La noticia de que los indígenas habían abandonado las universidades de la capital para retornar a sus comunidades provocó que cientos de quiteños salieran a las calles, unos para celebrar y otros para rechazar la represión de las protestas.

La primera concentración se dio la misma noche de ayer en la tribuna de los Shyris, lugar donde suelen manifestarse ciudadanos simpatizantes de la derecha. La Policía Nacional envió a ese lugar a varios uniformados subidos en vehículos antimotines, que sirven para reprimir protestas sociales, quienes protagonizaron una especie de desfile.

Los manifestantes los ovacionaron y felicitaron por haber enfrentado las protestas organizadas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie).

La mañana de este sábado también se realizó la marcha “Mujeres por la paz con justicia social”, en el norte de la ciudad, en el redondel de José Martí, ubicado en la intersección de las avenidas América y Mariana de Jesús. Una de sus consignas era “Por la dignidad, la justicia social, contra la masacre estatal”.

Decenas de manifestantes, en su mayoría mujeres, se congregaron para rechazar el anuncio del presidente Guillermo Lasso realizado ayer para reprimir las protestas sociales. En la manifestación participaron mujeres indígenas.