Dentro de la programación de la VI Edición del Festival Internacional de Artes Vivas Loja (FIAVL), la tarde del sábado en la avenida 24 de Mayo, se cumplió con la exposición de autos clásicos, evento que cautivó a miles de lojanos que acudieron a visualizar modelos que datan de hace más de 70 años y que siguen vigentes gracias al mantenimiento que les dan sus propietarios.

Agenda del Festival de Artes Vivas de Loja 2021 para el lunes 22 de noviembre

El evento convocó a un sinnúmero de ciudadanos entre los apasionados por los modelos de autos de antaño y, también, a quienes solo les gusta apreciar una forma de cultura de las tantas que se practican en Loja.

En el marco del Festival Internacional de Artes Vivas Loja se desarrolla una exposición de autos clásicos. Foto: Erdwin Cueva

A lo largo de la avenida 24 de Mayo más de una veintena de modelos se exhibieron, dinamizando la tarde del sábado en el sector oriental de la ciudad, pues el evento se acompañó también con música y el arte que niños y adultos plasmaron en la calzada.

Leonardo Bravo, propietario de una camioneta Ford 100 del año 1948 (73 años de antigüedad), explicó que la particularidad de su modelo, más allá del año que data, es que la empresa Ford reinició los trabajos en su fábrica tras la culminación de la Segunda Guerra Mundial.

Publicidad

“Pensaron hacer este vehículo con un concepto familiar… entonces aparece Ford con una especie de van luego de la Segunda Guerra Mundial”, comentó.

Bravo agregó que el vehículo siempre fue de su familia y recordó que desde que él era niño tiene recuerdos de que su padre lo manejaba. Además, destacó que este tipo de exhibiciones generan espacios de sano esparcimiento.

En el marco del Festival Internacional de Artes Vivas Loja se desarrolla una exposición de autos clásicos. Foto: Erdwin Cueva

Carlos Rojas, propietario de una camioneta Ford, motor V8, del año 1964, precisó que la tiene ya desde hace aproximadamente 44 años. Hizo énfasis en lo importante que resulta impulsar estos eventos, aunque reclamó que faltó organización para que las cosas resulten mejor.

Expuso que a la ciudadanía le gusta ver los “carros viejos, igual al dueño”, porque es una cultura que se disfruta y deja satisfechos a muchos al apreciar los vehículos antiguos.

Publicidad

En el marco del Festival Internacional de Artes Vivas Loja se desarrolla una exposición de autos clásicos. Foto: Erdwin Cueva

Por su parte, Vladimir Cuenca centró la atención con lo que relató fue su sueño de niño: construir su propio vehículo. Él posee una camioneta Ford que la consiguió al fusionar partes de varios vehículos.

La cabina, dijo, es de un camión americano de 1941; el motor es de una Ford 350 V8; la parte delantera es de un vehículo De Soto de 1952; es decir, comentó, logró construir un auto tomando parte de otros vehículos clásicos, siendo único porque es difícil que se repita la misma combinación de piezas.

En el marco del Festival Internacional de Artes Vivas Loja se desarrolla una exposición de autos clásicos. Foto: Erdwin Cueva

Calificó a la exhibición como una vitrina importante para mostrar lo que se puede hacer con inventiva. Concluyó indicando que los autos clásicos son una cultura que le gusta mucho a la gente.

Por su parte, los asistentes coincidieron al mencionar que los autos clásicos son una cultura que se disfruta mucho y que se puede compartir en familia como una forma de mostrar a los más jóvenes cómo han ido evolucionando las cosas con el paso del tiempo. (I)