Cinco hombre fueron asesinados entre la noche del jueves y la mañana del viernes en la provincia del Guayas. Todos los casos fueron ejecutados por sicarios que dispararon a las víctimas y estarían relacionados con la venta de sustancias en el sur de Guayaquil, en Durán, en Pedro Carbo y en Naranjal.

El primer hecho se reportó en la cooperativa 28 de Agosto del cantón Durán, a las 21:00 del jueves. Ahí, según testigos, sujetos que se movilizaban en dos vehículos atacaron a Enrique Rodríguez, de 21 años. El fallecido habría pertenecido a la banda de Los Brazudos, la organización que lidera la venta de drogas en esta zona y que se ha enfrentado a Los Choneros desde hace años para el control del expendio de sustancias.

El hombre asesinado recibió dos disparos por la espalda cuando intentaba ingresar a su casa. Él era sobrino de alias el Negro Leiner, un proveedor del Municipio de Durán, que fue acribillado en ese sector hace más de un año por tráfico de sustancias. A Leiner, quien lideró la banda, le dieron 30 disparos cuando salía de su camioneta y entraba en su casa.

Luego de una persecución policial, en el km 1 de la vía a Samborondón, dos personas sospechosas de participar en este crimen fueron detenidas a bordo de un vehículo Ford Explorer blindado. La mañana de este viernes, la Policía descartó que ellos estuvieran involucrados en el hecho de sangre y aclaró que a Rodríguez le dispararon desde un auto sedán blanco.

Publicidad

Sin embargo, a los ocupantes del auto blindado los presentaron en la Fiscalía para investigar por qué huían de la Policía, pues cuentan con antecedentes por asesinato, drogas y robo y uno de ellos acababa de salir de prisión.

Minutos después, otro sujeto fue baleado por dos hombres que iban a bordo de una moto en el sector Los Ficus, también en Durán.

El general Fausto Buenaño, comandante de Policía de la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón), explicó que a Juan Gabriel Mejía Baque un vendedor de gas que pasaba en un triciclo había llamado a la víctima para que salga de la casa y fuera atacado a bala por los sicarios que pasaron en moto.

Luego de ingresar en estado grave, la víctima murió en una casa de salud.

Casi al mismo tiempo, en la cooperativa Proletarios sin Tierra, en el Guasmo sur, en Guayaquil, un hombre murió producto de varios impactos de bala. La víctima, de 34 años, tenía antecedentes penales por robo, tenencia de armas y tráfico de estupefacientes.

Iba en un auto blanco cuando fue acribillado. Supuestamente el ahora occiso trabajaba como taxista informal.

Publicidad

En lo que va del año 2021 solo en la Zona 8 se han registrado 260 muertes violentas, al menos 80 casos más que los reportados el año pasado en el mismo periodo. En Durán se han dado hasta la fecha 30 asesinatos.

Pero no solo en Guayaquil y Durán se han reportado estos crímenes.

En Naranjal, Jordy Adonis Campusano, conocido como el Chueco, fue asesinado la mañana de este viernes cuando trabajaba en su taller, ubicado en la ciudadela Tamariz.

Según testigos, dos sujetos llegaron en una motocicleta negra y se acercaron a Campusano cuando estaba soldando. Le dispararon doce veces y aunque fue trasladado a un hospital, ahí solo se confirmó el deceso.

El padre de la víctima estaba a pocos metros del taller y contó que le pegó con un fierro al asesino cuando huía. Los sicarios también le dispararon al padre, pero él logró esquivar las balas.

Jhonny Javier Moreira fue asesinado cuando se cortaba el cabello en una barbería del cantón Pedro Carbo. Foto: cortesía

En el cantón Pedro Carbo se registró otro asesinato casi simultáneamente. La víctima, identificada como Jhonny Javier Moreira Ponce, de 37 años, estaba en una barbería, ubicada en las calles 9 de Octubre y Sucre, cuando llegaron hombres en moto que se acercaron al local y dispararon al hoy occiso.

Recibió un disparo en la cabeza mientras le cortaban el cabello.

Decenas de testigos vieron a los criminales huir y se acercaron al local donde estaba la víctima.

El dueño de la barbería bajó la puerta enrollable para apartar a los curiosos que querían grabar el hecho violento.

La Policía llegó al lugar, cercó el sitió y levantó indicios balísticos para dar con los sicarios.

Informaron que la víctima tenía antecedentes y se movilizaba en una camioneta sin placas.(I)