Hasta este viernes, en la Universidad de las Fuerzas Armadas (ESPE) se realiza el Ejercicio Nacional de Preparación y Respuesta ante el Fenómeno de El Niño, en el que participan varias instituciones del Ejecutivo, de defensa civil y de las Fuerzas Armadas.

La inauguración de este ejercicio se realizó este miércoles en las instalaciones de la ESPE, en Sangolquí, del cantón Rumiñahui, al que acudieron el presidente de la República, Guillermo Lasso, y varios ministros de Estado.

Entre ellos, el ministro de Defensa, Luis Lara, que explicó que el objetivo de este procedimiento es evaluar, entre otros aspectos técnicos, los planes de contingencia de las instituciones del Estado, así como las «carencias» y el flujo de información para dar una respuesta efectiva ante la llegada de este fenómeno natural.

Publicidad

«Estar listos para prevenir daños» sería el propósito, según Lara, utilizando «datos reales y absoluta transparencia».

El diagnóstico en las Fuerzas Armadas es que El Niño tenga sus primeros impactos naturales en noviembre del 2023 y se extiendan hasta marzo del 2024, y podrían provocar una afectación al 50 % de la población del Ecuador, según lo mencionó el coronel del Ejército Petronio Segarra, director general del Ejercicio Nacional.

El jefe del Gobierno, Guillermo Lasso, resaltó esta actividad que permitirá trabajar en la reducción de riesgos cuando se haga presente el fenómeno, que podría caracterizarse por calor o lluvias.

Publicidad

Según dijo, las estimaciones señalan que El Niño tendrá efectos en el Producto Interno Bruto (PIB), «incluso cuando haya pasado», por lo que es necesario tomar acciones preventivas.

Entre ellas, mantener la red vial, la conectividad física y de comunicaciones, y que instituciones como la Policía Nacional, Fuerzas Armadas y Bomberos estén preparadas logísticamente para ser las primeras en dar respuesta a la población.

Publicidad

Este Ejercicio Nacional se desarrolla desde este miércoles y seguirá el jueves y viernes, y cada día se simulará una alerta. Por ejemplo, este miércoles se simulaba la alerta amarilla; el jueves será la alerta naranja; y, el viernes, la alerta roja. (I)