Los generales Tannya Gioconda Varela Coronel, actual comandante general, y Pablo Miguel Rodríguez Torres, inspector general de la Policía Nacional, casi duplicaron su patrimonio; y Gonzalo Alaín Luna Villavicencio lo incrementó a más del doble, en los últimos cuatro años.

En 2017, Varela, como directora de la Escuela Superior de la Policía, presentó una declaración jurada a la Contraloría con un patrimonio de $ 227.787,47 y en el 2021 presentó otra declaración con un patrimonio de $ 432.147,85.

En el 2017, Varela poseía $ 20 en una cuenta de ahorros, un automóvil de $ 25.500, menaje y semovientes por $ 13.000, dos terrenos en Santa Elena y Morona Santiago por $ 35.000 y una casa en Guayas por 290.000. Sus activos sumaban $ 363.520.

Conflictos internos y acusaciones de vinculación al narcotráfico debilitan imagen de la Policía Nacional

Tenía un préstamo ordinario con saldo de $ 17.159, un préstamo quirografario con el Isspol con saldo de $ 24.661, un préstamo por cesantía con saldo de $ 17.812 y un préstamo hipotecario de la Cooperativa de la Policía Nacional con saldo de $ 76.099. En total, los pasivos sumaban $ 135.732,53.

Publicidad

En el 2021, Varela tiene $ 16.306 de ahorros, $ 201.422 en inversiones, $ 38.000 entre un vehículo, menaje de casa y semovientes, $ 166.000 en terrenos en Santa Elena, Morona Santiago y Loja, este último con un valor de $ 120.000. Y una casa valorada en $ 490.000. Sus activos suman $ 872.728,16.

En pasivos, la comandante general de la Policía registró once deudas, entre tarjetas de créditos, préstamos quirografarios y otros, que dan un total de $ 440.580,31 en pasivos.

De este monto en pasivos, los valores más altos corresponden a dos préstamos quirografarios al Isspol: uno personal de $ 193.000 con saldo a la fecha de la declaración de $ 189.059 y otro de su cónyuge por $ 170.000 con saldo de $ 165.967,66.

Al pedir hablar con Varela sobre las declaraciones, el teniente coronel Cristhian Rueda, director de Comunicación de la Policía, señaló que la comandante general no hablará sobre el tema hasta que los organismos correspondientes concluyan con las investigaciones.

Publicidad

En tanto, Rodríguez, quien fue uno de los cuatro generales que recibió la baja con un decreto ejecutivo del presidente Guillermo Lasso, presentó a Contraloría una declaración jurada con un patrimonio de $ 231.061,88, en el 2018, como comandante de zona; y una declaración con un patrimonio de $ 458.541,87, en el 2021, como inspector general.

En el 2018, Rodríguez tenía ahorros por $ 467; fondos complementarios por $ 125.000, $ 23.000 entre menaje y vehículos; $ 280.000 entre un terreno, una casa y un departamento. En total, sus activos sumaban $ 428.467,86.

En pasivos, registró un préstamo quirografario y dos hipotecarios. De los dos últimos, el más alto con el Isspol por $ 123.606, con saldo a esa fecha de $ 118.256. En total de pasivos, suma $ 197.405,98.

En 2021, Rodríguez tiene ahorros por $ 4.067; inversiones por $ 50.953; fondos complementarios por $ 194.887; en vehículos, menaje de casa y otros $ 18.000; y en departamentos y casas $ 530.000. Los activos suman $ 797.907,49.

Publicidad

Caso narcogenerales: ‘El embajador de EE. UU. se refiere a los generales que fueron retirados en este año’, expresa Guillermo Lasso

En pasivos, registra deudas por dos préstamos hipotecarios, un quirografario y tarjetas de crédito. Las dos más altas son por un préstamo hipotecario con el Servicio de Cesantía de la Policía por $ 200.000 con un saldo a pagar de $ 194.620; y otro hipotecario con el Isspol de $ 123.606 con un saldo a pagar de $ 107.163. En total, $ 339.365,82 en pasivos.

Rodríguez respondió que el incremento se debe a que lo que se declara en la Contraloría sobre bienes inmuebles es el valor que consta en el avalúo del impuesto predial, que es mucho mayor que el valor de compra. “Otro factor es que eso no es solo mío, mi esposa también trabaja”, agregó.

En cuanto a Luna, en 2017, como coronel, registraba un patrimonio de $ 216.978,80 y, en el 2020, como director nacional de Investigación de la Policía Judicial registró un patrimonio de más del doble de esa cantidad: $ 571.411,75.

En el 2017, Luna registró $ 21.385 en cuentas bancarias; $ 3.153 en inversiones; $ 2.944 en acciones y participaciones; $ 29.488 entre vehículos, equipo de oficina y menaje de casa; $ 207.238, entre dos casas, un departamento y un parqueadero. En total, $ 264.210,09 en activos. En pasivos, cuatro préstamos que suman $ 47.231,29.

Publicidad

En el 2020, los activos de Luna son $ 24.439 en cuentas bancarias; $ 118.513 en inversiones; $ 15.219 entre vehículos, menaje de casa y otros; $ 431.610 en casa, parqueadero, departamento y terreno. Total de activos: $ 589.781,75.

En pasivos, un préstamo quirografario del Isspol con saldo a pagar de $ 18.370.

Luna respondió que todo su patrimonio está justificado y recibió una herencia de su padre. “Penosamente, la gente, en lugar de aplaudir a las personas que declaramos nuestros bienes, aplaude a los que no declaran. El pecado mío ha sido ser transparente”, dijo.

Rodríguez también comentó que el promedio del patrimonio de los generales está entre los $ 300.000 y los $ 500.000, dependiendo de si el cónyuge trabaja o no.

De los 23 generales que son parte del mando policial, 12 tienen un patrimonio mayor a los $ 300.000, ellos son Varela, Rodríguez, Luna, Fernando Carlos Cabrera, Marco Vinicio Villegas, Nelson Ramiro Ortega, Mauro José Vargas, Fausto Patricio Olivo, Edwin Francisco Noguera, Freddy Omar Goyes y Marcelo Fernando Sáenz.

Además, Fausto Lenin Salinas Samaniego, que registra un patrimonio de $ 1‘048.912,15. El resto registra valores inferiores a $ 300.000.

Salinas registra $ 8.501 en cuentas bancarias; $ 13.149 en vehículos, menaje de casa y otros; $ 1′114.490 en siete fincas y una casa. En total, sus activos suman $ 1′136.141,40. En pasivos, suma $ 87.229,25 por cuatro deudas contraídas con tarjetas de crédito, el Isspol y el servicio de cesantía de la Policía.

El oficial respondió que ha solicitado a los organismos de control que se realice los análisis que correspondan para verificar su legalidad, que su patrimonio familiar es de $ 1′048.912,15, que el patrimonio declarado, “ha sido acumulado de manera legal, con ingresos lícitos, y con base en el trabajo de más de tres décadas, tanto en el sector público como en el privado, este último, sobre la base de inversiones personales y otros originados en herencias de familiares inmediatos”.

Espero que las entidades de control ratifiquen la idoneidad de la información en el menor tiempo posible.

Estados Unidos canceló las visas del general Víctor Araus y de su familia, según su abogado

La semana pasada, Varela y la ministra de Gobierno, Alexandra Vela, acudieron a la Contraloría General del Estado a pedir que se investiguen las cuentas y los bienes de los 19 generales que son parte del mando policial y no han sido dados de baja y luego restituidos. Los cuatro generales que están en esta situación también están dispuestos a que se investiguen sus bienes y cuentas.

Todos estos pedidos a propósito de la declaración del embajador de Estados Unidos, Michael Fitzpatrick, afirmando que en Ecuador existen “narcogenerales” y que su país les está retirando la visa. En esa misma semana le retiraron la visa al general dado de baja y restituido, Víctor Araus, que tuvo un patrimonio de $ 6.240 en el 2018 y tiene un patrimonio de $ 52.353 en el 2021.

En sus últimas declaraciones sobre el tema, el presidente Guillermo Lasso señaló que el embajador de Estados Unidos se refiere a los generales que fueron retirados en este año y que el alto mando policial ha tenido una actitud digna al pedir que se investiguen sus cuentas a la Contraloría General del Estado.

En agosto, vía Decreto Ejecutivo 146, Lasso cesó en funciones a los generales Araus, Edgar Fernando Correa Gordillo, Pablo Miguel Rodríguez Torres y Paulo Vinicio Terán Vásconez.

Según las declaraciones patrimoniales presentadas a Contraloría, Correa tiene registrado como patrimonio - $ 79.702,72, es decir, tiene más pasivos que activos; Cabrera tiene $ 530.994 de patrimonio (2020) y Terán tiene $ 134.778,07.

Los cuatro fueron restituidos a sus funciones por sentencia judicial, pero el Gobierno y la Policía están apelando ante la Corte Provincial. (I)