Como mediadora de paz, ministra de Comercio Exterior, promotora de iniciativas ambientales, pero principalmente como embajadora de Ecuador en Estados Unidos, Ivonne Juez Abuchacra Baki ha colaborado con nueve Gobiernos en los últimos 25 años.

Primero fue cónsul de Ecuador en Beirut cuando gobernaba Jaime Roldós (1981) y luego cónsul honoraria de Ecuador en Boston en el régimen de Sixto Durán-Ballén (1992-1996).

En 1995, mientras estudiaba en Harvard, la llamó Durán-Ballén, quien le pidió que intercediera para que el profesor Roger Fisher (experto en negociaciones de ese centro académico) viniera a Ecuador para participar en las conversaciones para alcanzar la paz con Perú, que finalmente se firmó en 1998.

Publicidad

Ella fue asesora de Jamil Mahuad en la campaña presidencial y cuando ganó la designó embajadora en Estados Unidos: fue la primera mujer en ese puesto. Luego fue ratificada por Gustavo Noboa, quien lo sucedió en el cargo tras su derrocamiento en el 2000.

Guillermo Lasso junto a Ivonne Baki en una reunión con inversionistas de Estados Unidos. Foto: EFE

En el 2003 fue ministra de Comercio Exterior en el gobierno de Lucio Gutiérrez, y avanzaron en la negociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, pero cuando el mandatario fue derrocado todo quedó parado. Su sucesor, Alfredo Palacio, tenía como asesor económico y luego ministro a Rafael Correa, y el proceso se suspendió.

En el régimen de Rafael Correa ella colaboró como jefa de la iniciativa Yasuní ITT que buscaba dejar el crudo del Parque Nacional Yasuní bajo tierra. La idea era recaudar $ 3.600 millones de la comunidad internacional a cambio de no explotar el peróleo de esa zona. Algo que finalmente no se consiguió.

Publicidad

Ivonne Baki: Parece ser que quitarles la visa es la única forma para que reaccione la gente

En una entrevista con EL UNIVERSO publicada en el 2022, la diplomática contó cómo se relacionó con el exmandatario Lenín Moreno.

El presidente Lenín Moreno en una visita oficial a Qatar cuando Ivonne Baki era embajadora en ese país. Foto de Archivo

“Terminó el tema del Yasuní y a los dos meses a mi esposo le dio cáncer. Entonces, corté todo y me fui al Líbano. En 2017, con el presidente Moreno, como yo no podía ocupar ningún puesto que no sea en el Medio Oriente, la única embajada en la región era en Qatar, que cubría al Líbano y a los países de la región también... Cuando estaba en Qatar, Moreno me pidió que venga a la Embajada en Washington porque quería cambiar la parte comercial. Yo, la verdad, no tenía idea de que habían ya puesto mi nombre y que a la semana estaba aceptado (por Estados Unidos). Fue el 6 de febrero del 2020. Luego de cinco días le dieron carta de invitación para una visita oficial”.

Publicidad

Ivonne Baki y Pascual del Cioppo fueron ratificados como embajadores de Ecuador ante Estados Unidos y Qatar

En el 2021, Guillermo Lasso la ratificó en el cargo. El nuevo mandatario Daniel Noboa también.

Además, terció en elecciones en Ecuador. Así, en el 2002 fue candidata a la Presidencia de la República por el movimiento META. En ese proceso también se postuló el padre de Daniel Noboa, el empresario Álvaro Noboa, en el que fue su segundo intento para llegar a Carondelet.

Y en el 2006 fue elegida parlamentaria andina. Organismo que llegó a presidir entre el 2007 y el 2009.

En el ámbito diplomático, Baki ha sido destacada por su habilidad negociadora y sus contactos. Se jacta de ser amiga, por ejemplo, de los expresidentes estadounidenses Donald Trump y Bill Clinton, así como senadores y congresistas de todas las tendencias, y estrellas de cine y activistas políticos.

Publicidad

“Yo tengo pocas amistades íntimas: cinco mejores amigos, que tienen altos cargos en la política, y cinco mejores amigas, que, vaya coincidencia, todas son estrellas (de cine)”.

Pero también se la ha criticado diciendo que ha trabajado más por conveniencias personales que por los intereses del país y que ha sustituido a la diplomacia por los nexos personales.

Ella ha respondido así: “Yo nunca estoy por la persona, sino por el país. Muchos me dicen que uno tiene ideología, pero yo no soy ni de izquierda ni de derecha ni de centro. Nunca he sentido que pertenezco a un grupo. Es difícil que (en Ecuador) lo entiendan”, dijo en la entrevista con este Diario.

Baki, de 72 años, ha vivido poco tiempo en Ecuador, principalmente entre Líbano, de donde eran sus padres y esposo, y Estados Unidos, donde tejió sus redes de contactos. (I)