Los trabajadores de la fábrica de explosivos Explocen C.A., piden la destitución y censura del ministro de Trabajo, Andrés Isch, por dejarlos en la indefensión frente 228 días de huelga por reclamar la firma del contrato colectivo que tiene relación con la estabilidad laboral.

Freddy Caisa, representante de los trabajadores de la empresa Explocen, acudió al llamado de la Comisión de Fiscalización que procesa el juicio político en contra del Ministro de Trabajo por siete causales dentro de ellas por falta de acciones frente al caso Explocen, que según las acusadoras Marcela Holguín y Marcela Aguiñaga, el funcionario no tuteló a los trabajadores en su derecho a la contratación colectivo y a la huelga.

Presentación de pruebas del juicio político en contra del Ministro de Trabajo

Dentro de la presentación de pruebas, Caisa expuso que los trabajadores de Explocen llevan la huelga desde el 13 de julio de 2020, y que el conflicto laboral de la empresa lleva ya siete años cuando se logró la firma de un contrato colectivo.

Indicó que el Ministro de Trabajo frente a la demanda de los trabajadores ha pretendido anular el reclamo de la firma del contrato colectivo, y afirmó que varios trabajadores no han recibido su sueldo desde hace seis meses y que el empleador deposita un centavo de dólar.

Publicidad

Nosotros venimos a pedir frontalmente la destitución del Ministro de Trabajo, afirmó Caisa, por no ser tutelar de derecho, por el contrario en contubernio con el gerente de Explocen ha permitido que la Policía por más de tres ocasiones ingrese, golpee y se detenga a los trabajadores. Advirtió que la Policía Nacional rompió mallas, lanzó bombas lacrimógenas en la empresa que fabrica explosivos. El dirigente precisó que el conflicto ya no es solo laboral sino humanitario, afirmó.

El dirigente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT)-Pichincha, Edwin Bedoya, acudió ante los legisladores para cuestionar que las acciones del Ministro de Trabajo están enfocadas en exterminar el derecho a la organización sindical y anular los derechos de asociación y a la contratación colectiva.

Relató que en el caso de Explocen se confabula la violación de derechos humanos a través de varias instituciones del Estado como la Policía, Fiscalía, Fuerzas Armadas y el  Ministerio de Trabajo frente a una petición de los trabajadores de que se respete la contratación colectiva.

Indicó que el Ministerio de Gobierno usa recursos públicos para repeler a los trabajadores en una situación laboral. Que a nivel de justicia  se presentó una acción sobre el caso de Explocen, pero que tampoco obtuvieron el resultado.

Ante la Comisión de Fiscalización también acudieron varios trabajadores afectados por empresas hoteleras por la aplicación de la causal de fuerza mayo y caso fortuito, que según sus testimonios fue mal aplicada la Ley interpretativa que hizo la Asamblea Nacional al artículo 169 (6) del Código de Trabajo, pues afirmaron que fueron despedidos sin indeminización, donde el Ministerio de Trabajo no operó para defender sus derechos.

Para la próxima semana está previsto nuevas comparecencias dentro del juicio político que se sigue en contra del ministro de Trabajo, Andrés Isch, donde consta la presencia del ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín y el Defensor del Pueblo.  (I)