Al iniciarse el proceso de transición entre el actual periodo legislativo con la nueva Asamblea nacional que se instalará el 14 de mayo próximo, los tres asambleístas más votados Pierina Correa (UNES), Wilma Andrade (ID) y Salvador Quishpe (PK) echaron sus primeras cartas sobre su aspiración para llegar a presidir la legislatura por los próximos dos años.

Los 137 elegidos el pasado 7 de febrero tomarán posesión del cargo el próximo 14 de mayo, y en esa sesión inaugural que la presidirán los tres más votados, deberá elegirse a un presidente o una presidenta de la Asamblea y dos vicepresidentes. Para establecer ese procedimiento, este 21 de abril, los tres legisladores acudieron a una reunión convocada por el actual presidente de la Asamblea nacional, César Litardo, para el inicio de la transición.

Nuevos asambleístas anuncian apertura al diálogo con el gobierno de Guillermo Lasso

Mientras Pierina Correa y Salvador Quishpe coincidieron en abrir un diálogo lo más amplio posible sin ideologías, involucrando a los independientes y sin recordar “los problemas de la historia”, Wilma Andrade marcó distancias y anunció que la Izquierda Democrática no apoyará a ningún candidato que provenga de la alianza UNES y más bien buscará acuerdos con la alianza PSC-CREO.

La Izquierda Democrática y Pachakutik tienen adelantadas conversaciones con miras a integrar el bloque Minka por la Justicia y la Libertad, con base en una agenda legislativa y de fiscalización, pero los temas aún están en construcción. Además existen posiciones políticas que no se superan alrededor de las candidaturas para ocupar la Presidencia y vicepresidencias del nuevo Parlamento.

Publicidad

En Pachakutik se designó a Salvador Quishpe y a Guadalupe Llori como sus representantes a captar las principales dignidades de la legislatura; en tanto, que en la Izquierda Democrática existe aún el debate sobre una postulación de Wilma Andrade o el apoyo a Salvador Quishpe, y propondrían Alejandro Jaramillo para una de las vicepresidencias.

Tras la reunión con el presidente de la legislatura y los asambleístas electos Correa y Quishpe, su colega Andrade afirmó que Izquierda Democrática no apoyará una candidatura a la Presidencia de la Asamblea nacional que provenga de la Alianza UNES, y ratificó que es una resolución del partido analizada en varias oportunidades.

“Puedo decirlo de manera frontal que no me prestaré de ninguna forma a constituir una alianza que constituya a su vez una pugna de poderes con el Ejecutivo”, subrayó la representante.

Se mostró a favor de un posible entendimiento con el presidente de la República como colegislador y quien define la política económica y fiscal; por ello, dijo que la ID intensificará los diálogos con el bloque de la alianza Partido Social Cristiano–CREO para poder llevar adelante las propuestas que en este nuevo proceso la lidera el presidente electo, Guillermo Lasso.

PierinaCorrea ratificó que es la candidata a la Presidencia de la Asamblea Nacional por el sector de UNES e hizo un llamado a las demás organizaciones políticas a mantener la coherencia y madurez política, pues ningún bloque tiene la cantidad de legisladores suficientes para tomar decisiones por sí solo.

Es necesario, añadió, ir a acuerdos y consensos basados en ejes programáticos que permitan la elección de autoridades para los siguientes dos años, que garanticen el correcto funcionamiento de la Asamblea Nacional y que permita generar las condiciones de gobernabilidad que requiere el Ejecutivo; este caso, el binomio Guillermo Lasso-Alfredo Borrero, para que puedan ser realidad todos sus ofrecimientos de campaña.

Publicidad

Correa insistió que están conversando con todos los sectores políticos incluidos los independientes, y que lo ideal sería tener un gran frente patriótico en el que todos los asambleístas puedan hablar de tú a tú y con respeto.

En torno a la candidatura de Quishpe a la Presidencia de la Asamblea, Correa dijo que aún no tienen una definición de respaldo a esa candidatura, pero indicó que no están agarrados “como garrapatas” a ninguna función, que va a dialogar para escoger a quien consideren que es mejor en base a acuerdos y ejes programáticos. Aclaró que también hay otros nombres que se han puesto a consideración que incluye su propio nombre.

En tanto que Quishpe ratificó su candidatura a la Presidencia de la Asamblea y también la de Llori para una de las vicepresidencias; y que a partir de ello se abrieron conversaciones con algunos bloques como la ID y algunos independientes. Que es fundamental primero establecer una agenda legislativa de consenso.

Quishpe no descartó que irá en la búsqueda de los votos de la alianza UNES para llegar a presidir la Asamblea por los próximos dos años, y afirmó “no estamos ahí para vivir recordando los problemas de la historia”, esto en alusión a los cuestionamientos de que dialogará con el sector del correísmo, con “aquellos que lo maltrataron”.

Insistió que el pueblo ecuatoriano los mandó a encontrar soluciones a los distintos problemas que golpean al país y para eso necesitan conversar al interior de la Asamblea, con el Ejecutivo y las demás funciones del Estado. Conversar no es una opción sino una obligación, afirmó Quishpe, quien reiteró que conversarán con todos para ver con quiénes logran un entendimiento.

Pero aclaró que lo que sí evitarán es que sea el “puñetazo, el insulto y el cenicerazo” el que resuelva los temas, debe ser el diálogo y encontrar los consensos. (I)