La Asamblea Nacional investigará por partida doble al presidente Guillermo Lasso, cuyo nombre aparece en la publicación periodística del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) sobre los Pandora Papers.

El pleno del Legislativo, el 7 de octubre, dio paso a un pedido del sector correísta representado en la bancada Unión por la Esperanza (UNES) para que se investigue el caso Pandora Papers en otra comisión distinta a la Comisión de Fiscalización, la que aprobó un día antes una resolución para tratarlom y que incluso el próximo lunes ya tendrá una reunión con Lasso para recibir su versión y la información correspondiente.

Asamblea Nacional encarga a la Comisión de Garantías Constitucionales investigar los Pandora Papers

La Asamblea, con 105 votos, dispuso que la Comisión de Garantías Constitucionales, Derechos Humanos, Derechos Colectivos y la Interculturalidad tendrá la competencia exclusiva para investigar el caso, y ordenó que la Comisión de Fiscalización entregue toda la documentación que posea hasta el momento del caso y que ninguna otra comisión podrá requerir la comparecencia de autoridades o servidores sobre la misma materia o asuntos relacionados con los Pandora Papers. Incluso dio un plazo de 30 días para que presente el informe.

Inicio de la investigación

La investigación sobre este caso se inició el 4 de octubre con una solicitud por parte del presidente de la comisión de Fiscalización, Fernando Villavicencio(Concertación), al mandatario en la que pidió que informe documentadamente si en la actualidad mantiene algún vínculo empresarial, financiero o laboral con los fideicomisos, compañías y fundaciones mencionadas en el reportaje del ICIJ.

Publicidad

Dos días después, Guillermo Lasso invitó a los miembros de la Comisión a Carondelet para dar su versión y responder todas las preguntas, y adelantó que es algo público que no tiene nada que esconderle al país, que su vida siempre ha sido llevada de forma ética y respetuosa de la ley.

Las partes acordaron reunirse el lunes 11 de octubre a las 10:00 en Carondelet, y según Villavicencio, se mantiene la convocatoria formulada el jueves 7 de octubre, antes que el pleno de la Asamblea pretenda “arranchar” la investigación ya iniciada.

Villavicencio sostiene que la misma Ley Orgánica de la Función Legislativa ampara a la Comisión de Fiscalización en esta investigación, porque el artículo 26 determina que en ningún caso las comisiones podrán interferir en temas relacionados con las exclusivas competencias de otras.

Adelantó que continuará con la investigación, y dijo además que el único que puede dar información es el primer mandatario, pues los periodistas suscribieron un convenio de confidencialidad. Lo único que se confirmará es que todo fue show político para atacar el Gobierno, dijo

Aclaró que el objeto de la investigación que lleva adelante Fiscalización no solo es Pandora Papers, sino también el caso Panamá Papers, donde está señalado todo el correísmo, los exfuncionarios de Rafael Correa y Lenín Moreno, quienes colocaron grandes cantidades de dinero producto de la corrupción en paraísos fiscales.

En los próximos días, añadió, se pedirá información de las empresas contratistas del Estado y todas las transferencias a paraísos fiscales, y también se pedirá información sobre los juicios a Odebrecht, en donde hay empresas en paraísos fiscales.

Publicidad

Resolución legislativa

Inicialmente, a través del legislador Ronny Aleaga, UNES proponía que se encargue la investigación a la Comisión de Transparencia, donde su organización tiene mayoría; pero luego de las negociaciones con las bancadas de Pachakutik y PSC, acordaron que la asuma la de Garantías Constitucionales, Derechos Humanos, Derechos Colectivos y la Interculturalidad, en la que Pachakutik y UNES reúnen siete votos y el oficialismo solo dos.

Diego Ordóñez (CREO) habló de “cinismo supino” al referirse al sector correísta, que dice que el presidente de la República debe responder con transparencia, cuando el mismo mandatario ha enviado cartas señalando que está la información abierta y además pidiendo al contralor del Estado investigación.

Según el representante oficialista, en la Asamblea hay un bloque que se armó para conspirar contra la democracia, y que los datos sobre supuestas evasiones en paraísos fiscales son cuento viejo y no sirvieron para anular la candidatura presidencial del actual mandatario, porque se demostró que los bienes de Lasso no estaban en paraísos fiscales.

“Señores, ustedes van a morder hueso, porque se van a dar cuenta de que la transparencia y la verdad asisten al presidente Guillermo Lasso”, sostuvo Ordóñez, quien considera que todo lo que se fragua en el interior de la Asamblea es una intención de perjudicar la estabilidad del régimen.

Aleaga dijo que su propuesta de que sea otra la comisión que investigue los Pandora Papers, diferente a la de Fiscalización, no se ajusta a las expresiones de Ordóñez, de que se quiere desestabilizar al Gobierno, sino que se da buscando transparencia, porque con las declaraciones formuladas por Lasso sobre este caso quedan más dudas que certezas.

Bruno Segovia (antes de PK) emplazó al primer mandatario para que, si sacó el dinero supuestamente por temor al anterior Gobierno, es el momento que lo traiga, porque él es el que está gobernando, y que “las Lorenzas necesitan trabajar, necesitan recursos para que nuestros hermanos no migren y arriesguen su vida”.

Confirmó que asistirá a la reunión del lunes en Carondelet, y anticipó que le preguntará sobre quiénes son los dueños actuales de las empresas, si esos dineros regresaron o no al país, y que indique los montos de esos recursos. Si esos dineros se quedaron fuera del país y pasaron a manos de otros familiares, entonces, la cosa es diferente. (I)