Todos conocemos a los miembros de la realeza europea como unos íconos de la moda clásica digna de la monarquía y con un toque de tendencia actual. La reina Letizia o Kate Middleton son un gran ejemplo de esto, aunque la princesa Charlene de Monaco no se queda atrás en ser una fashionista.

Y es que, haciendo gala de su buen gusto y estilo, la esposa del príncipe Alberto II deslumbró con un estilismo completamente rojo, que representa a una de las franjas de la bandera de su país, durante la celebración del Día Nacional de Mónaco, un acto que le tocó presidir junto al resto de sus familiares.

La princesa Charlene y el príncipe Alberto de Mónaco vuelven a aparecer juntos

Así fue el look de Charlène de Mónaco

El atuendo, compuesto por un abrigo y un vestido, ambos del tono escarlata, acaparó todas las miradas en el acto. Para completar su look, la princesa optó por unas botas rojas de Manolo Blahnik y guantes del mismo color.

Publicidad


Por supuesto, Charlene no se olvidó de los accesorios y, tal como publicó la revista Vanity Fair, presumió unos delicados pero hermosos pendientes de diamantes con rubíes de Graff y un tocado rojo a juego. Su elección fue bastante apasionada, además de que demostró su amor por el color distintivo de la pasión, que lució con un estilo impecable, incluso superando a Carlota Casiraghi, sobrina de Alberto II, quien usó un conjunto de Chanel del mismo color para celebrar el Día Nacional de Mónaco.

Las verdades del príncipe Alberto: dos hijos en secreto, una boda triste en la que Charlene escapó y fue interceptada en el aeropuerto y una sexualidad muy cuestionada por todos

La princesa Charlene, conocida como Su Alteza Serenísima, y madre del príncipe heredero Jacques y la princesa Gabriella, una vez más dejó claro que es una referente de la moda y un icono de estilo dentro de la realeza europea. (E)

Te recomendamos estas noticias