Los ministros de Defensa Nacional, Luis Lara, y del Interior, Patricio Carrillo, participan esta noche en la sesión 781 de la Asamblea Nacional para exponer y explicar sobre las actuaciones policiales y militares durante las movilizaciones indígenas que se han extendido durante las dos recientes semanas en diversas localidades del país.

En parte de la exposición, Lara señaló que la violencia extrema que se ha reportado en algunos episodios de las protestas está ligado a grupos delincuenciales y narcotráfico.

En el inicio, él solicitó la autorización para la proyección de una presentación a fin de exponer el papel de las Fuerzas Armadas, en base a la legislación ecuatoriana.

El ministro también defendió que cumplen de manera estricta el pedido del Poder Ejecutivo para proteger a los ecuatorianos y a sus propiedades con protocolos técnicos para precautelar la seguridad de instalaciones estratégicas durante las 24 horas del día.

Publicidad

“Evitando el uso de armamento letal y con absoluto respeto a los derechos humanos y de la naturaleza, en este sentido estamos cumpliendo con nuestro deber...”, dijo y agregó que la democracia del país sigue en peligro por la acción de “los violentos”.

Legisladores denuncian presiones y amenazas para votar por la destitución del presidente de la República, Guillermo Lasso

Los actos de violencia extrema, intentos de tomarse la Asamblea Nacional, ataques a la Fiscalía y a la Contraloría, búsqueda de paralizar y boicotear servicios públicos, además de ataques a instalaciones petroleras y eléctricas consideró que no son “acciones aisladas” sino que son parte de un plan para “subvertir el orden, destruir la paz y romper el estado de derecho”.

Agregó que jamás se intentó “criminalizar” la actuación de quienes usan sus derechos constitucionales para ejercer la protesta social, pero consideró evidente que la extrema violencia y uso de armas y explosivos “rebasa” el derecho de la protesta para convertirse “en un acto criminal”.

“Los derechos de los ecuatorianos están siendo conculcados por grupos cuya violencia extrema demuestra un plan concertado que coinciden con el brutal ataque criminal que viene sufriendo la Nación por el narcotráfico y el crimen organizado”, dijo y aseveró que -según información reservada- detrás de la violencia extrema está el narcotráfico y delincuencia organizada para atacar a la Patria.

Publicidad

Es evidente que las acciones de extrema violencia, uso de armas de fuego, con perdigones, de bombas incendiarias, explosivos rebasa el derecho a la protesta legítima para convertirse en un acto criminal. Lo que es mucho más grave es que tenemos información reservada que detrás de esa violencia extrema está la mano del narcotráfico y delincuencia organizada, empeñados en atacar a nuestra Patria

Luis Lara, ministro de Defensa Nacional

En las dos semanas de movilizaciones, el ministerio de Defensa Nacional contabiliza 99 militares heridos.

Acompañado de la cúpula policial, el ministro del Interior, Patricio Carrillo, fue el primer en exponer las labores policiales en estas dos semanas.

También expuso que previo a las jornadas de movilizaciones se dio directrices a la Comandancia General de la Policía para desplegar el trabajo institucional siguiendo la legislación ecuatoriana y normativas y acuerdos internacionales.

El funcionario detalló que en las manifestaciones no se autorizó que se controlen las protestas con armas de fuego letales y acotó que las acusaciones sobre lesiones de perdigones no corresponden al accionar de la Policía Nacional.

Publicidad

“Nosotros pudimos constatar que no se entregó y no existe en el rastrillo de la Policía este tipo de munición, podemos demostrar que no ha existido ninguna autorización en este sentido”, dijo.

Ministro del Interior, Patricio Carrillo (c), comparece ante la Asamblea de manera virtual. Foto: Cortesía Ministerio del Interior

El ministro informó que se dispuso al área de Asuntos Internos de la Policía para que se investiguen casos difundidos en redes sociales sobre presuntos hechos de abusos de uso de la fuerza para mantener el orden público.

Discursos ‘pobres’ y ‘repetitivos’, en los que se habla hasta de testículos, reflejan la calidad de representación que hay en la Asamblea Nacional

En estas dos semanas de protestas, un total de 212 policías han resultado heridos en manifestaciones, en algunos casos con armas de fuego y explosivos, acotó. Además, el funcionario agregó que 18 pedidos de información de asambleístas respecto al accionar de los uniformados han sido contestados en estos días.

“La Policía no se forma para agredir, no se forma para atacar, se forma para defender, en los contextos de las manifestaciones lo que hace es repeler ni siquiera avanza al siguiente paso que viene la represión y peor como le califican de represión brutal. Más bien las instrucciones se dan para que tutelen y garanticen derechos y libertades de ciudadanos”, explicó y consideró que se debe señalar responsabilidad de organizadores cuando se dan protestas numerosas que pueden pasar a hechos de violencia.

Publicidad

En estas movilizaciones, el funcionario dijo que hubo afectaciones en distintos sitios y servicios públicos como la Unidad de Flagrancia del Consejo de la Judicatura, Fiscalía General del Estado (Quito), cuatro gobernaciones que fueron tomadas por más de 48 horas, además de instalaciones eléctricas, hidrocarburos y unidades policiales. A ello, enumeró problemas derivados de las protestas como el desabastecimiento de insumos y productos básicos, la retención de seis servidores policiales y la colocación de alambres de púas en vías para herir a motorizados.

“La Policía Nacional adoptó los procedimientos en legalidad, defiendo la legalidad, los principios de proporcionalidad, racionalidad y humanidad con los que se actuó en estos momento críticos. Las actuaciones se basaron en las directrices emanadas desde el Ministerio del Interior que determinan el mayor de los respetos de los derechos humanos de todos”, dijo.

Luego de la exposición, varios asambleístas hicieron observaciones y criticaron a las actuaciones policiales y militares. La cita se ha extendido por más de tres horas de manera telemática.

Joel Abad, asambleísta por Cañar, pidió explicaciones acerca de las afirmaciones de Lara sobre el supuesto financiamiento de narcotráfico a episodios de violencia en medio de las movilizaciones. “¿Cuáles son los soportes y pruebas que usted puede dar a la Asamblea Nacional? o ¿dichas afirmaciones ya fueron denunciadas antes la Fiscalía?”, consultó. (I)