Sin mencionar nombres de dirigentes o de organizaciones sociales, el presidente Guillermo Lasso apuntó que su gobierno “no está pintado en la pared” y no hará lo que “ellos quieran, sino lo que le conviene al pueblo ecuatoriano”.

Su expresión se dio a raíz de que en las últimas horas, el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) preparan movilizaciones para exigir la derogatoria de tres decretos ejecutivos que disponen la fijación de los precios de los combustibles por un sistema de bandas.

Movimiento indígena dio como plazo hasta el 10 de agosto al presidente Guillermo Lasso para responder a sus pedidos

“Este Gobierno está dispuesto a hacer todos los esfuerzos para proteger la economía de los más vulnerables. De los más pobres del Ecuador. Pero vamos a hablar claro, nosotros los representamos a ellos, no aquellos que se visten como pobres, pero son mercantilistas, capitalistas. Solo buscan la desestabilización de la democracia con fines simplemente protervos. Pero aquí les decimos claro: no estamos pintados en la pared y no vamos a hacer lo que ellos quieran, sino lo que le conviene al pueblo ecuatoriano”, afirmó Lasso, la noche del 4 de agosto, durante el lanzamiento de la estrategia Ecuador emprendedor, innovador y sostenible 2030.

El miércoles último, el presidente de la Conaie, Leonidas Iza, dio como plazo al primer mandatario hasta el próximo 10 de agosto para que se pronuncie sobre una propuesta que presentarían para que se deroguen tres decretos ejecutivos que liberaron los precios de los combustibles, para que cese la actividad minera y para que el sistema financiero congele por al menos un año el cobro de los créditos.

Publicidad

“Esto no es un problema político, el Gobierno debe garantizar la derogatoria de estos decretos y que nos convoque para resolver el problema de manera integral. Se ha generado una especulación en el mercado”, dijo Iza en una rueda de prensa.

Recalcó en ese espacio que Lasso tiene que “tomar una decisión antes del 11 de agosto, justo cuando se incrementarán los precios de los combustibles. Mientras más se acumula, más satura la crisis. La reacción social va a ser más fuerte”, advirtió el dirigente indígena.

El jefe de Estado, sin referirse a ningún dirigente, respondió a esos pedidos en su discurso.

Según dijo, se impulsará al sector minero y debatirá con “todos aquellos que quieren satanizar la actividad petrolera y minera”.

“Aquellos que dicen representar a los pobres del Ecuador, y ¿qué es lo que quieren? ¿Quieren combustibles más baratos, y para qué? ¿Para que el subsidio vaya a quién? ¿A los ricos, contrabandistas o a los narcotraficantes? No quiero pensar que aquellos que hacen oír su voz ahora de mantener el subsidio a los combustibles pretendan responder al interés de aquellos sectores a los que la sociedad ecuatoriana no tiene que subsidiar”, dijo.

Y en ese sentido, anotó que están trabajando en la focalización del subsidio al transporte público, “porque eso sí afecta a los más pobres, pero el resto, definitivamente que no”.

Publicidad

Leonidas Iza no se ha pronunciado aún sobre estas declaraciones. Pero se informó que en las próximas horas se emitirá un comunicado.

Desde el lado de otras dirigencias indígenas, como la Federación Ecuatoriana de Indígenas Evangélicos (Feine), sí hubo una respuesta.

Su presidente, Eustaquio Toala, recordó que presentaron hace dos meses una propuesta dirigida al presidente Lasso, pero no han tenido ninguna respuesta.

El objetivo, explicó Toala, es que el régimen convoque a una mesa técnica para buscar alternativas.

“Queremos que se aclare qué está pasando, por qué se tiene que seguir subiendo el precio de los combustibles, no hay un mensaje claro. No hay una comunicación certera. Y estamos preocupados porque el 11 de agosto volverán a subir los precios”, anotó Toala.

Aclaró que ellos estarán atentos a las acciones gubernamentales, “no como una amenaza, ni queremos desestabilizar al país. Pero sí tiene el Gobierno que entender que el asunto no es solo con transportistas, sino con los sectores agricultores”.

Toala recalcó que están buscando el “camino pacífico” mediante el diálogo, pero si eso se cierra “¿qué queda? No queda más que la resistencia. No estamos provocando, estamos haciendo propuestas, pero si eso no es válido para el Gobierno, nos tocará buscar algún mecanismo, tampoco nos vamos a quedar de brazos cruzados”.

Organizaciones sindicales anuncian una ‘gran movilización’ para el 11 de agosto a nivel nacional

José Villavicencio, presidente de la Unión General de Trabajadores (UGTE), ratificó que el próximo 11 de agosto llevarán a cabo su manifestación, que se iniciará a las 16:00 a nivel nacional, y exhortó al Gobierno nacional a que atiendan sus pedidos.

“Ratificamos la predisposición de sentarnos a una mesa de diálogo y debatir los temas de seguridad social, empleo, los combustibles, la educación”, afirmó Villavicencio.

Contó la molestia de la organización social porque el 1 de julio pasado pidieron una audiencia con el presidente de la República, y les habían dirigido a una reunión en el Ministerio del Trabajo.

Villavicencio cuestionó a Lasso respecto de qué está haciendo su administración para controlar el narcotráfico y el contrabando. “Ese no puede ser el justificativo para cada mes golpear al pueblo, porque el afectado es el pueblo, porque se siguen incrementando los precios. Dice que nos disfrazamos de pobres, que no se equivoque el presidente Lasso, no puede tener un pueblo sumiso, silencioso”, afirmó.

El próximo martes desde las 09:00, Iza convocó al consejo de gobierno de la Conaie a una reunión presencial en su sede en Quito, para analizar el tema “político, económico nacional (incremento de los combustibles) y la reactivación de Parlamento de los Pueblos”, y también para debatir sobre la relación con el brazo político del movimiento indígena, Pachakutik (PK).

Ahí está previsto que se analice la respuesta del régimen a su pliego de demandas y de ser el caso, la posibilidad de organizar una movilización nacional.

Javier Aguavil, presidente de la Confederación de Nacionalidades de la Costa (Conaice), una de las regionales de la Conaie, se mostró preocupado por las declaraciones recientes.

Aseguró que están dispuestos a trabajar en “beneficio del país”, pero que no quieren “volver a caer” en un hecho similar a las protestas de octubre del 2019.

“Yo lo dije y lo dije severamente, que por la falta de coordinación también murieron nuestros hermanos de las nacionalidades y quienes estaban al frente. Pero, no debemos caer en lo mismo”, expresó Aguavil.

A su criterio, es necesario que primero se trabaje en la propuesta que van a plantear al Gobierno nacional para después darla a conocer. “De esa forma, ir viendo en qué temas se puede avanzar, porque obviamente los temas petroleros, mineros, son puntos álgidos dependiendo de la región del país, que también tendrá sus planteamientos. Iza ha hecho una convocatoria y vamos a presentar una propuesta como Conaice”, opinó el directivo. (I)