El partido de la Izquierda Democrática (ID) ratificó en un comunicado que los asambleístas Alejandro Jaramillo y Johanna Moreira fueron separados de la bancada legislativa por no mantener actuaciones orgánicas y respetuosas con las decisiones internas.

La misiva se divulgó la mañana de este 23 de abril, en respuesta a otro comunicado publicado en una cuenta de Twitter diferente, también identificada de la ID, en la que el Consejo Ejecutivo Nacional (CEN) pide la restitución de los dos legisladores al bloque.

“Ante un supuesto documento que circula en redes sociales de quien dice ser el vocero del CEN, figura que no existe en el Estatuto del partido, (…) se informa: todas las decisiones y acciones del partido Izquierda Democrática, así como de los órganos internos de disciplina y control, han sido legales y han respetado el debido proceso”, cita el documento.

Se recordó que Jaramillo fue separado por una denuncia presentada en su contra y que fue tramitada por el Consejo de Ética con los respectivos momentos de la defensa. En tanto que sobre Moreira se anotó que “nunca estuvo afiliada” a la ID y que fue solo invitada a participar en las elecciones generales del 2021 y que al no tener un actuar “respetuoso, coherente ni orgánico ha sido separada de la bancada”.

Publicidad

El partido político advierte que se reserva el derecho de acudir a instancias legales para demostrar la ilegalidad del comunicado del CEN que no es la “voz ni la decisión del partido”.

Se exhorta a no “dejarse confundir de quienes intentan desestabilizar la institucionalidad” de la organización política. “Los asambleístas han sido separados porque su actuar no es ni ha sido coherente con los principios de la ID, con las normas estatutarias, ni en el marco de la socialdemocracia”, se argumentó.

La noche del viernes 22 de abril, se divulgó otro documento suscrito por Enrique Chávez, vicepresidente nacional de la ID y vocero de los miembros del CEN en mayoría, en el que se rechaza la decisión arbitraria, ilegal e injusta de separar a Jaramillo y Moreira por parte del presidente Guillermo Herrera.

Se esgrimió que se expulsó a los asambleístas incumpliendo el debido proceso, los estatutos y sin garantizar su derecho a la defensa. “Deja entrever un ánimo de persecución y cero reconciliaciones a la interna”.

Publicidad

Por ello, el CEN expresó su “respaldo absoluto” a los dos legisladores. “Es impensable que desde la dirigencia nacional se hable de unidad mientras se persigue a quienes ejercen su libertad de expresión y pensamiento. La actuación de la dirigencia nacional no coincide con nuestro estatuto y principios ideológicos”, se recoge.

Se exhorta al jefe de bancada, Marlon Cadena, a dejar sin efecto la decisión de Herrera y se reintegre a Jaramillo y Moreira a participar en ese espacio legislativo. (I)