La legisladora de la Revolución Ciudadana Mónica Palacios regresó a su curul este martes, 9 de julio, tras cumplir con la suspensión de 60 días sin sueldo que el pasado 6 de mayo le impuso el Consejo de Administración Legislativa (CAL) por presunto acoso laboral a un funcionario legislativo que prestaba sus servicios en el bloque de Acción Democrática Nacional (ADN).

Palacios publicó en sus redes sociales un video en el que anuncia su regreso y es recibida por algunos de sus compañeros, y vuelve a ocupar la curul 46 del Legislativo.

“He vuelto a la @AsambleaEcuador, más fuerte que nunca! Estoy lista para seguir trabajando incansablemente por los migrantes, los agricultores, los pescadores y por el país. ¡Juntos construiremos el futuro que merecemos”, escribió en la publicación.

Publicidad

Este martes, los asambleístas retomaron las sesiones presenciales en el salón plenario Nela Martínez, una vez que se cambiaron los vitrales que fueron afectados por el sismo de magnitud 4,2 que se registró en la ciudad de Quito el pasado 1 de julio.

En tanto, la sanción que recibió Palacios, hace dos meses, fue aprobada con cinco votos a favor y dos en contra. En el documento se concluyó que la asambleísta incurrió en la falta administrativa muy grave dispuesta en el numeral 6 del artículo 171 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa, al haber incurrido en comportamientos que se ajustan a la figura del acoso laboral.

La queja por presunto acoso laboral la presentó el funcionario Emilio Flor Zambrano, quien presta sus servicios en la bancada de Gobierno.

Publicidad

El supuesto acoso habría empezado en diciembre de 2023, en una sesión de la Comisión de Desarrollo Económico en la que Palacios, saltándose el procedimiento, habría retirado el micrófono a la legisladora Esther Cuesta (RC) y comenzado a hablar, por lo que el funcionario legislativo procedió a solicitar el micrófono. Pese a ello, el micrófono no se entregó y luego empezó el acoso laboral en la red social X, en la que la asambleísta afirma que fue “amedrentada por un funcionario que intentó arrancharle el micrófono para silenciarla”.

Palacios presentó ante la administración de la Asamblea una solicitud de inicio de acciones disciplinarias pidiendo una sanción contra el funcionario legislativo, pero la administración del Parlamento no encontró razones para ello y archivó el pedido. Tras el procedimiento aplicado, el CAL resolvió sancionar a la legisladora Palacios, quien luego de cumplir la suspensión, regresó este martes 9 de julio al Parlamento. (I)