A horas de que se realicen las movilizaciones anunciadas por varias organizaciones sociales a nivel nacional, el presidente Guillermo Lasso declaró que el Gobierno está abierto al diálogo y anunció que, con la fuerza pública, se impedirá el cierre de vías porque es ilegal y se impondrá el orden.

Lasso sostuvo que estarán firmes, respaldando el Estado de derecho, y que cuando quieran dialogar con el Gobierno estarán con las puertas abiertas, dispuestos a hacerlo. El 26 de octubre, el mismo día que se realizarán las movilizaciones, se reunirá con la Izquierda Democrática (ID).

“La democracia es el único camino para lograr prosperidad. La violencia, la arrogancia y la prepotencia de quemar un edificio público, secuestrar y agredir periodistas, no es el camino para lograr prosperidad; ese es el camino de los violentos, anarquistas, que buscan solo la destrucción de todo lo que existe”, dijo Lasso.

Acciones de protesta en contra del alza de los precios de los combustibles empezarán a la medianoche de este lunes

El mandatario también manifestó que este martes, por la tarde, el Ejecutivo enviará el proyecto económico urgente de sostenibilidad fiscal y tributaria a la Asamblea.

“Veo claramente que su propósito no es lograr el bienestar del pueblo, sino mantenerse en la lógica de la violencia”, dijo Lasso, el 25 de octubre, respecto al presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), Leonidas Iza.

El “vocero oficial” del régimen, Carlos Jijón, manifestó que el Gobierno reconoce y respeta el derecho a la protesta dentro de la ley y que ha dado muestras de acceder al diálogo, pero necesita mantener el orden para que la recuperación económica siga adelante.

“El Gobierno considera que la ley es la ley y todos estamos obligados a cumplirla, quien viole la ley debe atenerse a las consecuencias. Hay derecho a protestar, a la oposición legítima, pero no se tiene derecho a violar la ley”, enfatizó Jijón.

Por su parte, la ministra de Gobierno, Alexandra Puga reiteró que se respetará el derecho a la protesta siempre que sea de manera pacífica. Y que la policía no permitirá que se produzcan actos de violencia. (I)