Con resignación y mirando al 2025, Paola Pabón, prefecta de Pichincha y dirigente del movimiento Revolución Ciudadana (RC), reflexionó sobre los resultados de la segunda vuelta del domingo 15 de octubre, que derivaron en la derrota de la candidata presidencial de la RC, Luisa González, y el triunfo de Daniel Noboa como presidente electo.

Pabón, quien además es titular del Consorcio de Gobiernos Autónomos Provinciales del Ecuador (Congope), habló de lo que esperan las prefecturas del nuevo gobierno. Y reiteró las palabras que dio la noche del domingo tras confirmarse los resultados: apertura, diálogo y coordinación.

Publicidad

Desde el Congope, con las prefecturas, ¿cómo se traducirá esa apertura que ofrece?

Primero, la felicitación al presidente Daniel Noboa. Como había señalado el domingo, después de conocer los resultados electorales, los demócratas sabemos escuchar la voz del pueblo y el pueblo ecuatoriano se ha pronunciado. En esa medida, como prefecta de Pichincha, pero principalmente como presidenta del Congope, nuestra apertura y predisposición para lograr ese gran acuerdo nacional que el presidente (Daniel) Noboa mencionó reiteradamente en su campaña electoral. Estamos convencidos de que si le va bien en su gestión, le va bien al Ecuador y les va bien a las provincias. Ayer (lunes) hemos enviado formalmente una misiva felicitando la elección, la decisión del pueblo ecuatoriano, augurándole el mejor de los éxitos y pidiendo que se incorpore al Congope como una de las entidades que sean parte de la transición. Tenemos tres inquietudes que plantearle al presidente Noboa. La primera es la deuda que tiene el Gobierno central con los gobiernos provinciales, que al día de hoy es de $ 421 millones. La segunda preocupación inminente es cómo vamos a enfrentar al fenómeno de El Niño. El tercer tema es el pésimo estado de la red vial estatal nacional, tenemos sectores del país que se encuentran incomunicados.

Lograr consensos con la Asamblea e interactuar con gobiernos locales, dos retos políticos que le esperan a Daniel Noboa

¿Qué piensan aportar en la transición si les dan apertura?

Es importante que el presidente Noboa, de cara al financiamiento de las necesidades imperantes que tiene el pueblo ecuatoriano, pueda contabilizar este faltante, esos $ 421 millones que se nos adeudan, que nosotros sabemos que por las condiciones del país no van a ser inyectados de manera inmediata. Pero queremos conocer cuál es su plan. Y en segundo lugar, tal como lo hemos venido discutiendo, incluso con el Gobierno actual, si es que hay una entrega de recursos nosotros (las prefecturas) no tenemos ninguna dificultad de que eso se ate a la emergencia del fenómeno de El Niño. Nosotros hemos planteado varias salidas al Gobierno nacional actual, de las cuales no hemos tenido respuesta.

Publicidad

¿Cuáles son esos temas pendientes?

Que se genere un nuevo producto de crédito en el BDE (Banco de Desarrollo del Ecuador) para alquiler de maquinarias, que de hecho eso fue bien visto por el presidente de la República (Guillermo Lasso), lastimosamente esto no ha avanzado. Que se entreguen recursos directamente a los gobiernos provinciales para que podamos desconcentrar tanto la compra de materiales que se van a requerir para la emergencia, así como para el alquiler de maquinaria. Y poder llegar a un plan de pagos sobre este monto de la deuda, para que nosotros podamos prever cómo vamos a enfrentar al fenómeno de El Niño (...). En un 80-85 % los planes están listos, lo que no hay es recursos para empezar a efectivizar.

¿Una suerte de condición para esa apertura al diálogo con el presidente electo sería cumplir con los recursos económicos?

Yo retiraría la palabra condicionamiento. Creo que en este momento lo más importante es que el presidente electo tenga una claridad de cuál es la situación del nivel intermedio de gobierno, como son los gobiernos provinciales. Ese es nuestro primer interés. Segundo, que podamos tener de él una respuesta positiva para enfrentar juntos esto (el fenómeno de El Niño). Soy sincera, lo sentimos antes de la elección, tenemos un gobierno saliente que no tiene el más mínimo interés de resolver, en realidad, los problemas que enfrentamos; no vemos predisposición.

Es decir que, al menos hasta el momento, ¿no habría ningún tipo de condicionamientos?

No. No tiene sentido. Nosotros somos demócratas, el pueblo ecuatoriano se pronunció. Para todos es conocido que nosotros (la Revolución Ciudadana) teníamos una esperanza plasmada en nuestra candidata Luisa González, pero uno es demócrata a tiempo completo, no solamente cuando gana un proceso electoral. También cuando se pierde un proceso electoral se tiene que respetar la mayoría de la voz ciudadana y así estamos enfrentando, con absoluta responsabilidad. Nuestra tarea es estar del lado de la gente y eso significa, en estos momentos, aunar esfuerzos con un nuevo gobierno que tiene que enfrentar problemas muy difíciles. También señalar que los gobiernos locales lo venimos haciendo, por el tema de la inseguridad. Y también queremos ver, ahora sí, a un presidente que se ponga al frente de los temas de seguridad.

En el tema de seguridad, ¿por dónde debe iniciar el trabajo con el nuevo gobierno?

Si hay autoridad moral y valentía para enfrentar el crimen organizado, vamos a estar de la mano del presidente de la República todos los gobiernos locales. Para eso se necesita recuperar la fuerza pública; sin fuerza pública que esté de manera objetiva preparada, calificada, con inteligencia, con armamento y, sobre todo, con la voluntad de enfrentar al crimen organizado, es muy difícil que el Estado recupere esos territorios.

Consejo de Seguridad se reunirá la próxima semana por pedido de Daniel Noboa a Guillermo Lasso

En lo político, ¿cómo queda ahora la Revolución Ciudadana y cómo va a enfrentar este año y medio de transición?

Más allá de los resultados electorales que en algunos territorios, sobre todo en (la región) Sierra, son difíciles para nosotros como proyecto político, es evidente, más aún frente al escenario de los distintos partidos políticos, que seguimos siendo la primera fuerza política. Una fuerza política que existe, permanente, que a pesar de los resultados adversos en este balotaje ha crecido en varias provincias. Tenemos, la primera tarea, seguir acompañando a nuestro pueblo, en eso estamos claros. Toda la predisposición con el nuevo gobierno, siempre y cuando no se afecten derechos (...). Más allá de ver los ganadores o los perdedores, hay que mirar la composición del territorio nacional e ir sacando estas lecciones para prepararnos, sin duda, para el 2025. Nosotros seguiremos vigentes.

Rafael Correa: Si Daniel Noboa trabaja para cambiar la desgarradora situación de Ecuador, puede contar con todo nuestro apoyo

¿Es decir que en 2025 van a estar nuevamente peleando la Presidencia?

Vamos a estar, sí.

¿Empezó ya la campaña?

Creo que hay que tomarse un poquito de respiro (risas). Estamos muy agotados de tanta campaña electoral. Pero creo que sobre todo el pueblo ecuatoriano está agotado, porque toda transición es difícil y complicada. Así que en este momento, como autoridades, casi todos los dirigentes de la Revolución Ciudadana como autoridades locales vamos a concentrarnos en lo más importante: trabajar por nuestra gente, lograr que a este gobierno de transición le vaya bien, que cuente con la predisposición de nosotros. Habrá que ver cuál es la postura del Gobierno nacional de cara a la Asamblea Nacional. Nuestra recomendación, y me permito hacerla pública, ojalá el presidente (Daniel Noboa) no caiga en chantajes que después terminen, como ya hemos visto, en reparto de hospitales, en reparto de la función pública. Lo que se requiere es un gobierno que con su visión, con su plan de trabajo pueda llegar a gobernar. Ojalá no caiga presa de las minorías legislativas y que eso vaya en desmedro de políticas públicas acertadas desde el Gobierno nacional. Ojalá el Gobierno también pueda tener una lectura adecuada de cómo se debe llegar a la gobernabilidad desde la Asamblea Nacional. (I)