El candidato presidencial Yaku Pérez Guartambel dijo que solicitarán la apertura de urnas para un conteo voto a voto en siete provincias del país. “El fraude se está consumando desde ayer”, dijo desde los exteriores del Consejo Nacional Electoral en Quito, esta mañana.

Junto a dirigentes del Movimiento Pachakutik ingresaron al CNE para pedir un reconteo en las provincias de Pichincha, Guayas, Manabí, Los Ríos, Esmeraldas, El Oro y Bolívar. Solicitarán el conteo voto a voto dijo el candidato presidencial.

También dijo que en la Fiscalía del Guayas, Bruno Segovia, Ricardo Vanegas y Patricia Sánchez y otro grupo de asambleístas ingresarán una denuncia penal por delito de fraude electoral en contra del CNE.

Además, presentarán una denuncia ante el secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA) afirmando que a los delegados de la OEA no se les hizo caso en el CNE del Guayas. Esta denuncia la trasladarán a la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) y Naciones Unidas dijo Pérez.

Según Yaku Pérez, los cálculos realizados por sus asesores técnicos afirman que el fraude es de más de 10 puntos en la votación nacional y no con las décimas que indica actualmente una ventaja el candidato Lasso. Pérez dijo que ayer intentaron que se abra la funda de las actas presidenciales P1 y no se aceptó, incluso con la presencia de los delegados de la OEA.

Según datos del CNE, con el 99,89 % de actas procesadas Andrés Arauz se encuentra en el primer lugar con el 32,62 % de los votos a nivel nacional. En segundo lugar, se encuentra el candidato Guillermo Lasso con el 19,69 % y en tercer lugar Yaku Pérez con el 19,47 % de los votos.

Finalmente, pidió que al salir del CNE, los simpatizantes emprendan una marcha junto a él hacia la Contraloría General del Estado para pedir que “se haga una auditoría técnico forense electoral de las mesas y del paquete electoral por las anomalías y gravísimas irregularidades cometidas en este proceso electoral”. También, pidió a los ecuatorianos seguir en una vigilia pacífica y no caer en la provocación para evitar la violencia. (I)