Una consigna primará en las marchas de los movimientos sociales y de trabajadores programadas para este 1 de mayo, Día del Trabajo: ‘¡Que se vayan todos!’.

El próximo domingo 1 de mayo se conmemoran 136 años del Día Internacional del Trabajo y los gremios sindicalistas alistan una movilización nacional, que tendrá su principal concentración en Quito. La convocatoria se hizo para las 08:30 en la antigua Caja del Seguro Social.

Este lunes 25 de abril, el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) anunció el llamado a las organizaciones sociales a participar de esta jornada que sería “pacífica” y que estará matizada por los reclamos al gobierno de Guillermo Lasso y a la Asamblea Nacional de no solucionar los problemas económicos de la población y al contrario, entablar “pactos políticos” que dieron paso a otorgar la libertad del exvicepresidente de la República Jorge Glas de la cárcel de Cotopaxi, mediante un habeas corpus y pedir la extradición del expresidente Rafael Correa cuando se le había otorgado el asilo político en Bélgica.

“Ha llegado el momento de alzar la voz y decir que se vayan todos, porque no han resuelto los problemas del pueblo”, exaltó José Villavicencio, presidente de la Unión General de Trabajadores (UGTE).

Publicidad

Este lunes, 25 de abril, el FUT, que agrupa a varios sindicatos, dio una rueda de prensa para convocar a la movilización del domingo.

“Un año de Gobierno en el que no se ha avanzado en nada, sumando factores negativos que afectan la economía del pueblo y hay una crisis económica y social nunca vista”, enfatizó Ángel Sánchez, presidente del FUT.

El dirigente consideró que hay un “gran descontento” en el país por la coyuntura política y económica, que se manifestará en esta protesta.

Rechazó que la Corte Nacional de Justicia (CNJ) haya solicitado la extradición del expresidente de la República Rafael Correa cuando se le había otorgado semanas atrás el asilo político en Bélgica.

Publicidad

Para Sánchez, detrás de esto, hay “protervos intereses de dejar en la impunidad, de hacer tabla rasa con las leyes; perdonar y tratarlo como libre cuando sabemos que es un prófugo de la justicia; es lamentable cómo los jueces y autoridades actúan de manera tardía”.

Indignado, Villavicencio tildó de una “justicia podrida” que otorgó el habeas corpus al exvicepresidente Jorge Glas que salió de la cárcel “sin grillete, pero sí con arete”.

“Un gobierno que no ha resuelto el problema de los trabajadores, de los estudiantes. Una Asamblea Nacional que sigue discutiendo sus problemas y no se tratan las leyes pendientes; se aferran a los cargos, cuando el pueblo exige seguridad. Le decimos al Gobierno que estamos en contra de su política neoliberal, porque no ha resuelto los problemas del país”, enfatizó.

Isabel Vargas, presidenta de la Unión Nacional de Educadores (UNE), demandó del presidente Guillermo Lasso que cumpla con el incremento de los salarios de los docentes que se aprobó en la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI).

Publicidad

De lo contrario, impulsarán su destitución del cargo por no cumplir con la sentencia de la Corte Constitucional (CC) en la que se determinó que se cumplan con los informes técnicos económicos para incrementar las remuneraciones de los maestros. “¡Si no son capaces de gobernar que se vayan todos!”, sentenció Vargas.

El Frente Popular, representada por Nelson Erazo, reprochó también la “crisis que abarca a toda la institucionalidad” y consideró que se requiere un cambio que “signifique deben irse a su casa el Ejecutivo y el Legislativo”. En esa línea, llamó a la “unidad a los trabajadores y al pueblo descontento”.

A esta jornada sindicalista se prevé que se sumen las bases de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie). (I)