PORTOVIEJO

Una medida cautelar interpuesta por Imelda Isabel Dávila Acosta en contra de la convocatoria a la convención nacional de la Izquierda Democrática (ID) fue aceptada por un juez civil de la ciudad de Portoviejo, cantón en donde este sábado, 30 de abril, se tenía prevista su realización.

Este viernes, 29 de abril, Cristian Cedeño Aguilar, juez de la Unidad Judicial Civil de Portoviejo, en el auto resolutivo del pedido de medida cautelar solicitada por Dávila el miércoles 27 de abril, resolvió: “Suspender la realización de cualquier convención nacional del partido Izquierda Democrática, que tenga por objeto impedir la realización de los procesos de renovación de sus directivas provinciales, de manera especial la que está prevista para el día sábado 30 de abril de 2022…”.

Esa misma resolución dispone a la ID y sus personeros o directivos que se abstengan de interferir en los procesos eleccionarios que lleva a cabo su órgano central electoral y cumpla con su estatuto, que le prohíbe la interferencia en los órganos internos y de manera especial el proceso actualmente en marcha.

Publicidad

Una ID dividida se reúne en una Convención Nacional para evaluar a su directiva

Pese a este comunicado de una Unidad Judicial Civil de Portoviejo, Enrique Chávez, uno de los vicepresidentes del partido naranja, indicó que la convención sí se dará en la fecha señalada en el complejo del Colegio de Ingenieros Civiles de Manabí (anexo al antiguo aeropuerto Reales Tamarindos), y que la convocatoria está bien hecha por 17 presidentes provinciales de esta organización política.

De acuerdo con los estatutos, la convención puede ser convocada por el presidente de la ID, por el Consejo Consultivo Nacional o por 14 presidentes provinciales, y esta convocatoria fue hecha por 17 presidentes provinciales, más los representantes de las circunscripciones internacionales.

En esta reunión se preveía evaluar la gestión de Guillermo Herrera al frente de la agrupación política; él ha sido cuestionado por supuestamente tomarse atribuciones que no le competen.

Chávez señaló que el pedido de medida cautelar fue realizado por “una ilustre desconocida (Imelda Dávila) y que no pertenece a la organización”.

“Entonces la convocatoria está bien hecha legalmente, el resto ya es llover sobre mojado, no tienen ellos argumentos, el señor (Guillermo) Herrera (actual presidente de la ID) tiene que aceptar que su mala conducción del partido lo ha llevado a esta situación”, señaló Chávez. (I)