El ambiente se volvió tenso en medio de la firma del “acuerdo por la paz” por parte de los representantes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin) y la Federación Ecuatoriana de Indígenas Evangélicos, y ministros del Gobierno, cuando representantes de la Fenocin empezaron a gritarle a Leonidas Iza “vendido” el momento que suscribía el acta y Gary Espinoza, de esa organización, dudó en firmar el documento. Iza, visiblemente contrariado, dijo que si la Fenocin no quería firmar que “deje vacío”.

Esta reacción se dio porque en el acta no constaban temas como la condonación de las deudas y que no se suban los precios de los derivados del petróleo en cinco años, indica Gary Espinoza, principal de la Fenocin. El dirigente afirma que el acta no había sido socializada previamente con ellos y por eso él también se mostró, al principio, reacio a firmar. Sin embargo, que se haya dado ese cruce de palabras entre Iza y las bases de la Fenocin no significa que las organizaciones se hayan dividido, sino que solo hay criterios “divergentes”: “Conaie y Fenocin siguen juntas de la mano”.

El acta de paz que puso fin al paro indígena se firmó en medio de tensiones

Luego de 18 días de paro lograron un acuerdo con el Gobierno. ¿Lo toman como una victoria?

(El acuerdo alcanzado y el levantamiento de las medidas de hecho) era una decisión que debíamos tomar porque realmente fueron 18 días de paralización que estaban afectando mucho a nuestros compañeros campesinos, productores agropecuarios, productores agrícolas, productores de leche que estaban desesperados. Nuestros compañeros de la ruralidad viven del día a día.

Publicidad

El resto del pueblo ecuatoriano, que no son nuestros compañeros, que a lo mejor estaban en contra de nosotros y muchos otros que estaban a favor, también querían un momento de paz en el Ecuador. Nosotros no queríamos llegar a esta medida de hecho, pero el Gobierno la provocó porque no atendió en su debido momento nuestras exigencias. Desde septiembre del año pasado venimos planteando estas exigencias y los ministros del Gobierno nos tenían sentados en varios meses de diálogo y no respondían. Nuestros requerimientos no eran temas de otro mundo sino cosas sencillas que cumplir, pero no hubo y ni ha habido la voluntad política para cumplir.

Usted fue crítico con el acta que firmaron con el Gobierno para deponer el paro. De hecho, en un momento se negó a firmar, pero al final lo hizo. ¿El acuerdo no fue socializado previamente?

Había un acta que a nosotros no nos habían compartido que la habían hecho, no sabíamos que existía esa acta, no nos habían invitado a la reunión para la construcción de esa acta , eso es grave. Sin embargo, por mantener la unidad nosotros planteamos que en esa acta no se había considerado la condonación de las deudas de la banca pública de hasta $ 10.000, que está en una ley aprobada por la Asamblea Nacional y publicada en el registro oficial el 29 de noviembre del año pasado.

‘Conaie puede identificar infiltración correísta que vandalizó las protestas, pero el problema es que su presidente (Leonidas Iza) es muy próximo al correísmo’, dice Yaku Pérez

Nosotros no creíamos que era justo que el presidente (Guillermo Lasso) siga hablando públicamente de que la condonación va solo hasta los $ 3.000 cuando la ley dice $ 10.000 y por eso creíamos que el acta debía ser modificada y que se inserte este tema. Además, también pedíamos que se incluya la flexibilización de los requisitos para los créditos de la banca pública con el crédito al 1%, el crédito al 5 % de $ 20.000 y a diez años plazo, es decir, que haya accesibilidad de estos créditos con el fin de que estos sean democráticos y lleguen a los sectores populares.

Publicidad

También queríamos que se ponga que la agricultura sea declarada a nivel nacional como matriz productiva número uno en Ecuador.

Esos son los planteamientos y divergencias que tuvimos, pero, lamentablemente, en favor de la unidad, de la tranquilidad, de la pacificación del Ecuador, firmamos finalmente el acta.

Desde el público, más específicamente de las bases de la Fenocin que estaban presentes, se llamó “vendido” a Leonidas Iza cuando estaba firmando el acta. ¿Esto demuestra alguna división entre las organizaciones que lideraron el paro?

No, son puntos de vista divergentes. La unidad con la Feine y la Conaie se mantiene a pesar de estas situaciones, de estos puntos de vista que son de forma, aunque también hay cuestiones que son de fondo que deberíamos exigir que el Gobierno cumpla con las propuestas que hemos hecho desde la Fenocin.

Publicidad

¿Cómo darán seguimiento a todo lo firmado en el llamado acuerdo por la paz?

Nosotros aspiramos a que el Gobierno sea serio, que sea sensible a los problemas del campo, que atienda los problemas y necesidades de los campesinos que han sido tratados como la última rueda del coche de este país, y esto no puede seguir. Los campesinos, agricultores somos los que alimentamos al pueblo ecuatoriano.

Además, nosotros vamos a estar pendientes y vigilantes de que el Gobierno cumpla con su ofrecimiento para que los beneficios lleguen a nuestros compañeros y de esa manera reactivar de a poco la economía del campo. Nosotros no estamos en contra de ningún gobierno que atienda a la agricultura.

También se estableció la creación de comisiones y mesas de diálogo para tratar los temas más complejos que ustedes exigen. ¿Ya se conformaron? ¿Quiénes serán sus integrantes?

Publicidad

Después armaremos esas comisiones, pero esperamos que se conformen lo más pronto posible para que las respuestas estén lo más pronto posible también, porque son temas sensibles como el precio de los productos de primera necesidad como enlatados que el Gobierno debe controlar, el asunto de los aceites comestibles cuyos valores están por las nubes. No creemos que debe seguir esta escalada de precios de manera exagerada.

Además, el actual ministro de Agricultura (Bernardo Manzano) no cumple ningún papel en este país en lo que respecta a la agricultura, ya que más bien es un recadero de Álvaro Noboa y el Gobierno debe pensar en la posibilidad de cambiar ese ministro y poner a alguien que realmente sirva al sector agropecuario de este país.

Asambleístas resaltan acuerdos del Gobierno con el movimiento indígena campesino movilizado por 18 días

Por ejemplo, en aceite comestible, de palma, en este momento está en casi cuatro dólares y ¿por qué está a ese precio? Porque más de cien mil hectáreas de palma africana se han muerto con la enfermedad de la pudrición de cogollo y no hay ministro que tenga un plan de contingencia para salvar a los palmicultores de este país y allí la carestía del aceite de palma en este momento.

Gary Espinoza, Leonidas Iza y Eustaquio Tuala fueron los dirigentes que lideraron las protestas por 18 días en Ecuador. Foto: Archivo Foto: AFP

Ustedes habían asegurado que ya estaban cansados, que en estos días de “lucha” ni cambiarse de ropa habían podido, al igual que sus bases movilizadas. Luego de este acuerdo, ¿al menos se tomará un descanso o cuál es la agenda?

Estaré en la capital (Quito) con el fin de coordinar algunas acciones. Luego estaremos, el día sábado (2 de julio), en una reunión en Mocache o Quevedo para coordinar el gran paro nacional de la regional Costa que estaba ya programado. Esperamos que ese paro ya no se dé, ya que esperaremos las respuestas del Gobierno a nuestras peticiones lo más pronto posible, en especial la condonación de la deuda y la flexibilización de los requisitos de los créditos de la banca pública.

En esa reunión varios dirigentes de la Costa evaluaremos la convocatoria de este paro nacional indefinido y analizaremos la posibilidad de reprogramarlo, pero si el presidente no emite el decreto de la condonación de las deudas en la banca pública y la flexibilización de los requisitos, saldremos de nuevo. (I)