unas vacaciones en una playa, se cuestiona tantas cosas de su vida y su papel de madre que llega a caer en terror psicológico.

La hija oscura (2006), de Elena Ferrante.

Bajo esta misma línea se encuentra la autobiografía que la española Laura Freixas hace en su libro A mí no me iba a pasar (2019). Se trata de una obra que nace cuando a sus 40 años decidió ponerle fin a su matrimonio y cuestionar su rol de madre. Me encontré siendo una ama de casa de la burguesía y madre, con una vida aparentemente muy fácil y privilegiada”, contó a este Diario en el 2019. Es así como Freixa se convierte en una escritora crítica que ahonda en su memoria para reflexionar sobre aquel rol convencional que nunca quiso llevar.

Publicidad

GENTE Estos son los regalos que quieren las mamás, según el trabajo que realizan a diario

A mí no me iba a pasar es la obra que Laura Freixas presentó en junio de este año.

Las diferentes maternidades son recogidas en La hija única, de Guadalupe Nettel. En este libro se plasma la historia de una mujer a la que, a sus ocho meses de embarazo, le dan la noticia de que su hija no sobrevivirá al nacimiento; y también se cuenta la historia de una madre de un niño con problemas de comportamiento. Es una novela que explora las incertidumbres, los sentimientos de culpa, las alegrías, la crianza y las angustias que suelen acompañar a una madre.

El nuevo estilo de la mujer embarazada, según Rihanna

'La hija única', de Guadalupe Nettel fue publicado en el 2020.

Y desde lo gráfico se encuentra Madr¿eh?, de la ilustradora y escritora Lyona, quien a partir de su propia experiencia narra la decisión de convertirse en madre a los 40 años, con muchos síntomas propios de la edad así como obstáculos. Con humor y honestidad, la autora pone voz a este tema y al hecho de hacerlo como madre soltera. (I)

Madr¿eh?, de la ilustradora y escritora Lyona.