En el Complejo Judicial Norte, en Quito, se reinstaló la audiencia preparatoria de juicio por presunta delincuencia organizada en la comercialización de pruebas rápidas para detectar coronavirus.

Así lo informó la Fiscalía General del Estado, en su cuenta de Twitter.

Están involucrados el expresidente Abdalá Bucaram, su hijo Jacobo Bucaram, un exagente de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) y cuatro personas más.

La Fiscalía los investiga porque supuestamente habrían planificado y ejecutado actividades delictivas, entre marzo y octubre del 2020, dentro de la comercialización de pruebas para detectar COVID-19 y mascarillas en medio de la emergencia sanitaria.

Horas antes de la reinstalación de la audiencia, el exmandatario escribió en su cuenta de Twitter que fue llevado a una clínica en Guayaquil.

El pasado sábado 12 de junio se suspendió la audiencia, poco después de instalarse, por la ausencia de la defensa de uno de los procesados, el israelí Sheiman Oren, y la no comparecencia de manera física a la sala de audiencias de la fiscal del caso, Lidia Sarabia.

Para esta ocasión se iba a permitir la presencia de Sarabia por vía telemática.

La jueza del caso contra Abdalá Bucaram permite que fiscal participe vía internet

El 8 de junio se instaló la audiencia en su cuarto llamado. Tres veces anteriores la audiencia fue diferida debido a la interposición de recursos de parte de los procesados.

En la diligencia se conocerá si se llama o no a juicio a los procesados. (I)