Diez minutos tendrán cada una de las trece personas que se registraron para exponer sus amicus curiae (alegatos de un tercero interesado) en la audiencia en la que se resolverá el pedido de habeas corpus efectuado por el exvicepresidente Jorge Glas y la dirigente de Revolución Ciudadana Nicole Malavé que busca que el primero cumpla en libertad las sentencias que pesan sobre él por casos de corrupción.

Glas está sentenciado a seis y ocho años de prisión por asociación ilícita en el caso Odebrecht y por cohecho en el caso Sobornos 2012-2016, respectivamente.

La diligencia se desarrollará este 14 de junio, de manera presencial, en una de las salas del Complejo Judicial Norte, ubicado en la avenida Amazonas y Villalengua, en Quito, desde las 08:30. El exmandatario participará de manera virtual, según lo solicitó en un escrito dirigido a la jueza Soledad Manosalvas, de la Unidad Judicial Especializada de Garantías Penitenciarias de Pichincha.

Inicialmente, esta se había fijado para el pasado 1 de junio, pero se aplazó porque el abogado defensor de Glas, Carlos Alvear, presentó un certificado médico por estar con COVID-19.

Publicidad

Las trece personas que intervendrán con sus amicus curiae son: Eduardo Franco Loor, Christian Díaz, Arturo José Escala, Rafael Candell, Marco Simbaña, Álvaro Reyes Abarca, Sonia Vera García, María José Saavedra, Johnny Cajamarca, Luis Alfredo Roche, Jimmy Cañarte, Tania Delgado Romo y María Alexandra Benavides Peñafiel.

Además se receptará el testimonio de los médicos Édison Alejandro Barreto Zambrano, Michael Brune, Édgar Vinicio León Segovia, Francisco Aulestia, Rodrigo Fernando Cornejo León y Carlos Alfonso Tobar Echeverría; y José Ignacio Arévalo, director del Centro de Privación de Libertad Cotopaxi n.º 1.

Malavé ya presentó una demanda de habeas corpus a favor de Glas ante el juez de Manglaralto Javier Moscoso, quien se la concedió el pasado 9 de abril.

Pero este fallo fue apelado por el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) y la Procuraduría General del Estado.

Publicidad

Y la Sala de Apelación de la Corte Provincial de Santa Elena declaró el pasado 20 de mayo la nulidad de lo actuado por Moscoso, argumentando que este no tenía competencia para analizar el caso y que no se había notificado a la Procuraduría.

Junto con la decisión de nulidad la Sala de Apelación dispuso que Glas regrese a la cárcel de Latacunga y que el habeas corpus que planteaba sea analizado en esa jurisdicción. Pese a la disposición, el SNAI decidió trasladarlo a la Cárcel 4 de Quito por razones de seguridad.

El expediente de la causa fue enviado hasta la Unidad de Garantías Penitenciarias de Cotopaxi, pero la jueza de Latacunga Ana Gabriela Sánchez indicó que ya no era competente para resolver el habeas corpus, inadmitió la acción al no encontrarse Glas preso en su jurisdicción y remitió toda la causa a la Sala de Sorteos de Quito. (I)