El movimiento político Pachakutik (PK) recusó al juez del Tribunal Contencioso Electoral (TCE) Ángel Torres en una de las causas relacionadas con las elecciones del 7 de febrero para evitar “repercusiones”, luego del encuentro casual que mantuvo el mencionado juez con el excandidato presidencial Yaku Pérez Guartambel.

El coordinador nacional de PK, Marlon Santi, recusó a Torres en el trámite de un recurso subjetivo contencioso, planteado en contra de una resolución del Consejo Nacional Electoral (CNE), del 15 de marzo pasado, en la que se negó una objeción a la proclamación de los resultados numéricos de la elección de asambleístas en las tres circunscripciones del exterior.

En un primer momento, el juez Torres archivó el recurso porque no lo completó y aclaró en los plazos correspondientes.

Paquetes electorales se distribuirán a Guayas y Santa Elena el 1 y 2 de abril

Entonces, Santi ingresó un escrito de recusación en el que alega que Torres demostró una “antipatía” a su abogado defensor, Byron Torres Azanza, lo cual deja “entrever que en esta causa se está actuando con miramiento”.

Publicidad

Pero, además, señaló Santi: “No queremos que los encuentros de Torres con nuestro candidato presidencial (Yaku Pérez) tengan repercusión alguna en la causa, pues se elimina toda apariencia de imparcialidad y esta causa tampoco será motivo para lavada de manos y muestra de una supuesta ética”.

Por ello, pidió al pleno del organismo jurisdiccional que acepte la recusación; y mientras se resuelve, los plazos para tratar el pedido a la resolución del CNE estarán suspendidos.

Indecisión, a la baja conforme se acerca el día de la votación

En contra de Torres se tramita una acción de queja por la reunión ”casual” que había mantenido con Pérez Guartambel el pasado 3 de marzo, y que la interpuso el abogado Manuel Pérez Pérez.

Como parte de su defensa, Torres recusó al presidente Arturo Cabrera, Joaquín Viteri (sustanciador de la acción de queja), Patricia Guaicha, Fernando Muñoz e Ivonne Coloma, jueza suplente.

A Cabrera lo acusó de tener una “enemistad manifiesta” en su contra y de que —según se enteró— estaba buscando quien presente la denuncia en su contra.

“Con relación al doctor Arturo Cabrera existe una enemistad manifiesta. (...) Tal como escribí en el chat de WhatsApp de los jueces, el 5 de marzo de 2021 a las 16h10, me enteré de que el juez presidente del TCE estaba dedicado a buscar a quien presente la denuncia en mi contra. Si bien hemos mantenido diferencias de opinión dentro del marco del respeto, se han dado expresiones, incluidos mensajes, que denotan carencia de imparcialidad para con este juez”, reclamó en su escrito.

A la jueza Coloma también la acusa de tener “enemistad manifiesta”, y describió: “Es de dominio público al interior de la institución que se ha expresado de manera displicente sobre este juez ante los señores jueces que participaron en la sesión del pleno del 1 1 de marzo. Por lo que la jueza suplente abiertamente ha anticipado que se siente incómoda con mi presencia, lo cual denota su enemistad manifiesta hacia mi persona y se encuentra contagiada del ánimo de que yo sea sancionado, sin conocer la verdad de los hechos”.

El juez Joaquín Viteri, quien sustanciaba la queja, dispuso que los jueces suplentes integren el pleno para resolver el pedido de recusación. (I)