Los $ 6.000 que le pidieron a Scarllet Lindao Figueroa por el cargo de asistente legislativo en el despacho de la segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional eran para cubrir una cirugía estética de Bella Jiménez Torres.

Ese fue el testimonio que rindió este 29 de septiembre Scarllet Lindao dentro del proceso de investigación que lleva adelante el Comité de Ética de la Asamblea Nacional en contra de la legisladora Bella Jiménez, acusada por los asambleístas Alejandro Jaramillo (ID) y Victoria Desintonio (UNES) de gestionar cargos públicos y beneficiarse económicamente de ello.

Lindao presentó el 23 de agosto de 2021, ante la Fiscalía General del Estado, una denuncia en contra de la asambleísta Bella Jiménez, en relación con su contratación como asistente en su despacho.

En su testimonio ante los legisladores, Lindao Figueroa contó que el 21 de abril de 2021 fue contactada por Elena Ortega Peralta, cuñada de la asambleísta Bella Jiménez, y le comunicó que la asambleísta estaba buscando personal para su equipo de trabajo, y que el trabajo sería por cuatro años.

Publicidad

Que al día siguiente le comunicó que anteriormente había un señor que aplicó para el mismo puesto y que había entregado la cantidad de $ 6.000 a la asambleísta, pero que se enfermó de COVID y que por obvias razones estaba pidiendo que se le devuelva su dinero. Lindao manifestó a Ortega que no contaba con $ 6.000 en ese momento, pero que podía pedir un anticipo de su liquidación en la empresa donde prestó sus servicios por 16 años.

El 24 de abril, Scarllet Lindao conoció a Bella Jiménez cuando ella fue a su casa a un almuerzo donde también estuvieron su esposo, Alfredo Arbito, su hijo Jorge Peláez, Elena Ortega y su esposo, Steven Jiménez, hermano de la legisladora.

En esa reunión, según la denunciante, Bella Jiménez ratificó que estaba contenta de que integre su equipo de trabajo en la Asamblea Nacional y que trabajaría cuatro años.

El 3 de mayo, Elena Ortega escribió a su WhatsApp: “Negrita, qué pena andarte cobrando, pero es que Bellita tiene hoy la cirugía estética y necesita para faja y pagar la noche de la clínica”.

Publicidad

Al día siguiente, el 4 de mayo, Scarllet entregó el cheque n.º 00197 por $ 2.500 de Laboratorios Diva, donde trabajó, al portador y fue cobrado ese mismo día por Steven Jiménez, según consta en el documento bancario.

La legisladora Jiménez y su cuñada Elena siempre le dijeron que trabajaría en la ciudad de Guayaquil, con un sueldo de $ 1.200, y que todo el tema del dinero lo tratara con su hermano Steven Jiménez, narró Scarllet Lindao, principal testigo que presentó la legisladora Victoria Desintonio (UNES), parte de los denunciantes de la segunda vicepresidenta.

Que desde el 14 de mayo estuvo contratada en la Asamblea Nacional, que entregó sus documentos y que siempre trabajó en la ciudad de Guayaquil, y que estuvo en el Palacio Legislativo el 17, 18 y 19 de mayo por pedido de la asambleísta Jiménez, donde conoció al grupo de trabajo, entre ellos Pablo Luna Fuentes.

Pablo Luna, durante su testimonio ante el Comité de Ética, negó que haya entregado dinero por un cargo público, sino que hubo un préstamo por $ 3.000.

Pablo Luna Fuentes negó haber pagado por un cargo en la Asamblea Nacional, sino que le prestó $ 3.000 al hijo de Bella Jiménez

Lindao indicó en el Comité de Ética que acudió a la Fiscalía del Estado porque quiere que se siente un precedente y que se sancione a los responsables. Que nadie ni la asambleísta Bella Jiménez tuvieron la delicadeza de escribir un mensaje o llamarla para señalar que estaba desvinculada del equipo. Que fue Talento Humano quien envió un correo electrónico el 27 de julio comunicándole su desvinculación. (I)