Esta madrugada falleció Ricardo Rivera, tío del exvicepresidente Jorge Glas, a causa del COVID-19 en Guayaquil, así lo confirmó su abogado Aníbal Quinde.

Rivera fue condenado a seis años de prisión por asociación ilícita en la trama de corrupción de la firma brasileña Odebrecht.

Y se convierte en el segundo condenado en fallecer por COVID-19. El primero fue Édgar Arias, dueño de la empresa Diacelec, quien murió en abril de 2020.

Rivera fue condenado a seis años junto con Glas y otras seis personas por asociación ilícita en el caso Odebrecht.

Publicidad

Por esa trama de corrupción, Arias cumplía una condena de siete años en la cárcel de Ambato. Y en abril de 2020 fue internado en el hospital Docente Ambato por dificultades respiratorias.

En ese entonces, el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) informó que Arias presentó una solicitud de habeas corpus que fue aceptada el 23 de abril de 2020.

Ricardo Rivera, tío del exvicepresidente Jorge Glas y hombre clave del caso Odebrecht, falleció de COVID-19

“En el desarrollo del proceso dieron a conocer los resultados del examen del interno, el cual da positivo COVID-19″, dijo SNAI en aquel entonces.

De los ocho sentenciados por asociación ilícita Odebrecht, Glas es el único que sigue en la cárcel.

Publicidad

Glas tramitaba la unificación de penas para tratar de beneficiarse del recurso penitenciario. Pero, la jueza Diana D’Ambrocio negó la unificación de penas solicitada el pasado 7 de enero durante una audiencia en la Unidad Judicial Especializada de Garantías Penitenciarias de Latacunga.

Los otro cinco son: Ramiro Carrillo, exgerente de transporte de Petroecuador; Carlos Villamarín, exfuncionario de Senagua, y los empresarios Gustavo Massuh, Rubén Terán y Kepler Verduga.

El exgerente Carrillo, sentenciado a seis años de reclusión en calidad de autor directo del delito de asociación ilícita, mantiene arresto domiciliario.

Mandamiento de ejecución en caso Odebrecht hace que la Procuraduría avance en el cobro de la reparación integral ordenada contra Jorge Glas y otros

En este caso, hubo una providencia del 10 de enero último donde el Tribunal explicó que al no haber existido pronunciamiento por parte del Tribunal que emitió el fallo en su contra, respecto a la forma en que debe cumplir la pena impuesta, para garantizar los derechos de quien pertenecería al grupo de atención prioritaria y tiene un estado de salud delicado, se dispuso que se mantenga la medida de arresto domiciliario hasta que el juez de garantías penitenciarias respectivo lo ratifique o disponga lo contrario.

Publicidad

En cuanto a Villamarín, también condenado a seis años, salió con prelibertad en febrero de 2021.

En tanto que los empresarios Massuh, Terán y Verduga ya cumplieron su condena de cárcel. Ellos recibieron una pena modificada de catorce meses por la cooperación eficaz entregada a la Fiscalía.

Ricardo Rivera, mentor y socio de Jorge Glas, quien se le distancia

Hasta el momento ninguno de los ocho sentenciados ha cumplido con el pago de la reparación económica o ha realizado un planteamiento formal para hacerse cargo de esa parte material de la sanción.

La Procuraduría General del Estado, en representación de la víctima, es decir, el Estado ecuatoriano, había iniciado los procesos para que se ejecute en todas sus partes la condena, en especial la parte económica definida en $ 33,4 millones.

Publicidad

De ese total, entre Glas y Rivera deben completar un pago de $ 14,1 millones. Ricardo Rivera fue definido en la sentencia como el enlace con Odebrecht para recibir sobornos a nombre de su sobrino. (I)