«Reverendo» consta en el Diccionario de la lengua española (versión electrónica) con los sentidos de ‘digno de reverencia’, ‘demasiado circunspecto (uso coloquial)’ y ‘cartas dimisorias’. Antiguamente se aplicaba como fórmula de tratamiento para referirse a las personas de dignidad, tanto seculares como eclesiásticas, pero hoy se emplea solamente en el ámbito religioso.

No obstante, en otras publicaciones académicas, como el Diccionario manual e ilustrado de la lengua española (1989), figura «reverendo» con el significado de ‘grande’ e, incluso, se presenta como sinónimo de ‘tremendo’: Antonio es un reverendo tonto. (Se capta que Antonio es un gran tonto o un tremendo tonto). En el Diccionario de americanismos, asimismo, se puede verificar el uso indistinto de «reverendo» y «tremendo» (’muy grande’).

Se puntualiza que el término «tremendo», además de su empleo coloquial (‘muy grande y excesivo en su línea’), también tiene las acepciones de ‘terrible, que causa temor’, ‘digno de respeto y reverencia’, ‘niño muy travieso’.

El vocablo «tremerendo» no tiene base académica, pero se registra de manera esporádica, sobre todo, en el lenguaje hablado de algunas regiones hispanohablantes.

Publicidad

En síntesis, «reverendo» y «tremendo» se pueden usar de manera coloquial para enfatizar que una persona o alguna cosa tiene características extraordinarias: Juan es un reverendo ingenuo. Por el Día del Amor y la Amistad le regalaron un tremendo automóvil eléctrico. (Actualizado de La esquina del idioma, 9/6/2019). (F)

FUENTES: Nuevo tesoro lexicográfico de la lengua española, de la Real Academia Española; Diccionario de la lengua española (versión electrónica) y Diccionario de americanismos (2010), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española.