Los movimientos y partidos políticos empiezan a activar a su militancia para lo que serán las elecciones seccionales del 2023, a la vez que empiezan a brotar los primeros rostros de precandidatos para la alcaldía de Quito.

Los últimos meses, la ciudad capitalina convivió con una administración empañada del exalcalde Jorge Yunda, cesado en sus funciones, quien enfrenta investigaciones judiciales por el delito de peculado en las compras de pruebas para detectar el COVID-19. A esta se sumó la investigación a su hijo, Sebastián Yunda, entre otros familiares y excolaboradores municipales, por el delito de asociación ilícita.

Precandidaturas para Guayaquil y Guayas ya se debaten en las organizaciones políticas de cara a las seccionales del 2023

Al alcalde en funciones, Santiago Guarderas, le restan poco más de 17 meses para concluir la gestión, y los políticos se preparan buscando -dicen- mecanismos que garanticen la participación de candidatos honestos y que provengan de elecciones internas.

Yunda como Guarderas corrieron en los comicios del 2019 auspiciados por Unión Ecuatoriana. Ahora, el movimiento lamenta haber enfrentado esta “experiencia nefasta” y trabajarán en buscar candidatos con trayectoria, señaló su presidente nacional, Washington Pesántez.

Publicidad

“Tendremos mayor cuidado en el escogimiento de nuevos candidatos, ojalá no haya otro Yunda. Nos sorprendieron, no podíamos pensar que podía ser un fiasco la administración”, deploró Pesántez, quien dijo que ojalá pudieran tener un “polígrafo o detector de mentiras” para conocer a sus candidatos.

El partido de la Izquierda Democrática (ID) resalta su ‘fuerza’ en Quito y está trabajando en formación y capacitación política para entre febrero y marzo arrancar con la presentación de precandidatos.

Según Guillermo Herrera, presidente de la ID, los escogidos deberán haber cumplido con esta formación denominada ‘Ganar con integridad’ que tiene el apoyo del Instituto Demócrata de los Estados Unidos. Luego harán primarias para evitar las designaciones a “dedo”.

El 18 de diciembre del 2021, el partido naranja de la Izquierda Democrática, realizó su convención nacional para decidir sus posiciones políticas para el 2022. Foto: Cortesía. Foto: El Universo

Herrera contó que se visualizan los primeros precandidatos con Diego Almeida, que es el secretario nacional de la ID, y Andrés Mideros, decano de la Facultad de Economía de la Pontificia Universidad Católica de Quito.

Publicidad

Como parte de esta coyuntura preelectoral, también se constituyen movimientos. Uno de ellos es el del activista Wilson Merino, quien no quiso confirmar si será una opción electoral.

Él impulsa la inscripción del movimiento provincial de Pichincha Imparables y el martes pasado entregó 100.000 firmas al Consejo Nacional Electoral (CNE) para su revisión y posible inscripción.

Consejo Electoral resolvió la extinción definitiva de cinco organizaciones políticas nacionales

Reprochó que son quince años que Quito no ha tenido un alcalde con capital político propio que lo lleve a que la alcaldía opere como un Estado central.

“Falta un año”, dijo, pero está seguro de que “Quito no aguanta más esta clase política; se necesita gente que no diezme, transaccione, que no comisione. Eso se va a lograr teniendo una ciudad 2.0 que regenere la política”, zanjó.

Publicidad

Por otro lado, César Montúfar podría ser la opción del movimiento Concertación. Él fue candidato a esa dignidad en el 2019, al igual que en el 2021 fue candidato presidencial sin alcanzar los votos.

El director nacional de Concertación, Alfredo Carrasco, dijo que Montúfar se perfila como la opción, pero no se la ha discutido. Es más, aún no se le ha consultado si aceptará la postulación.

“César es una opción. Es una persona valiosa. (…) Tomaremos la decisión que corresponda en beneficio de Quito, para restituirle la integridad que se ha venido abajo”, comentó Carrasco.

Por el momento, prefieren “caminar con los pies de plomo”, pues están enfocados en no perder su personería jurídica, luego que el CNE los canceló.

Publicidad

En Centro Democrático (CD) hay resoluciones tomadas, que solo la coyuntura o decisiones personales podrían cambiarlas.

Su director nacional, Enrique Menoscal, afirmó que la opción que presentarán a los electores será la de Juan Ramón García, quien es el subdirector nacional del movimiento.

“En Quito decidimos tener nuestra militancia, y para ello la decisión es ir con candidato propio. Se trata de presentar rostros nuevos políticamente, y (García) puede ser una persona de más edad, pero es un rostro nuevo”, expresó Menoscal.

Detalló también que la directiva nacional ha hecho “una promesa” a las estructuras provinciales, para que sean ellos quienes designen a sus candidatos para estos comicios y posibles alianzas electorales para alcanzar dignatarios, aunque sin perder de vista la línea ideológica.

En la Revolución Ciudadana (RC), que agrupa a los afines del expresidente Rafael Correa, se habla de una posible candidatura de Luisa Maldonado, quien fue la carta a la alcaldía en el 2019.

En una entrevista en radio Platinum, Maldonado lamentó que haya una atomización de candidaturas, lo que hace que la “gente no se sienta representada por nadie, por lo que el tema ideológico debe ir de la mano con una propuesta real de la necesidad de la gente”.

Quien aspira a rescatar su imagen y fuerza es Alianza PAIS (AP), que presentó al Consejo Electoral para su aprobación su nuevo nombre: MOVER.

Alianza PAIS ahora se llama Mover; esperan participar en las elecciones de 2023

Esta reactivación no cierra la posibilidad de formar alianzas electorales o incluso fusionarse con otra organización.

Su presidente, Patricio Barriga, reconoce que AP quedó “golpeada” y hasta sus estructuras provinciales están debilitadas. Aunque su deseo sería tener candidatos propios, pero por el momento no está en discusión.

“Queremos participar con candidatos propios, pero no estamos cerrados, sino abiertos a dialogar con las distintas organizaciones que se ubiquen del centro a la izquierda, que permitan establecer coaliciones, alianzas o fusiones si es de ser el caso, para una propuesta de candidatos”, contó Barriga.

Desde el movimiento oficialista CREO se conoció que la intención es postular a Juan Carlos Holguín. Él ya fue candidato en el 2019 a esa dignidad y actualmente se desempeña como embajador itinerante del Ecuador en temas estratégicos. (I)