Luego de ocho días de mantenerse sin muertes violentas la provincia de El Oro, Darwin Jacinto Jordán Aquino, de 27 años, fue asesinado a tiros en el cantón El Guabo. Ocurrió mientras se movilizaba en su vehículo junto con su padre, quien quedó gravemente herido.

Sucedió aproximadamente a las 21:30 de este lunes, 22 de enero, en la oscura y desolada vía a Tendales, donde habitaba desde hacía más de 20 años.

Hallan caleta con droga y municiones en la cárcel de Machala

Jacinto J., sobreviviente al ataque, mencionó que mientras se trasladaban a su casa se percató de que dos sujetos con los rostros cubiertos con pasamontañas se acercaron a bordo de una motocicleta, por el lado del conductor, procediendo a dispararles.

Publicidad

Hombre fue asesinado frente a su esposa e hija en Machala

Al ver que su hijo se desplomó, rápidamente agarró el volante, pero, al intentar maniobrar el vehículo, salieron de la vía y se impactaron contra la base de un poste de concreto, donde quedaron inconscientes, mientras que los sicarios se daban a la fuga.

Ante lo ocurrido, las personas del lugar dieron aviso al 911 solicitando ayuda.

Al llegar una ambulancia, los paramédicos confirmaron en el lugar que Darwin Jordán no tenía signos vitales, mientras que Jacinto fue trasladado al hospital local; pero, al tener tres heridas de bala, por la gravedad de su diagnóstico, fue transferido al hospital Teófilo Dávila de Machala.

Publicidad

Un hermano del occiso mencionó que Darwin y su padre llegaron a su casa en horas de la tarde y, tras pasar un rato con ellos, se despidieron sin imaginarse lo que iba a pasar. Luego de varios minutos un vecino lo llamó para avisarle de lo sucedido.

Un allegado a las víctimas mencionó que Jordán Aquino trabajaba como guardia para una empresa exportadora, y el día anterior sujetos intentaron robarle el vehículo, pero logró escapar. Aseguró que era un hombre tranquilo y que no tenía enemigos. (I)