El asesinato de trece trabajadores de medios de comunicación de Ecuador se visibilizará el jueves 2 y viernes 3 de noviembre del 2023 con la conmemoración a nivel global del Día de la Impunidad contra los Periodistas.

Casos como los de Fausto Valdiviezo, en el 2013, y del equipo periodístico del diario El Comercio, en el 2018, permanecen en la impunidad, y sus familiares aguardan que se haga justicia. También un periodista sigue desaparecido desde agosto de 2022 y solo fue hallado su automóvil en el fondo de un barranco.

Estos delitos sin resolver son parte del informe de la Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios (Fundamedios) que a su vez recoge anualmente la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Publicidad

El aniversario de esta fecha, declarada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en diciembre del 2013, es una oportunidad para visibilizar la atmósfera de miedo y terror en la que muchos comunicadores se ven obligados a trabajar. La conmemoración se hará con varios actos en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington.

Ochenta y seis periodistas y trabajadores de los medios de comunicación fueron asesinados en todo el mundo en el 2022, uno cada cuatro días, según datos del Observatorio de la Unesco de Periodistas Asesinados difundidos el pasado mes de enero.

En Ecuador, a pesar que en lo que va de este año no se registran víctimas, se perpetraron en los últimos 18 años trece delitos, desde abril de 2005 hasta noviembre de 2022.

Publicidad

De acuerdo a Fundamedios, la mayor parte de los crímenes en el país ocurrieron en la década del 2010. El primer caso data del 2005 y el periodista asesinado es de nacionalidad chilena.

Línea de tiempo

En abril del 2005, Julio García

Un fotoperiodista chileno que vivía en Quito, fue asfixiado por varias bombas lacrimógenas lanzadas por las fuerzas del orden durante las protestas en contra del gobierno del expresidente Lucio Gutiérrez. Los presuntos responsables no fueron sancionados.

Publicidad

En marzo del 2010, Jorge Santana Carbonell

El director del Semanario Tribuna y presentador de noticias en el canal local CQ15 del cantón Pasaje (El Oro) murió tras permanecer siete días en coma, luego de un suceso de tránsito aún no esclarecido.

En julio del 2012, Byron Baldeón

Baldeón, periodista del diario Extra Byron, fue asesinado cerca de su domicilio, en El Triunfo (Guayas). En declaraciones para el canal Teleamazonas, testigos aseguraron que el comunicador social fue interceptado cuando llegaba a su hogar por dos individuos no identificados que se movilizaban en una motocicleta.

En septiembre del 2012, Luis Arnoldo Ruiz

La Policía Nacional halló el cuerpo de Luis Arnoldo Ruiz, asesinado con una bala en la cabeza. Trabajaba como corresponsal del Extra y Expreso en Playas (Guayas).

En abril del 2013, Fausto Valdiviezo

Sacudió a Guayaquil el asesinato del periodista en TC Fausto Valdiviezo. Fue atacado cuando salía de visitar a su mamá. Testigos dijeron a la prensa que el periodista habría sido atacado por tres sujetos encapuchados quienes le habrían propinado tres disparos, de los cuales dos de ellos habrían impactado en su pecho y en un costado de su cuerpo. Familiares de periodistas denunciarían años posteriores que habrían sido víctimas de amenazas.

Publicidad

Plantón por Fausto Valdiviezo en el 2015, realizado en la plaza San Francisco, en el centro de Guayaquil.

En marzo del 2018, equipo de diario El Comercio

Un equipo periodístico de El Comercio, conformado por Javier Ortega (periodista), Paúl Rivas (fotógrafo) y Efraín Segarra (conductor), fue secuestrado por miembros del grupo armado colombiano Frente Oliver Sinisterra cuando realizaban una cobertura de la situación de violencia que se vive en San Lorenzo y la zona fronteriza entre Ecuador y Colombia. La muerte de los tres se confirmó en abril y los cuerpos fueron hallados en el vecino país.

Los familiares aguardan con indignación que se haga justicia, reclaman que el presidente Guillermo Lasso cumpla su palabra, liberando los documentos que están bajo reserva, y exigen que el Estado implemente las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Platón en Guayaquil por el equipo periodístico de diario El Comercio, cuando llevaba diez días secuestrado por disidentes de las FARC.

En febrero del 2022, femicidio de Johanna Guayguacundo

La periodista fue encontrada sin vida el 2 febrero en la parroquia de Calderón, en el norte de Quito. Las investigaciones revelan que el cadáver de la mujer fue encontrado con signos de asfixia por estrangulación y lesiones en el cuello. El presunto autor del crimen fue su expareja.

En julio del 2022, Mike Cabrera

En la ciudad de Portoviejo (Manabí), Mike salió junto a su esposa a encontrarse con unos amigos, en la Av. Manabí y junto a sus cercanos, fue sorprendido por sicarios quienes lo asesinaron a quemarropa. La hipótesis que maneja la familia es que su homicidio está ligado a su trabajo periodístico.

En agosto del 2022, Gerardo Delgado

Es el único crimen que ya tiene sentenciados. El periodista, del medio digital Ola Manta Tv, fue asesinado con varios disparos, en el sector de La Paola, en la vía Manta-Montecristi, mientras se dirigía a realizar una cobertura en el sitio. Su caso tuvo repercusión internacional pues era precandidato a concejal de Manta por el movimiento Revolución Ciudadana.

Desaparecido en agosto del 2022

Sigue desaparecido Fernando León. director del semanario El Pueblo, de Gualaceo. El comunicador realizaba una cobertura fotográfica del mal estado de la vía que conecta las provincias ecuatorianas de Azuay y Morona Santiago. Según reportes del ECU-911, el vehículo del periodista fue encontrado en un barranco en la localidad de Ingamullo, en la vía Milagro-Gualaceo-Limontes —en el Río San Francisco—, no así su cuerpo.

En noviembre del 2022, César Henry Vivanco

El comunicador fue asesinado a sus 27 años de edad. Familiares lo encontraron con signos de haber sido torturado: las manos atadas, una almohada en la cabeza y un corte en el cuello. El hecho ocurrió en Huaquillas (El Oro). (I)