“Nadie ha probado ni ha podido demostrar que la señora Bella Jiménez me ha pedido un cargo, y menos que yo lo haya permitido”, zanjó el ministro de Transporte y Obras Públicas, Marcelo Cabrera, en una comparecencia en la Comisión de Fiscalización del Parlamento nacional.

La mañana de este 31 de agosto, la Comisión se instaló para atender un requerimiento del legislador independiente Bruno Segovia, para que asista el ministro Cabrera, en el contexto de la investigación a la asambleísta y segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Bella Jiménez, por una supuesta gestión de cargos.

El ministro pidió a Segovia que demuestre que el “duro de la CTE lo ha puesto Jiménez”.

Comité de Ética inicia investigación a la asambleísta Bella Jiménez y acumula las dos denuncias presentadas en su contra

“En el caso hipotético, jamás consentido, al director lo nombra el director de la Agencia Nacional de Tránsito, no yo. Y concurriré las veces que sean necesarias a esta Comisión, no tengo nada que ocultar, ni nada que temer”, remarcó Cabrera.

Publicidad

En los portales digitales Periodo de Investigación y la Historia EC se difundieron una serie de videos, audios y chats de WhatsApp, en los que presuntamente Jiménez responde a un mensaje asegurando que “el ministro dio luz verde” para la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE).

Cabrera confirmó en la Comisión que sí se reunió con Jiménez, y que “pueden revisar la bitácora” con la fecha exacta en la que fue la legisladora, y que en ese encuentro se habló sobre la vialidad de la provincia del Guayas.

“Yo no he gestionado favores a favor de nadie y si él (Bruno Segovia) cree que yo he gestionado, que me compruebe. La ley no me permite designar al director de la CTE”, insistió Cabrera.

La autoridad asistió a este llamado en modalidad virtual, y se mostró molesto e indignado. Se cruzaba de brazos después de responder a las preguntas de Segovia, quien le pedía que aclarara sobre declaraciones de que no habría dado paso a pedidos de la Jiménez.

El ministro les exhortó a investigar lo que “estimen pertinente”. “Están en su camino correcto, pero no pongan en mi boca cosas que no he dicho”, afirmó.

Surgen nuevos casos en la Asamblea Nacional sobre compromisos de gestionar cargos públicos

El asambleísta Marco Troya, por ejemplo, opinó que no se puede “satanizar” el que una autoridad vaya a reunirse con un ministro de Estado para transmitirle las preocupaciones. Reconoció que él mantuvo “varias reuniones” para exponer sobre operativos que hacía la CTE en las carreteras y en las que había denuncias de extorsión.

Publicidad

Es así como Cabrera reveló que se ha reunido con más de 50 asambleístas y que están en la bitácora los temas que se trataron y que pueden ser revisados.

En el marco de las investigaciones a Jiménez, el Comité de Ética de la Legislatura resolvió este 30 de agosto unificar las dos denuncias presentadas en su contra por el legislador de la ID Alejandro Jaramillo y Victoria Desintonio de UNES, en las que se la acusa de presuntamente gestionar cargos y cobrar por ello.

Esto está contemplado en los numerales 3 y 4 del artículo 163 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa (LOFL), respecto de la prohibición que tienen los legisladores para gestionar cargos públicos y “percibir dietas u otros ingresos de fondos públicos que no sean los correspondientes a su función de asambleístas; que incluirá la recepción de supuestos derechos, comisiones, cuotas, aportes, contribuciones, rentas, intereses, remuneraciones o gratificaciones no debidas por parte del equipo de trabajo a su cargo”.

Jiménez y sus denunciantes deben presentar sus pruebas de cargo y descargo ante el Comité, en los próximos cinco días. (I)