Cuatro fallecidos durante las manifestaciones que han dado en el paro nacional es la cifra que maneja el Gobierno Nacional y que dio a conocer el ministro del Interior Patricio Carrillo.

Sobre estas muertes señaló que en Azuay se dio una muerte natural por hipotermia; en Guayllabamba comentó que fue por una precipitación a medianoche cuando se trataba de cruzar una quebrada. En el caso de Puyo se mencionó que se rompió la cadena de custodia y que aparecerán mecanismos que judicialmente tendrán que probarse.

Un fallecido tras enfrentamientos entre manifestantes indígenas y policías, en la zona del parque El Arbolito

Sobre la reciente muerte de un joven en Quito, explicó que los uniformados no usan perdigones. La Conaie había señalado que fue por trauma penetrante de tórax y abdomen por perdigones.

Carrillo había acudido al hospital de la Policía Nacional para ver el estado de 12 uniformados que habían resultado heridos durante las manifestaciones. Añadió que las lesiones que tienen fueron causados por perdigones y esquirlas de metal de manifestantes.

Aseguró también que ningún rastrillo a nivel nacional entregó armas que expulsen perdigones. “Es difícil sacarles (los metales) porque algunos ingresaron a distintas partes del cuerpo, inclusive a arterias. Tienen que hacer tratamientos. Otros están ingresados ya en cirugía”, manifestó e hizo un llamado a las instancias de justicia para que realicen las investigaciones respectivas. (I)