En el sector de Calderón, en el norte de la capital, una balacera se produjo en un local de comida a las 20:36 del miércoles 13 de septiembre.

Un caso de extorsión habría sido el detonante, por lo que sujetos trataron de atentar contra la vida del propietario.

Según el parte policial, el dueño del restaurante recibió amenazas de extorsión en días pasados y se negó a pagar el monto que varios antisociales requerían.

Publicidad

Ubicó la denuncia en la Fiscalía y agentes se encontraban realizando investigaciones para dar con el paradero de los denominados vacunadores que amedrentan en el sector.

En Quevedo cada vez más taxistas son víctimas de secuestro: antisociales piden de $ 3.000 a $ 5.000 por liberarlos

No obstante, la noche del miércoles, en la calle Geovanni Calles, dos hombres en moto detonaron seis disparos a la infraestructura del negocio, buscando asesinar al ciudadano.

En el interior se encontraban varios clientes, quienes se botaron al suelo apenas escucharon el estruendo, pero dos de ellos no lograron esquivar las balas y resultaron gravemente heridos.

Publicidad

Los hombres de 21 y 23 años, de nacionalidad venezolana, recibieron atención médica en la zona y fueron trasladados a hospitales cercanos por la gran cantidad de sangre que derramaron.

Sin embargo, el joven de 23 años tuvo que ser desviado hasta el hospital Eugenio Espejo en estado crítico, ya que la repercusión del arma de fuego la recibió a la altura del cráneo y complicó su diagnóstico.

Publicidad

Sismo de magnitud 4,8, a 20 km de Guayaquil, se sintió en 19 cantones

Miembros de la Policía Nacional añadieron que el propietario del local no tuvo heridas graves y junto a la evidencia demostrada están trabajando en el levantamiento de las primeras pericias para encontrar la base de esta supuesta banda organizada. (I)