Antes de los operativos del caso Metástasis, el embajador de Estados Unidos en Ecuador, Michael J. Fitzpatrick, pronunció un discurso que causó alarma en el país, porque habló de infiltración de testaferrismo, narcotráfico, corrupción y lavado de dinero en equipos de fútbol, medios de comunicación y el sistema de justicia del país.

El embajador dijo que el nuevo Gobierno puede generar cambios estratégicos, como la verdadera implementación de la extinción de dominio, para incautar bienes provenientes de la corrupción y el crimen organizado.

Publicidad

Para Roberto Andrade, exdirector de la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE), entidad cuyo fin es monitorear el origen y los flujos de los dineros, las palabras del diplomático responden a la realidad de que en el país hay mucho por hacer para combatir con fuerza al lavado de activos y delitos conexos.

El exfuncionario dijo a EL UNIVERSO que pese a las limitaciones, existen avances en el trabajo de la UAFE; por ejemplo, el aumento del número de reportes entregados a Fiscalía.

¿Cómo tomó usted las declaraciones del embajador de Estados Unidos, Michael Fitzpatrick?

Creo que es real, que hay mucho por hacer en el país para estar más fuertes en la lucha contra el lavado de activos. Eso no quiere decir que no se haya avanzado, es decir, estamos a la mitad del camino, hemos avanzado, nos falta por avanzar. Creo que los principales retos, desafíos –incluso el mismo embajador en sus declaraciones completas lo decía–, a mi criterio, se dan en tres niveles: legal (normativa que tenemos que revisar, reformar, actualizar); judicial (jueces y tribunales de Garantías Penales); y operativo o de recursos, tanto tecnológicos como humanos, para estar en igualdad de armas contra las conexiones delictivas, para poder identificar los casos de lavado de activos y la recuperación de bienes.

Publicidad

¿En lo normativo sería la Ley de Extinción de Dominio?

Podemos encontrar un millón de cosas que cambiar, pero que sean urgentes, a mi criterio, son dos: la primera es la Ley de Extinción de Dominio. Hoy, la Ley de Extinción de Dominio de Ecuador tiene un sinsentido que es que exige una sentencia condenatoria ejecutoriada previa, lo cual es inútil, porque la extinción de dominio es un comiso sin condena. El otro tema normativo es una actualización de la Ley de Prevención, Detección, Erradicación de Lavado de Activos. Nuestra ley es de 2016, en general está bien, pero hay algunas cosas que le hacen falta, por ejemplo, toda la información que la UAFE custodia, recopila, almacena y analiza no se la puede compartir a nadie más que no sea la Fiscalía General del Estado o el CIES.

¿Qué hitos destaca de su gestión en la UAFE?

El principal hito fue el aumento en el número de reportes enviados a la Fiscalía. El principal producto de la UAFE es un reporte que la ley le llama Reporte de operaciones o transacciones económicas inusuales e injustificadas (ROII), que se envía a la Fiscalía y que eso le permite abrir una investigación previa y orientar un caso para sancionar los activos. El año anterior (2022) se enviaron 20 reportes en todo el año; el tiempo que yo estuve se enviaron 25. Lo que nosotros intentamos, y la UEFA ya hace unos años intenta hacer, es priorizar los reportes de tal manera que se detecten bienes para incautar, pero también intentar en eso incluir estructuras criminales completas. De esos 25 reportes, hay un par que ya están judicializados, uno de ellos es el de Wilmer Farfán. Y eso (los 25 reportes) en monto estamos hablando de un estimado de lavado de activos de $ 250 millones, son presunciones de lavado.

¿Dentro de esos 25 reportes tal vez uno o varios tienen relación con equipos de fútbol o medios de comunicación?

En ninguno de ellos el principal investigado es un equipo de fútbol ni tampoco un medio de comunicación o alguien de ese mundo, en el 2023. Si nos vamos hace uno, dos o tres años más atrás sí tenemos casos en los cuales se incluye, no necesariamente un equipo, un club de fútbol, pero empresas alrededor del negocio del fútbol, sí; y alrededor del medio de comunicación, sí. Pero como no están judicializados no le puedo mencionar más.

Es decir, por ejemplo, ¿no está el club deportivo, pero sí los auspiciantes y, de igual manera, en un medio de comunicación?

Más que los auspiciantes o los patrocinadores, (los) clientes y proveedores pueden tener relación.

¿Los 25 reportes son casos que se detectaron y se fueron analizando durante este año o que se vinieron trabajando desde años anteriores?

La mayoría se empezó este año. Habrá unos al inicio que empezaron justo antes de mi gestión. Usualmente, la planificación es que desde que se inicia un análisis hasta que se remita a Fiscalía son 20 semanas, que de hecho hay que mejorar esos tiempos.

¿Cuáles son las actividades que más riesgo tienen por las que se puede permear el lavado de activos?

Hay sectores económicos y geográficos donde hay más amenazas y más vulnerabilidades, y eso serán de mayor riesgo. Este año 2023 algo que se hizo también es actualizar la evaluación nacional de riesgo de lavado activos del país. Eso, hasta que yo estuve en funciones, estaba en una fase final de calidad y consistencia previo a su publicación. Donde se mueve más dinero legal, es decir, correcto, formal, también ahí van a intentar los lavadores lavar más dinero, porque va a ser más fácil, porque va a levantar menos sospechas. Entonces, el empresario criminal un poco le sigue los pasos al empresario legal, eso vemos. ¿Por qué lo digo? Porque vemos en minería, minería ilegal es un tema ilegal y el lavado a través de la minería ilegal es grandísimo. Y también se ve en ciertos negocios exportadores con cadenas logísticas consolidadas. Tú ves que hay unas organizaciones delictivas que les interesa controlar la cadena logística, porque es un negocio, pero también dicen “ya que ya la controlo, voy a intentar también simular que esto es lícito a través de las empresas que ya controlo”.

¿Son más vulnerables los negocios medianos o mayores, o son más propensos los pequeños? ¿Qué se ha podido detectar?

Es más común, es más propenso un negocio más pequeño, mediano. El lavado activo se da en tres fases: la primera fase es la colocación del dinero sucio en el sistema financiero; la segunda es la estratificación, cuando comienzan a fingir muchas capas de transacción para intentar perder la pista del dinero; y la tercera es la integración, que es cuando se dice que ya el dinero está prácticamente lavado, ya todo se vuelve a unificar en quien sea que es el beneficiario de ese dinero.

¿Cuáles son los delitos más frecuentes por los que se lava dinero?

El número uno es el narcotráfico, sin duda. El número dos es la corrupción. El número tres es la defraudación tributaria. Ese es (el orden) según la evaluación nacional de riesgos que se hizo; no la que hicimos este año, sino la anterior. Yo pensaría que entre ese top cuatro va aparecer la minería ilegal, yo pensaría que va a ser así. (I)