Los dirigentes de los tres movimientos indígenas que encabezan el paro nacional negaron que se haya abierto un diálogo con el gobierno de Guillermo Lasso, después de asistir a una reunión con el presidente de la Asamblea Nacional, Virgilio Saquicela, y varias autoridades de Estado, que se produjo este 25 de junio.

Pasadas las 21:30 de este sábado, 25 de junio, por un mensaje difundido en las redes sociales, los líderes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), del Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos del Ecuador (Feine) y de la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin), aseguraron a sus bases que no se ha concretado ningún diálogo o punto de acuerdo con el régimen para concluir el paro nacional que suma trece días.

“Esta situación que quieren confundir… hemos acompañado, hemos participado a la invitación del presidente de la Asamblea. Luego que ayer que estábamos en la Casa de la Cultura fuimos brutalmente desalojados, luego de unas invitaciones del presidente de la Asamblea Nacional, por respeto hemos llegado a conversar. Pero, en este proceso, jamás se ha topado ningún tema. No se ha topado ningún solo punto, no nos hemos retirado del recinto”, enfatizó Iza en su alocución.

Recalcó que la decisión no la toman los dirigentes, sino las bases del movimiento indígena, que al momento están analizando las acciones emprendidas en estos trece días de movilización nacional.

Publicidad

“Que nada les confunda, nos mantenemos en la lucha, la reunión (entre dirigentes y las bases) definirá las estrategias para la lucha. Pedimos a Virgilio Saquicela, presidente de la Asamblea, cuando hay una voluntad haga respetar. Ha provocado confusión en las bases, la decisión desde las bases se sostendrá y se harán conocer las decisiones que tomemos”, increpó el dirigente de Cotopaxi.

De su lado, Eustaquio Tuala, presidente de la Feine, enfatizó que no dialogarán con delegados, sino con el presidente de la República, Guillermo Lasso. “Queremos desmentir que este día no ha habido ningún diálogo. (...) Es con el presidente de la República y con nadie más, asistimos por respeto. No significa que hemos terminado la lucha y mucho menos un condicionamiento que hemos aceptado”, señaló.

Agregó que serán las bases las que tomen las decisiones, que se encaminarían con la intención de conformar una “mesa de respuestas” a la agenda de diez puntos, “ni siquiera el diálogo”.

Sus declaraciones se dieron luego que al mediodía de este sábado, en la Basílica del Voto Nacional en Quito, se produjo un acercamiento entre los dirigentes de las tres organizaciones sociales, como parte de un diálogo al que convocó el asambleísta Virgilio Saquicela, presidente de la legislatura.

Publicidad

Asistieron varias autoridades del Estado, entre ellos, el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez; y al final de dicho encuentro, Saquicela aclaró que por el momento no existen compromisos, pero que se avanzó en la apertura de hacer las consultas correspondientes para la designación de una comisión para el inicio de este diálogo.

Se planteó al sector indígena y al Gobierno nacional que se bajen las tensiones y enfrentamientos, mientras se avanza en este diálogo y se encuentran soluciones.

Saquicela dijo que esperan los resultados de las consultas que realizarán las organizaciones del movimiento indígena y luego se coordinará con la designación de la comisión para instalar una mesa de trabajo “Aspiramos, si es necesario, ser garantes de estos acuerdos”, subrayó.

A propósito de ello, tras este suceso, el movimiento indígena se reunió en horas de la noche y se ratificó que el paro nacional e indefinido no ha concluido y exige que su agenda de diez puntos debe tener respuestas por parte del régimen.

Publicidad

En el día trece del paro nacional, el presidente de la Conaie, Leonidas Iza, aseguró que las medidas de hecho no se han levantado y que las estructuras que se encuentran en la capital desde el 20 de junio pasado no han regresado a sus comunidades y se mantendrán hasta tener respuestas del Ejecutivo.

Los manifestantes retornaron a la Casa de la Cultura Ecuatoriana y a los alrededores del parque El Arbolito, luego que fueron desalojados el viernes en la tarde por la fuerza pública, por violentos enfrentamientos entre manifestantes y la fuerza pública.

QUITO (ECUADOR), 24/06/2022.- Manifestantes se enfrentan hoy con policías antidisturbios, en los alrededores de la Casa de la Cultura en Quito (Ecuador). La Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), principal promotora de las protestas contra el Gobierno por la carestía de la vida, convocó este viernes a una "asamblea popular" en el ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, para escuchar las posturas, peticiones y propuestas de distintos sectores sobre la situación del país. EFE/Santiago Fernández Foto: Santiago Fernández

Varias delegaciones de los pueblos y nacionalidades se mantenían en los alrededores y con protestas pacíficas exigían la salida del presidente de la República. Bailaban, cantaban, otros descansaban en el parque y se alimentaban con la ayuda humanitaria que llegaba en camiones y camionetas.

No obstante, la Policía Nacional mantenía cercos metálicos y de uniformados que custodiaban los edificios de la Asamblea Nacional y de la Contraloría General del Estado. En la avenida 12 de Octubre, uno de los ingresos, no registraba protestas; al contrario, por la 6 de Diciembre se concentraron cientos de personas que permanecen hasta esta hora de la noche, que con cánticos, gritaban ¡Fuera Lasso fuera! en la espera de una decisión del legislativo.

Publicidad

Bajo ese ambiente, pasadas las 18:30 se convocó a una reunión a las bases en el ágora. Llegaron varios dirigentes, entre ellos, Leonidas Iza, quien agradeció y felicitó la fuerza de los manifestantes en sostener el paro.

Les detalló que este sábado se realizaron varias actividades y una de ellas fue esta reunión con Saquicela y otras autoridades a las que no enumeró.

Recordó que en ese momento, la Asamblea Nacional debatía la solicitud de destitución del presidente Guillermo Lasso, mediante la aplicación del artículo 130 de la Constitución.

“Los asambleístas demostrarán si están con el pueblo o no. Es una institución autónoma y queremos ver a los asambleístas cómo van a actuar. Esta lucha tiene absoluta independencia, no pueden venir a confundir que están haciendo el juego a otro partido político”, reclamó.

Añadió: “Los que dicen vamos a botar al Gobierno y nos vamos… Yo he dicho: no. Acaso vamos a poner seis hermanos muertos para que no se haga nada sobre la agenda de los pueblos. Por eso, al que venga (otro presidente de la República) nuestra agenda de diez puntos debe ser respondida”.

Llamó a los cientos de manifestantes a estar atentos de las instrucciones que anuncien sus dirigentes en las siguientes horas, para continuar con las siguientes acciones que ejecutarán este domingo, cuando avanza el catorce día de paro. (I)