El coronel Renato González es el actual director del Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (Isspol) y ha sido la cara visible de la institución en la lucha legal que busca reclamar en los tribunales de justicia cerca de $ 950 millones que fueron invertidos de forma irregular por anteriores administraciones.

González habló con Diario EL UNIVERSO sobre la situación actual de los procesos penales abiertos a partir de este megacaso de corrupción que involucra dineros que pertenecían a los afiliados y pensionistas y que de alguna forma ha puesto en complicaciones a las finanzas internas del Isspol.

El coronel en servicio activo asegura que en este caso están enfrentando al crimen organizado y aunque cree que ha existido correspondencia en los hechos analizados de niveles políticos, no está tan seguro de si se llegará a ellos en las investigaciones judiciales.

¿Cómo asume la revocatoria de los dictámenes abstentivos en el caso por peculado relacionado con la trama de corrupción del Isspol?

Publicidad

Con satisfacción, porque era a lo que aspirábamos. Recuérdese que en las primeras semanas de enero fuimos sorprendidos con este dictamen abstentivo a favor de Enrique Espinosa de los Monteros y de Luis Domínguez. Nosotros de manera pública manifestamos nuestro rechazo y en los días posteriores, cuando fuimos notificados de manera oficial, prestamos un pronunciamiento de oposición. Ante ello subió a análisis del fiscal provincial de Pichincha, Alberto Santillán, quien luego de revisar el proceso y nuestro escrito de oposición nos terminó dando la razón y por ello dispuso un dictamen acusatorio.

Como director del Isspol ha tenido una activa participación en medios, en los mismos procesos judiciales. ¿Eso de alguna forma está dando resultados o ha servido para tener resultados como la detención de dos procesados en uno de los casos Isspol en Estados Unidos?

Lo que hay que comprender es que estamos enfrentando al crimen organizado que normalmente utiliza operaciones clandestinas para llegar a su cometido. En ese sentido uno debe comprender que hay diferentes ámbitos en los que se darán los desenlaces de estos temas. Uno es el ámbito mediático, que es importantísimo para que toda la colectividad esté informada y se convierta en un ente de control social informal en las actividades de fiscales, jueces y policías. Otro es el ámbito administrativo en su momento, otro será el ámbito civil, el ámbito penal y también en el ámbito político, porque recordemos que el caso Isspol es un claro ejemplo de crimen organizado político-económico transnacional. En todos estos ámbitos tiene que hacerse una presencia activa por parte del Isspol y además buscando el respaldo de todas las fuerzas políticas del país.

Fiscal de Pichincha revoca dos dictámenes abstentivos en caso Isspol-Peculado; serán diez los procesados en audiencia preparatoria de juicio

¿Cree que hay un correcto manejo de las investigaciones por parte de los fiscales y de la misma fiscal general, Diana Salazar, para esclarecer estos casos?

Publicidad

Nosotros desde un principio hemos reconocido el apoyo directo que nos ha brindado Diana Salazar como principal de la Fiscalía General del Estado y hemos aplaudido las actuaciones que en su momento han realizado los fiscales inferiores, pero también estaremos atentos a actuaciones como los dictámenes abstentivos o al archivo de la investigación del caso Ambiensa, donde de ninguna manera nosotros podemos quedarnos impávidos ante este tipo de actuaciones que consideramos no están ajustadas a las investigaciones que se van realizando.

Usted ha dicho que 21 investigaciones se han abierto por el megacaso de corrupción que se ha dado en el Isspol. ¿Ese número de investigaciones en suficiente para abarcar todas las aristas de este gran robo?

Ese número es un aproximado porque nosotros no tenemos un conocimiento cabal de todas las investigaciones que están abiertas. Pero de aquellos casos donde hemos comparecido a dar versiones podemos decir que existen 21 investigaciones nacionales y de estas seis ya concluyeron su etapa de instrucción fiscal e inclusive una ya terminó la audiencia de evaluación y preparatoria de juicio que es el caso Citadel y que aspiraríamos a que el juez nos convoque para dar su dictamen.

Quito. 07/02/2022. La Fiscalía realizó 16 allanamientos en ciudades de Guayas y Pichincha dentro de una investigación por el delito de enriquecimiento privado no justificado como parte del caso Isspol. Cortesía Fiscalía/EL UNIVERSO Foto: El Universo

¿Y esas investigaciones son suficientes?

Publicidad

Yo consideraría que no porque se tendrán que abrir todas aquellas investigaciones que en el momento determinado nos permitan tener la mayor claridad posible de todos los autores involucrados en este megaatraco.

¿Qué delitos son investigados hasta el momento?

Las instrucciones fiscales se han abierto en Guayaquil, sobre todo, por los delitos de falsedad de información en el mercado bursátil. También se dieron unos allanamientos hace quince días que eran por enriquecimiento privado no justificado; en el caso de Quito, de los bonos se investiga el delito de peculado y una figura similar se está usando en otras investigaciones que están en etapa de indagación previa.

Usted ha hablado de que existió mano política en este caso de corrupción que se vivió en el Isspol. ¿Quiénes son los políticos que están involucrados, a quiénes no se les ha involucrado aún penalmente?

Publicidad

A nivel político no se ha llegado y no sé si se llegará. Comprendemos que los niveles políticos no intervienen con la firma de documentos, pero sí lo hacen a través de sus cargos y de disposiciones verbales. En ese sentido nosotros hemos insistido en que se debe investigar el rol de la exsuperintendenta de Compañías, Valores y Seguros Suad Manzur, a Diego Martínez en el Banco Central, de Christian Cruz y también el periodo de Pedro Solines en la Superintendencia de Bancos, de quienes fueron ministros de Economía del 2013 al 2019, de quienes en su momento ejercieron otras funciones altas como el propio ministro José Serrano. A nivel político, las investigaciones judiciales todavía no han llegado y no sé si tendrán las fuerzas suficientes para llegar a esos niveles.

Cambio de fiscal para el caso Isspol-Peculado, luego de que se revocó el dictamen abstentivo que favorecía a dos de los procesados

¿Y quizá han notado si en los procesos judiciales ha existido alguna presión política para que las investigaciones no avancen o que al menos no se investigue profundamente?

No me pida pruebas, porque como le referí esto es crimen organizado en su más alta expresión. Sin embargo, estoy seguro, convencido de que están influyendo todas estas fuerzas políticas que en su momento ya actuaron en contra del Isspol, que están buscando impunidad y lo que están esperando es que el tema Isspol se amordace para que puedan maniobrar fácilmente a través de las cortes.

¿Por eso es tan importante para ustedes el tener presencia constante sobre este tema?

Consideramos muy importante que el tema Isspol sea un tema recurrente en el ámbito mediático para evitar este efecto de amordazamiento que busca el crimen organizado.

¿Cómo analizan el impulso que tuvo el caso Isspol en el gobierno de Lenín Moreno y en el actual del presidente Guillermo Lasso?

Yo no puedo hablar de que hubo en algún momento un interés del gobierno del expresidente Moreno. Lo que sí puedo identificar claramente es que hubo una figura política, que fue la exministra María Paula Romo, quien tomó una decisión valiente y frontal, que además le pasó factura en ese mismo ámbito político de denunciar el gran atraco del Isspol. En el Gobierno actual nos hemos reunido con el presidente Lasso, la ministra Alexandra Vela está informada de los pormenores que se van dando en el caso Isspol y nos han manifestado ambas autoridades que hay un respaldo directo para recuperar los dineros de este atraco.

¿A cuánto asciende el perjuicio que le dejaron al Isspol estas operaciones irregulares?

A un aproximado de $ 950 millones que, claro, depende de la fecha de corte, pues se entenderá que son operaciones irregulares, pero que en su momento generarían potenciales intereses.

¿Y en este tiempo cuánto se ha recuperado?

Muy poco, alrededor de $ 13,5 millones.

¿Cuál es la situación del Seguro Social de la Policía luego de este gran perjuicio provocado?

El Isspol gracias a la sensibilidad del Gobierno actual que nos ha transferido de manera oportuna los aportes patronales y personales hemos procurado cumplir por lo menos con el pago de pensiones. Sin embargo, existe una gran afectación a lo que es el sistema de salud y todavía no podemos rehabilitar el tema de créditos a nuestros afiliados. Se debe comprender que el haber tenido una afectación patrimonial que bordea el 60 % del capital del Isspol termina siendo un riesgo latente a la estabilidad del instituto.

¿Esperan recuperar la totalidad de ese dinero o de qué manera se pretende dar estabilidad al Isspol?

Tenemos que recuperar el dinero. En virtud de eso estamos haciendo todos los esfuerzos nacionales y en su momento haremos los esfuerzos de carácter internacional para recuperar la mayor cantidad posible y el faltante, aquel que no se pueda recuperar, tendremos que ir a demandas internacionales a quienes sí pueden pagar, es decir, a toda institución financiera internacional que haya participado de estas actividades irregulares y que en su momento no aplicaron la debida diligencia.

¿La detención de Jorge Chérrez sería vital para desentrañar toda esta trama de corrupción?

Más importante que llegar a la detención de un sujeto como Jorge Chérrez, que muchos lo quieren presentar como el gran artífice y lo que realmente es un títere más de otros titiriteros de carácter político y económico, resulta importante la colaboración internacional que pueda haber para realizar el seguimiento, búsqueda y rastreo de los capitales. Para nosotros, el fin último es la recuperación de capitales y objetivos intermedios, es buscar las sanciones penales.

¿Se está cerca de detener a Jorge Chérrez?

Considero que en el futuro cercano no, porque él está refugiado en México. Entendemos que en el futuro cercano no, pero llegará un momento en que el brazo de la justicia le toque. (I)