NOTICIAS

Publicidad

Juan Zapata, ministro del Interior: Los policías antiguos se irán hacia zonas más conflictivas como Guayaquil, Esmeraldas y Manabí

El ministro ofreció convertir las UPC ubicadas en zonas conflictivas en cuarteles intermedios con un aproximado de 300 policías.

Juan Zapata, ministro del Interior, durante una entrevista en su despacho. Alfredo Cárdenas Foto: Alfredo Cárdenas.

Publicidad

Desde la desaparición y muerte de la abogada María Belén Bernal dentro de una escuela superior de Policía, la fuga del teniente Germán Cáceres, principal sospechoso del hecho, y la remoción del entonces ministro del Interior, Patricio Carrillo, el Gobierno ha buscado diferentes vías para recuperar la institucionalidad y respeto de la Policía.

A todo esto se suman la violencia en las cárceles, el aumento de muertes en zonas identificadas como peligrosas y la falta de equipamiento de los policías. Juan Zapata, exdirector del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) y nuevo ministro del Interior, desde el 26 de septiembre, ha ofrecido devolver la confianza en la Policía con resultados.

En los próximos quince días presentará un primer informe, anunció en entrevista con este Diario, aunque a su juicio, no solo es trabajo de la Policía, sino del sistema que permita una mayor y más efectiva depuración y del presupuesto para contar con el equipamiento de la institución encargada de la seguridad nacional.

Publicidad

El caso de María Belén Bernal conmocionó a todo un país, puso en apuros a la institución policial y el principal sospechoso todavía no aparece, ¿cómo van las investigaciones en este caso?

Este hecho lamentable nos ha indignado a todos, no puede volver a ocurrir. De hecho, un femicidio por sí mismo es grave, y que pase en una escuela de formación es sumamente delicado. Nosotros tomamos decisiones en varios frentes

El primero, la investigación que se está haciendo en la Escuela Superior de Policía, que involucra a ocho oficiales y cuatro funcionarios del personal técnico operativo. El lunes me tienen que dar el último informe del proceso, porque no podemos ser cómplices de nada, y si alguien por acción u omisión, tiene que ser sancionado con lo máximo que puedan determinar las leyes.

Publicidad

He hablado varias oportunidades con doña Elizabeth Otavalo, mamá de María Belén Bernal, y le hemos dado toda la apertura, hoy nomás voy a tener una reunión con ella (entrevista realizada el 12 de octubre), le he dado la tranquilidad de que entienda que los procedimientos se harán con toda la transparencia, sin tener que tapar nada.

En la localización y búsqueda, el comandante de Policía fue muy claro en las líneas de tiempo, es decir, cuando nos llega la orden de seguimiento aquí en el Distrito Metropolitano de Quito, este ciudadano ya estaba en la frontera con Colombia, porque es un policía que se formó, yo quisiera quitarle ese grado, pero no puedo, y es muy vivo. Su viveza y picardía no nos van a ganar, él cae porque cae.

Publicidad

Juan Zapata se posesionó como nuevo ministro del Interior pidiendo un voto de confianza en la Policía y comprometiendo esfuerzos para esclarecer el caso Bernal

La defensa de María Belén Bernal dice que el 12 de septiembre ya habían encontrado evidencias y que no se envió a tiempo el informe a Fiscalía para que mantengan detenido a Germán Cáceres.

Al comandante, yo mismo le pedí que haga públicas esas líneas de tiempo. Yo le tengo que responder al país de lo que hago y en quince días daré a conocer al país las decisiones que hemos tomado, pero con un debido proceso.

¿De qué tema será la reunión con la madre de María Belén Bernal?

Hemos hablado de muchos temas, uno de esos es ponerle al tanto de los procesos investigativos, internos. Hemos hablado de que quiere reuniones con algunos oficiales, y en esa línea de no esconder absolutamente nada, que no quede la misma duda.

Publicidad

¿La acompañará entonces a Elizabeth Otavalo para que hable con estos oficiales?

Lo que necesite, igual los abogados, también me llamaron para un ingreso a la escuela, hasta dónde podemos permitir, porque lo que está judicializado no podemos topar, pero hemos dado esas aperturas.

¿Cuáles son los primeros cambios que se han hecho en la Escuela Superior de Policía?

Cambios trascendentales, estructurales, primero por el mando, en su mayoría está formado por coroneles mujeres y tenientes coroneles, con alta experiencia. Quiero que quede claro que no solamente la condición de mujer puede ser un requisito para que maneje una escuela de formación, sino, obviamente, su formación y trayectoria.

Estamos trabajando en el pénsum de estudio, el 31 de octubre, los 8.500 nuevos policías que ingresan al país tendrán que formarse con ese pénsum. Hemos trabajado en cinco ejes que van a ser nuestro modelo de gestión.

El primero, la doctrina policial: la estrategia de seguridad ciudadana con enfoque en seguridad integral, los planes de lucha contra la delincuencia común, las nuevas amenazas, el narcotráfico, el crimen organizado, tráfico de armas, tráfico de personas y explosivos.

El segundo, no puede pedir resultados si una institución no está debidamente equipada, los recursos. Armamento, munición, armas largas, cortas, no letales, el tema de los chalecos, patrulleros, motocicletas, camiones, buses, aeronaves, la plataforma para las unidades de inteligencia.

El tercer eje es la nueva reforma educativa policial, pero sobre todo las reformas al régimen disciplinario que la próxima semana estaré presentando al presidente de la Asamblea, nos tiene que dar un instrumento legal para sacar a esos malos funcionarios, si es que el delito o la falta se detecta hoy, que salgan más tarde, esa es la única manera de autodepurar.

El cuarto es el tema de la estrategia comunicacional, a la Policía le tapamos la boca, y todo se manejaba desde otros sectores. Se tiene que retomar ese protagonismo, que informe lo bueno y también lo malo, para mejorar. Volver a ese vínculo de policía comunitaria.

El quinto que son las relaciones interinstitucionales, yo tengo que estar relacionado con el nivel estratégico, no puede ser posible que en Guayaquil tengamos 450 policías cuidando domicilios, porque los jueces dan esas medidas y nos quita la operatividad. Si están ingresando ahora 10.000 nuevos policías es para reforzar el tema operativo en la calle, si estamos comprando vehículos es para que el barrio sienta el patrullaje del policía.

Instalan mesa interinstitucional para definir la depuración, reestructuración y fortalecimiento de las instituciones dedicadas a seguridad y justicia

¿Qué pasó con el grupo de cadetes que eran instruidos por Germán Cáceres, en especial, los compañeros de Joselyn S.?

Hay dos cosas, los cadetes por normativa todavía no son parte de la Policía, por lo tanto, el proceso de ellos es interno de la Escuela de Policía. Paralelo a eso está trabajando la directora, la próxima semana me dará cuenta de cómo está funcionando el tema. Hay una cadete detenida, eso ya entra al ámbito penal. Y lo otro es el informe que hace Asuntos Internos respecto a los que sí son pertenecientes a la Policía Nacional.

¿Los cadetes siguen recibiendo instrucción policial?

Claro, porque contra ellos no existe una medida cautelar, salvo la cadete que está detenida.

Germán Cáceres casi fue atropellado en los exteriores de la escuela policial antes de que María Belén Bernal llegara a buscarlo

El presidente dijo en su discurso por la independencia de Guayaquil que esta semana se incorporarán 1.760 nuevos policías y que el 30 de octubre ingresarán 8.500 aspirantes para Policía. Con esto ofreció que el número de efectivos aumentará en la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón).

Este viernes se gradúan 1.560 policías, el 31 ingresan 7.500 para nivel técnico-operativo y 1.000 que son los profesionales, aquí vamos a fortalecer la policía operativa y técnica. Entran criminólogos, estadísticos, ingenieros, economistas, médicos.

También decía el presidente que van a estar patrullando más policías en la Zona 8 especialmente. ¿Cuántos policías se destinarán para esta zona y desde cuándo?

Nosotros tenemos que hacer dos cosas. Los 1.560 se van a ir a comandos provinciales, a zonas que no son muy conflictivas, hasta que sigan adquiriendo la experiencia que la calle nos da. No les podemos enviar a las zonas muy conflictivas si son policías nuevos. Por lo tanto, los antiguos se irán hacia las zonas más conflictivas, como Guayaquil, Esmeraldas y Manabí. Yo creo que el 60 % de ese personal estará reforzando estas tres ciudades.

¿Eso no se estuvo haciendo, enviar personal con experiencia? Porque la policía baleada en una UPC de Guayaquil tenía un año y siete meses.

Ya cuando pasa un año obviamente es personal antiguo.

Una mujer policía fue atacada a tiros en UPC de Socio Vivienda y se encontraría en estado crítico

¿Cuándo se consideran novatos?

Cuando salen recién de la escuela, a pesar de que, cuando usted percibe una formación, es decir, un oficial que recibe cuatro años de formación, está capacitado para ir a cualquier destino.

¿En qué cambia desde su llegada? ¿Qué lineamientos se van a tomar para determinar que alguien es demasiado novato para tal zona? Lo digo porque al parecer un año y siete meses sería poco para ser trasladado a la Zona 8

Los nuevos irán a zonas menos conflictivas y de esas zonas sacaremos personal más antiguo que inclusive dentro de su historial ya haya estado en estas zonas.

El presidente también dijo que de todos los operativos han tenido 20.000 detenidos. ¿En dónde están ellos?

Estoy confirmando esos datos, porque ya se termina el estado de excepción y tenemos que ver los datos. No se olvide de que a veces el dato que da la Policía es de los aprehendidos, que pone a órdenes de la autoridad competente, depende a cuántos se califica la flagrancia. Por ejemplo, el caso de la UPC (con la policía baleada) tuvimos diez detenidos. A siete les han judicializado.

Entonces, de los 20.000 no habrá muchos que sigan detenidos, porque se habla de reducción del hacinamiento de las cárceles.

Claro, (los 20.000) son a los que se ha puesto a orden de la autoridad competente. (El Ministerio del Interior ofreció enviar el dato exacto de los aprehendidos, pero no lo hizo hasta la publicación de la entrevista).

Guillermo Lasso dijo también que necesita de las Fuerzas Armadas para ayudar a combatir al narcotráfico.

Totalmente, yo no me he metido mucho en el tema de la consulta, pero creo que este es el momento de unirnos, no de dividir ni de politizar la seguridad. Yo le pido al país que si esa pregunta es calificada, sea aprobada. Es fundamental el apoyo de las Fuerzas Armadas, en cualquier situación, no necesariamente en estados de excepción, tenemos situaciones muy conflictivas en cárceles, en zonas como Esmeraldas, Guayaquil, Manabí, El Oro, Quito.

¿La Policía no puede sola contra el narcotráfico?

No es que no podamos solos, pero mientras más apoyo tengamos, esa complementariedad es muy buena.

El comandante de Policía, Fausto Salinas, en una entrevista pasada, dijo que no están combatiendo sino conteniendo al narcotráfico, porque no tenían la cantidad de tecnología y recursos.

La capacidad profesional la tenemos, las unidades especiales de la Policía son reconocidas en el mundo, siempre hay que valorar a esta institución. Que necesita los recursos, sí, por eso estamos corriendo en eso, pero algo muy importante, estamos cerca de las 150 toneladas de droga incautadas en este año. La ONU dijo: Ecuador es el tercer país que más incauta droga, eso creo que son cifras que hablan del trabajo que se ha hecho.

Estoy de acuerdo en que hay que equiparlos, no puedo estar tranquilo si hay policías empujando un patrullero, si hay policías viviendo en un hotel en Atacames, por cierto, ese cuartel empieza a construirse en noviembre.

Plan de seguridad del Gobierno implica una inversión de $ 5.000 millones, señaló el presidente Guillermo Lasso

En noviembre se inicia, ¿y cuándo se terminará de construir?

En 265 días y voy a tratar de que se termine de construir en menos tiempo. Recuerde que el Ministerio de Gobierno se dividió, entonces todo lo que es gasto de inversión, como es el tema de los cuarteles, está en ese ministerio. Yo voy a seguir trabajando con ellos, porque vamos a cambiar el modelo de gestión de las unidades de Policía Comunitaria (UPC) en las zonas calientes.

Este mismo tema de las UPC se vuelve vulnerable, porque a lo mejor puede tener máximo 18 a 20 policías. Hay que tener cuarteles intermedios en donde estén entre 300y 400 policías, y que hagan vida de cuartel, eso también fortalece la disciplina. Una UPC no puede ser una oficina, hay que vivir ahí, y su franco es franco, pero su retén y servicio es otra cosa.

¿Y las vías de Ecuador?

La Policía tiene que retomar el control de carreteras, el 100 %. Actualmente el 64 %, de acuerdo con la ley, pertenece a la Dirección de Tránsito. Pero hay un 36 % que está a cargo de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE). Vamos a buscar la manera para que el 100 % operativamente esté a cargo de la Policía Nacional.

Esto no sería dentro de los municipios.

No, esas son zonas urbanas, yo digo en carreteras grandes, por ahí entran las armas, por ahí entra tanta cosa. El policía de tránsito tiene una formación en seguridad, es un policía. Y nosotros estamos interconectados, con narcóticos, con la Policía Judicial y demás departamentos. El tránsito es algo vital para la Policía, pero si usted hace algo paralelo, solo pide la licencia y la matrícula, muchas cosas pueden pasar por ahí.

Vías como Santo Domingo de los Tsáchilas y varias de la Zona 8 estarían vigiladas por la CTE.

Sí, Huaquillas, por ejemplo, porque las armas no se hacen en Guayaquil, entran a Guayaquil.

Justamente, ¿cómo se van a cambiar esas estrategias en las UPC? Porque la gente siente inseguridad al ver que incluso un centro policial es baleado.

Las zonas en las que todavía no tenemos estos niveles de violencia hay que seguir manejando el sistema de UPC, con los convenios con los municipios y prefecturas. El presupuesto que está en el Ministerio de Gobierno va a ser destinado para estos cuarteles intermedios.

Se ofrecieron vehículos blindados, armas y chalecos para los policías, ¿cuánto y cuándo estará listo esto?

Nosotros tenemos que entregar todo este plan estructural, yo aspiro en las próximas semanas ya a tener todo. No puedo pensar solo en vehículos sin ver que ese policía necesita arma, munición y chaleco. Entonces, tiene que ser un tema integral. Nosotros necesitamos patrullar las zonas de conflicto, para ingresar a cárceles, ahí los policías se juegan la vida.

¿Cuánto necesita la Policía en equipamiento?

Estamos en talleres por quince días, no es fácil, son necesidades de 52.000 policías y en poquito serán 61.000 policías.

¿Hay que hacer una depuración de la Policía?

Claro que hay que hacer una depuración de la Policía, esta ha sido la única institución que ha puesto a sus malos elementos a órdenes de la justicia. Lastimosamente, son esas mismas medidas por las que después retornan estos malos elementos, después del debido proceso absurdo, que dura 60, 70, 80 días, es imposible seguir así.

Tengo un caso de dos policías que trasladaban droga, a ellos se les pudo dar de baja porque no fueron tres días a trabajar; después, bajo no sé qué argumento, se sacaron el juicio penal y adujeron que no fueron a trabajar porque fueron detenidos ilegalmente, y hoy están en la Policía. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad