Dos hermanos de 6 y 8 años fueron rescatados y hospitalizados hace doce días en Naranjal. El menor permanece en estado crítico en un hospital infantil de Guayaquil, pues habría sido quemado, violado y torturado. La niña de 8 años señaló a su madrastra por las agresiones.

La mujer y el padre de los menores fueron detenidos el 5 de septiembre, pero horas después se los liberó por orden judicial, pues la fiscal del cantón no habría solicitado la prisión preventiva.

La Policía informó que la pareja tiene otros cinco hijos menores de edad, que también fueron rescatados el día de la detención, pero que tras otorgarles medidas cautelares, también se ordenó que los otros niños vuelvan a la casa con los investigados.

La madrastra y el padre señalaron que los niños se quemaron con la sopa, sin embargo, los médicos hallaron huellas de maltrato que evidencian que los menores han sido abusados de forma constante.

Hasta este viernes 17 de septiembre el menor de 6 años sigue en estado crítico en el área de quemados.

El menor de edad fue hospitalizado el 4 de septiembre en Naranjal por las quemaduras. Hasta este viernes está en estado crítico en un hospital infantil de Guayaquil.

La coordinadora zonal 8 del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), María Gabriela García, indicó que los médicos que recibieron al niño en el hospital de Naranjal el 4 de septiembre no notificaron a la Policía. La funcionaria explicó que ese día le atendieron las quemaduras y que el menor fue enviado a su casa con su madrastra, pero la mujer volvió a llevarlo al hospital porque empezó a convulsionar. En ese momento recién se llamó a la autoridades y se denunció el maltrato.

Horas después llegó al hospital la niña de 8 años, quien ya recibió el alta y está bajo el cuidado del MIES en una casa de acogida.

A García le preocupa el estado de los otros hermanos, pues los procesados pueden seguir torturándolos. Además, pueden escapar de las autoridades. (I)