Con las versiones del empresario inmobiliario Roberto Barrera, quien fue detenido y condenado en Estados Unidos por participar en una red de corrupción en Petroecuador entre el 2018 y el 2019, y de su esposa Martha Berrazueta es como arrancaron las primeras diligencias ordenadas por la fiscal general Diana Salazar dentro de la instrucción fiscal por delincuencia organizada en el que son procesados el contralor (s) Pablo Celi, el exsecretario de Presidencia de la República José Agusto Briones y siete personas más.

Barrera es nombrado en el documento con el que la Fiscalía la semana pasada solicitó órdenes de allanamiento y la detención de los ahora procesados. Del empresario se dice que participó en el proceso armado para recibir pagos indebidos por gestionar el pago de planillas para la empresa Nolimit S. A. Las versiones se rindieron vía telemática en presencia de los abogados de los procesados.

Empresario clave en caso Las Torres ya está libre en EE. UU.

En este caso, además de Pablo Celi y José Agusto de la Torre, son también procesados los hermanos de ambos: Esteban Celi y Luis Agusto Briones; Silvia L., Ángelo R., Andrés L., Natalia Cárdenas, exasesora del exgerente de Petroecuador Pablo Flores, y Elsie Cueva. Los siete primeros han recibido prisión preventiva, otra debe presentarse periódicamente y usar grillete electrónico, y a la última no se le definió una medida cautelar, pero sigue siendo procesada.

El empresario Barrera relató en su versión sobre su relación con Raúl de la Torre, sobrino de Pablo Celi, y que conocía la empresa Nolimit, que era una empresa que prestaba servicios petroleros a Petroecuador. Él aseguró que fue detenido, juzgado y sentenciado en Estados Unidos, el 14 de junio de 2019, al ser vinculado a lo que los americanos llaman conspiración, por haber tenido contactos con Raúl de la Torre y conocer a Pablo Flores, exgerente de Petroecuador.

Publicidad

Al ser consultado si conocía a Natalia Cárdenas, una de las procesadas en este caso por delincuencia organizada, Barrera manifestó que no conocía, pero aceptó que conoció el nombre en Estados Unidos cuando fue detenido. Según él, fue Raúl de la Torre quien mencionó ese nombre en Estados Unidos, porque supuestamente ella sería partícipe en un asunto de Nolimit.

Barrera aclaró en su versión que jamás lo detuvieron con una maleta con dinero, que nunca viajó a Estados Unidos con Raúl de la Torre y que tampoco se reunió con funcionarios de Nolimit. Dijo que se enteró de la detención de Raúl de la Torre un día después, cuando él llegó a Estados Unidos junto con su esposa.

También a Barrera se le consultó si conocía que el exgerente de Pablo Flores quería separar de la asesoría a Raúl de la Torre. Él contestó que sí conocía, ya que en una ocasión de la Torre le contó que Flores lo iba a separar de la asesoría. Además le había comentado que hizo una llamada telefónica a alguien de la Presidencia y que llamaron a Pablo Flores desde esa instancia para que no lo haga y lo mantuvieron en el cargo, hasta que fue detenido.

La Fiscalía durante la formulación de cargos dijo que José Agusto Briones, abusando de su cargo de secretario de la Presidencia de la República, solicitó a Pablo Flores, de Petroecuador, que mantenga en la institución a José Raúl de la Torre, quien era el que exigía la entrega de dádivas a la empresa Nolimit S. A.

Estados Unidos: Petroecuador fue cómplice de la corrupción

Otro punto del que habló Barrera fue que conocía desde hace diez años a Raúl de la Torre porque acudía a la misma iglesia evangélica. También refirió que De la Torre insistía en regalarle un dinero por ser su consejero espiritual por más de ocho años. Ese supuestamente era un regalo personal debido al cariño que De la Torre le tenía

Se le habría planteado que lo mejor era depositar el dinero que se le ofrecía en Estados Unidos, y como él no tenía cuenta en ese país le pidió a un amigo de nombre Roy que si podía depositar en su cuenta ese dinero. Finalmente, el amigo de Barrera habría recibido el deposito de $ 150.000 y ese dinero le fue entregado a él en Ecuador en cheques. (I)