A dos días de que el gobierno de Guillermo Lasso cumpla un mes de mandato, el movimiento Pachakutik, brazo político de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), negó que exista una alianza con el régimen a cambio de cargos, hizo un llamado a congelar el precio de los combustibles y advirtió que se mantiene vigilante sobre las concesiones mineras y petroleras.

Rafael Lucero, jefe de la bancada legislativa de Pachakutik, señaló que no claudicarán, rechazó que se diga que existen acuerdos o alianzas con el Ejecutivo. “No nos responsabilizamos de los puestos que estén gestionando a título personal algunas personas del movimiento”, dijo Lucero.

En tanto, Marlon Santi, coordinador nacional de Pachakutik, dijo que si alguien de PK pidió espacios políticos, el Consejo Político ha decidido no tener vínculos directos de cogobernanza con el Gobierno nacional. Piden una reunión pública ampliada con asambleístas, los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) y las organizaciones sociales para plantear sus necesidades y requerimientos.

Santi pidió congelar la subida gradual del precio de los combustibles, solicitó a los asambleístas de todas las bancadas una investigación exhaustiva y una auditoría a las concesiones mineras por la corrupción existente, y agregó que no aceptan las concesiones petroleras en territorios indígenas como los bloques 21 y que las bases estarán atentas.

Publicidad

“Estamos anticipando porque la ejecución de los programas traerá graves violaciones a derechos de los hermanos que habitan ahí”, dijo.

El coordinador nacional de Pachakutik aseguró que su “lucha será siempre pacífica” y consensuada con otros sectores del país como trabajadores, estudiantes, campesinos y otros.

Lucero añadió que se mantendrán vigilantes y que si bien señalaron que van a darle el tiempo necesario al Gobierno para que presente sus planes, ven que todavía no ha manifestado nada sobre el alza gradual de los combustibles y sus derivados, que es la causa fundamental para que la pobreza sea más fuerte y la vida se encarezca. El Gobierno tampoco ha dicho qué va a pasar con el tema de la conectividad y la fiscalización en el programa nacional de vacunación, expresó.

“Coherentes con las bases del pueblo y los principios del movimiento, estaremos vigilantes”, dijo Lucero.

Finalmente, el asambleísta de Pachakutik Salvador Quishpe recalcó que este movimiento no tiene ningún acuerdo con el Gobierno y “menos aún cuando le escuchamos insistir en un proceso de privatizaciones bajo el argumento de que están concesionando o apuntan a concesionar CNT, anuncian la venta del Banco Pacífico, venta de eléctricas y otros activos”.

Quishpe dijo que el mismo equipo que manejó las políticas petroleras en los últimos 40 años sigue ahí, y así se dice que se va a combatir la corrupción, cuando este equipo ha defendido a los dueños de negocios de importación de combustibles.

Agregó que no pueden estar de acuerdo con estos anuncios de seguir ratificando la “subordinación al Centro de Arbitraje Internacional Ciadi”, porque ha favorecido a Perenco y le suma $ 374 millones adicionales, pagar a estas empresas que han hecho daño ambiental al país, más de $ 9.000 millones que Ecuador ha tenido que pagar a estas empresas.

“Viene con el argumento que entrar al Ciadi va a abrir las puertas para atraer la inversión extranjera, ahora se pretende volver a ingresar inconsultamente. No somos parte de este Gobierno y vamos a cumplir los compromisos que tenemos con Ecuador (...). Insistimos en consulta popular sobre agua y minería”, concluyó Quishpe. (I)