El primer mandatario presentó en el seno de la Asamblea Nacional su primer Informe a la Nación, este martes 24 de mayo de 2022, al cumplir su primer año de gobierno.

Guillermo Lasso detalló las principales acciones que ha impulsado en estos doce meses en los distintos sectores y al final de su intervención hizo un llamado a los 137 asambleístas a alcanzar “grandes consensos mayoritarios” para gobernar el país dejando las pugnas políticas de lado.

“Señores asambleístas: Hoy mi mensaje es muy sencillo. De poco sirve rendir tributo a los héroes del ayer si no nos unimos para ayudar a los héroes de hoy. Las disputas entre políticos no merecen ninguna importancia”, apuntó el presidente casi al inicio de su discurso.

Luego, volvió a referirse a los asambleístas antes de finalizar, y admitió que es el primero en reconocer que este año la relación entre Ejecutivo y Legislativo no fue la mejor. Destacó, además, que toda crisis es una oportunidad para entenderse mejor.

Publicidad

“No sería apropiado de mi parte culminar este informe sin referirme a un tema sobre el que mucho se rumoró este año. Durante los últimos meses planeó sobre la opinión pública la idea de aplicar el artículo de nuestra Constitución que faculta al presidente de la República a disolver esta Asamblea Nacional. Y aunque aquella facultad siempre seguirá sobre la mesa, quiero que ustedes escuchen de mi voz mis reflexiones sobre el tema”, apuntó.

El primer mandatario afirmó, sobre este tema, que ha llegado a la conclusión de que “en este punto de la historia, el Ecuador no necesita más elecciones” y lo que necesita es ser gobernado.

“Ser gobernado no se refiere exclusivamente a las tareas del Gobierno nacional, sino al trabajo más profundo que todas las organizaciones políticas debemos hacer para incrementar el bienestar del pueblo”, subrayó.

Lasso reconoció que es probable que algunas organizaciones quieran tener todo el poder para gobernar solas y que quisieran llegar y deshacer todo el trabajo de gobiernos anteriores con reformas y así refundar una vez más el país, pero que, aunque eso ocurra inclusive desde su propio lado del espectro político, “un pueblo no construye su futuro haciendo y deshaciendo lo que cada grupo aplica cuando llega al poder”.

Publicidad

Lasso dijo que “un pueblo solo construye su futuro a través de grandes consensos mayoritarios que hacen estable nuestra convivencia y que amplían oportunidades. Eso es realmente gobernar” y subrayó que “esa tarea exige el compromiso de todos”.

“Todos los aquí presentes sostenemos en nuestras manos un pequeño pedazo del destino del Ecuador. Todos tenemos que hacer hasta lo imposible por juntarlos, por sumarlos, y así construir el país de oportunidades que nuestros ciudadanos esperan”, admitió Lasso,

Reconoció que ese trabajo conjunto es lo que verdaderamente requiere el pueblo y que “no se consigue disolviendo asambleas ni convocando elecciones”.

“Tarde o temprano volveremos a estar aquí, viéndonos a los ojos, con la misma tarea pendiente: construir esos consensos mayoritarios”, manifestó.

Publicidad

El mandatario, al iniciar este segundo año de funciones y a 200 años de la gesta libertadora, agregó: Quiero que esas palabras sean tomadas como una oportunidad para la renovación.

“Quiero que todos aquí sepan que estoy dispuesto a cumplir esa tarea pendiente con todos quienes quieran sumarse. Si estamos aquí, es precisamente para actuar en función de todo aquello que está por encima de nuestras diferencias”.

Instó a cruzar “unidos y en plena democracia” el puente hacia un nuevo Ecuador de oportunidades, que se construyó en sus primeros doce meses al frente del país.

“Reitero aquí lo que dije hace un año: Yo no he venido a saciar el odio de pocos, sino el hambre de muchos.... Ahora, tómenme la palabra. Vamos con fe hacia ese país de oportunidades. Juntos lo hacemos posible. Y que Dios bendiga al Ecuador”, concluyó. (I)