Casi inmediatamente al pedido de desvinculación de los generales de la Policía Geovanny Ponce y Mauro Vargas, hecha la tarde del martes último por el presidente Guillermo Lasso, los oficiales involucrados presentaron una solicitud de baja de las filas institucionales. Ponce ocupaba el cargo de coordinador administrativo-financiero, mientras que Vargas se mantenía como inspector general de la Policía.

Quien confirmó el hecho fue el comandante de la Policía, general Fausto Salinas, en una entrevista con el noticiario de radio La Poderosa, de Quito. “Hay unos audios que han sido publicados por un medio de comunicación, eso sin duda implica algunas reacciones y la primera reacción del presidente (Guillermo Lasso), el cual él ha pedido la disponibilidad de los generales. Nos hemos reunido con ellos, hemos hablado y ellos ya han presentado su solicitud de baja para que sea ejecutada en el menor tiempo posible”.

Guillermo Lasso solicita la desvinculación de dos generales de la Policía Nacional

Los audios filtrados a los que se refiere Salinas tienen que ver con los publicados por el medio digital La Posta, los cuales estarían relacionados con la investigación policial León de Troya, que habla de una supuesta operación narcodelictiva de la mafia albanesa en Ecuador. Los hoy generales Ponce y Vargas, junto con la entonces comandante general Tannya Varela, serían parte de esos audios filtrados en los que se estaría hablando de la posibilidad de archivar la investigación.

Publicidad

Respecto a los audios y su contenido, el presidente Lasso, mediante un comunicado, reiteró que nunca ordenó que se archive investigación alguna y menos reveló a nadie el contenido de una investigación que le hubiese sido comunicada en forma reservada. Aclaró que si esa investigación, en relación con el caso León de Troya, luego fue considerada sin méritos, en esa decisión no tuvo nada que ver el presidente de la República.

El primer mandatario, durante una actividad en Cuenca la mañana de este miércoles, manifestó que pidió la separación de los dos generales, debido a que ambos no habrían actuado de acuerdo a como debían hacerlo. Al ser consultado por la prensa sobre si los dos oficiales iban a ser investigados por las denuncias existentes, Lasso respondió que la Fiscalía es la que debe actuar, ya que ese es el procedimiento que corresponde.

Según el general Salinas, en este caso se ha actuado como se debía y ya los oficiales han presentado la disponibilidad. Con esto, explicó, al presentarse la disponibilidad en el ámbito disciplinario interno policial ya no podría tomarse ninguna acción, pues la máxima pena dentro del ámbito interno es la baja, situación que en este caso “ya no sería necesaria”.

Publicidad

Caso Bernal: ¿quiénes integran el mando institucional de la Policía al que el presidente Lasso pidió poner cargos a disposición?

“Las verdades procesales son las que deben marcar la tendencia, no un hecho aislado, un contexto que se trata de poner. (...) No tiene ningún objetivo en este momento (una investigación interna), porque han presentado su disponibilidad y quedan fuera de la institución. Ya en otro ámbito, si es que existe alguna investigación, luego de un proceso, luego de agotar todas las pruebas de cargo y descargo, habrá una verdad procesal y esa verdad procesal tendrá que respetarse”, agregó Salinas.

El comandante general de la Policía reconoció que la institución que dirige está en la línea de mira de varios estamentos del Estado. A su decir, hay quienes hacen reclamos justos, pero también cree que hay otros quienes buscan atacar a la Policía para debilitarla y que no sea contundente en la lucha contra algunas organizaciones criminales o intereses de poder de algunas personas. “Eso hay que tenerlo muy claro”, indicó. (I)