La Fiscalía sigue tras la pista del manejo irregular en inversiones de más de $ 900 millones que pertenecen al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social de la Policía Nacional (Isspol), y dentro de la investigación previa abierta por un posible peculado ocurrido en la compra de la hacienda Anchamaza, en junio de 2015, llama a rendir versión al exministro del Interior José Serrano y al exjefe de Estado Mayor de la Policía el general (s. p.) Lino Proaño.

El general Proaño deberá entregar su versión este lunes, 17 de enero, en la Fiscalía General, en el norte de Quito, a las 09:00; mientras que el exfuncionario del gobierno de Rafael Correa y exlegislador, pese a que fue convocado inicialmente para este martes, 18 de enero, en un segundo llamado se le define que lo deberá hacer el próximo 1 de febrero, desde las 09:30.

Caso Isspol: Fiscalía acusa de peculado al empresario Jorge Chérrez y siete personas más; solo dos procesados recibieron un dictamen abstentivo

Las versiones de Proaño y Serrano fueron solicitadas por Renato González, actual director general del Isspol. Lo que se buscaría es que ambos exfuncionarios públicos hablen de lo que conocen sobre la existencia de los malos manejos de las inversiones con dineros del Isspol.

Como parte del expediente Isspol, el nombre del exministro Serrano aparecería en varias conversaciones de chats entre Jorge Chérrez, empresario que estuvo a cargo de las empresas a través de las cuales se dieron la mayoría de las inversiones del Isspol que hoy son investigadas, y funcionarios del seguro social policial de la época.

Publicidad

En el caso Peculado-Anchamaza se investigaría el sobreprecio en la adquisición de la hacienda Anchamaza, propiedad ubicada en la zona de Uyumbicho, en el cantón pichinchano de Mejía. Con dineros de la Seguridad Social Policial en el 2015 se habrían pagado $ 14,8 millones por cerca de 26 hectáreas, pero los avalúos actuales señalan que las tierras adquiridas tienen costos menores.

Integrantes de organizaciones de policías en servicio pasivo realizaron un plantón en los exteriores del Complejo Judicial Norte, en Quito, para exigir justicia en el caso Isspol. Foto: Carlos Granja Medranda

La inversión del Isspol tenía como objetivo la construcción de 1.368 viviendas, como parte de un conjunto habitacional, proyecto que hasta el momento no se ha concretado.

Serrano actualmente reside en Estados Unidos y desde ese país deberá conectarse vía telemática para la versión. Su defensa, Juan Carlos Salazar, adelantó que asistirán y colaborarán con la investigación en todo lo que les sea posible, pero aclaró que esperan “que la investigación se la maneje de forma objetiva y seria”.

Respecto a las conversaciones en las que aparecería el nombre de su cliente, Salazar señala que son otros los que lo mencionan y no es que interviene directamente José Serrano.

Publicidad

Dentro de esta trama de corrupción ocurrida en la Seguridad Social de la Policía Nacional, este es el segundo peculado que investiga la Fiscalía. Falsedad de información es uno de los dos delitos que además se procesan en la megacausa Isspol en la provincia del Guayas.

El primer peculado, el cual está en manos de una jueza de Pichincha, según Fiscalía investiga la negociación de $ 216,2 millones en operaciones efectuadas entre el 2017 y 2019 por el pacto de recompra de Bonos Global 2024, entre los directivos del Isspol con la empresa ofertante de bonos Capital Ventura y las empresas Rusticussi y Provensa, suscriptoras de contratos.

José Serrano señala a exministra María Paula Romo como responsable en renegociación de bonos con recursos del Isspol

Esa causa arrancó el 24 de febrero pasado con la formulación de cargos contra cuatro personas y el 9 de septiembre último se vinculó a seis ciudadanos más. Los diez eran sospechosos de participar en el pacto de recompra de Bonos Global 2024 entre directivos del Isspol y la empresa IBcorp Investments, y la operación efectuada con la empresa Capital Ventura.

Pese a esa hipótesis inicial y a once meses de abrirse el proceso penal por peculado, el fiscal de la Unidad de Administración Pública, Martín Navarrete, decidió solo acusar a ocho de los procesados y emitió un abstentivo a favor de dos: el general (s. p.) Enrique Espinosa de los Monteros, exdirector del Isspol, y Luis Domínguez, representante legal y suscriptor de contratos de Rusticussi S. A.

Solo serán acusados por la Fiscalía Jorge Chérrez, como representante de IBcorp Investments; el general (s. p.) David Proaño, exgerente del Isspol; Alfredo Valverde, Santiago Duarte, Robert Luzuriaga y Orlando Nuques, exdirectores de Inversiones, Jurídico, Riesgos y Económico-Financiero del Isspol, respectivamente; y a los directivos de empresas inversoras Carlos Carbo y Luis Álvarez. (I)