La integración de una Comisión de la Verdad planteada por la bancada correísta, como parte de la agenda para el próximo periodo legislativo, bloquea la posibilidad de concretar un acuerdo político con la alianza Izquierda Democrática-Pachakutik para el control de la Asamblea Nacional.

Los diálogos entre los cuatro sectores que conforman la nueva Asamblea, esto es Unión por la Esperanza que representa al correísmo; Pachakutik-Izquierda Democrática; CREO-Partido Social Cristiano; y los independientes, hasta el 10 de mayo no daban resultados sobre la integración de una mayoría que supere los 70 para para la designación de las principales autoridades de la legislatura.

Pachakuitk-Izquierda Democrática afinan acuerdo legislativo con la bancada correísta

Plan de gobierno de UNES incluye la integración de la Comisión de la Verdad

El sector de la ID formuló reparos sobre el planteamiento hecho por el correísmo sobre la conformación de una Comisión de la Verdad, a criterio de Ecknner Recalde, coordinador de bancada; lo que preocupa es que tiene un trasfondo político que lleva consigo una injerencia en la justicia.

En los diálogos se señala que esa comisión aparentemente revisará los procesos contractuales, pero pueden manipular el estado de los procesos judiciales, lo cual podría ser peligroso y una injerencia en la justicia, señala.

Publicidad

El 18 de agosto de 2020, Andrés Arauz, en el evento de aceptación de la candidatura presidencial por UNES, anunció la conformación de una Comisión de la Verdad para investigar quién ordenó la represión brutal de octubre del 2019; quién ordenó el autoincendio de la Contraloría; quién ordenó esconder a los muertos; quién pactó la impunidad de Odebrecht para encarcelar al exvicepresidente Jorge Glas; cómo se distribuyeron las cortes y quién repartió los hospitales. Todo esto para recuperar las instituciones y que estén al servicio del pueblo, señaló.

La asambleísta electa por UNES, Paola Cabezas, afirma que la integración de la Comisión de la Verdad está dentro del plan legislativo y que a su criterio es necesaria, para que haga una revisión de todo lo que se tenga que investigar para que el Ecuador tenga un baño de la verdad.

Que el sector del Gobierno ha llamado al reencuentro, pero que esa invitación debe significar el fortalecimiento de la democracia y no puede haber democracia sin verdad y justicia, por eso para UNES hablar de una Comisión de la Verdad representa desmitificar muchas cosas.

Una comisión, añadió la asambleísta nacional, con todos los requisitos que establecen la Constitución y los organismos internacionales autónoma, integrada con la participación de delegados y juristas internacionales.

Indicó que es necesario que todos los procesos que riñen con la transparencia sean llevados a esa Comisión de la Verdad; por ejemplo, añadió, en el caso Sobornos, a quienes estaban involucrados en ese caso se los investigó por un delito y terminaron sentenciando al expresidente Rafael Correa, “por influjo psíquico”.

En el caso del exvicepresidente Glas, explicó Cabezas, está preso por la fuerza de las circunstancias, mas no porque haya pruebas, como lo había señalado un periodista de investigación.

Publicidad

Cabezas expresó que si hay vestigios de que la justicia fue utilizada para perseguir y que los jueces fueron presionados para cambiar sentencias y mover los casos al interés del Gobierno, no cree que para el bien de todos que haya una Comisión de la Verdad autónoma, que determine la veracidad de esas sentencias o el intento de destruir vidas a través de esos mecanismos. “Tenemos hoy compañeros rehenes políticos”, afirmó.

La asambleísta de UNES añadió que eso no es entrometerse en la justicia, porque la Comisión de la Verdad será de muy alto nivel. Además, insistió en que en los hechos de octubre del 2019 hay mucha dirigencia indígena y gente que vieron vulnerados sus derechos.

El coordinador de la bancada de Pachakutik, Rafael Lucero, señaló que escucharon el planteamiento de UNES sobre la Comisión, y frente a ello el movimiento que representa dijo que si es un tema que no obstaculiza el normal funcionamiento de la justicia, “ellos estarían de acuerdo; pero si están pensando en obstaculizar la justicia, no estarían de acuerdo”.

Aclaró que esta no tiene que ser para defender a cierto sector político, sino para defender y buscar la verdad en los casos de corrupción, de persecución política y social, y no solamente defender a cierto grupo que podrían ellos estar impulsando.

César Rohón, coordinador de los diálogos del PSC-CREO en la nueva Asamblea, afirmó que siguen los diálogos con todos los sectores políticos debido al fraccionamiento, que la intención es buscar un consenso amplio que supere los 70 votos.

Rohón aclaró que UNES no ha planteado al PSC-CREO la creación de la Comisión de la Verdad, y si quieren investigar los hechos de octubre, hay que recordar que ya se hizo una comisión desde la Asamblea para tratar el caso, incluso dijo que personalmente no firmó ese informe porque las responsabilidades políticas no se establecieron de manera clara y contundente. (I)