El empresario Xavier Jordán concretó la advertencia que hizo el 20 de diciembre a la fiscal Diana Salazar de demandarla por difamación, luego que ella dijo en una entrevista en la cadena CNN que Jordán estaría involucrado en el asesinato del excandidato presidencial Fernando Villavicencio.

La noche del martes 2 de enero, a través de su cuenta en la red social X, Jordán anunció que procedió con una acción civil por difamación contra la fiscal general de Ecuador. En su mensaje adjuntó imágenes de los documentos de la demanda presentada en los tribunales de Estados Unidos, por su abogado Richard J. Diaz.

“La verdad merece ser escuchada, incluso cuando enfrentamos gigantes de humo. Estamos comprometidos con la búsqueda incansable de justicia de verdad !! (en Ecuador la Justicia es solo persecución de la política) y la defensa de nuestra integridad. Este es un paso necesario hacia la verdad y la equidad”, escribió el empresario, quien reside en Miami, Florida.

Publicidad

Según se lee en los documentos, la acción civil por daños y perjuicios contra Salazar asciende a más de $ 50.000, sin incluir intereses y costos por el cargo de difamación.

El demandante argumentó que las declaraciones que hizo la fiscal en CNN, el 20 de diciembre, son “difamatorias”, ya que acusó “falsamente” al empresario de tener relación con el crimen de Villavicencio -el cual ocurrió el 9 de agosto, en Quito, a manos de sicarios-.

Que las aseveraciones de Diana Salazar en el medio de comunicación han “causando daños reales” y fueron publicadas con “malicia”, afectando a la reputación de Jordán, puesto que lo acusa de una conducta criminal.

Publicidad

Por ello, el demandante busca una compensación y pide que la fiscal general sea sometida a un juicio por jurado.

A finales de diciembre pasado, tras la entrevista televisiva de la autoridad, el abogado de Jordán informó que se demandará a Diana Salazar por difamación y señaló que la fiscal general, según el Estatuto de Florida, tenía cinco días para retractarse de sus expresiones.

Publicidad

Al respecto, la máxima autoridad del Ministerio Público respondió que se trata de “nuevos intentos de amedrentamiento que no sorprenden”.

“Es oportuno recordarles a los procesados, prófugos y demás interesados en el caso Metástasis que Fiscalía sustenta sus procesos de manera técnica y no detendrá su trabajo por amenazas de ningún tipo”, reaccionó Salazar. (I)



Publicidad