Con 46 firmas, este 4 de octubre, la bancada de Unión por la Esperanza oficializó el pedido de juicio político en contra del procurador del Estado, Íñigo Salvador, por incumplimiento de funciones.

El legislador Ferdinan Álvarez fue el encargado de presentar el pedido de interpelación señalando supuesto incumplimiento en la defensa en los procesos arbitrales de las compañías petroleras Perenco y Chevron-Texaco.

Además, este grupo de legisladores responsabiliza a Íñigo Salvador de presionar al Comité de Selección del Concurso de Méritos y Oposición para la selección del defensor público, recomendando a Juan Pablo Morales Viteri, mediante una carta dirigida a la Comisión Ciudadana de Selección.

Según Álvarez, el procurador del Estado actuó de manera negligente, no solo que no defendió, sino que aupó para que la imagen del Estado ecuatoriano en el proceso y sus relaciones con las empresas quede debilitada, exigiendo el pago inmediato de $ 374 millones a favor de Perenco. Que el abogado del Estado ha realizado varias declaraciones públicas a favor del pago de Perenco un año antes de que se resuelva la anulación del laudo.

Este sector político también considera que el procurador emitió un análisis defendiendo la tesis inconstitucional de que el tratado con el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a inversiones (Ciadi) no necesita ratificación de la Asamblea nacional, contraponiéndose a lo previsto en el art. 422 de la Constitución. (I)