Una vez Freddy Carrión fue censurado y destituido del cargo de defensor del Pueblo por una mayoría en la Asamblea Nacional, la madrugada de este miércoles, la defensora del Pueblo subrogante, Zaida Rovira, asegura que estará al frente en la subrogación hasta que el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) nombre a una persona encargada y realice el proceso de selección y establezca al remplazo definitivo de Carrión.

Mediante un juicio político, que en su última sesión duró más de quince horas, y con 75 votos afirmativos de legisladores de diferentes tendencias, el pleno de la Asamblea censuró y destituyó a Carrión. La razón: el incumplimiento de funciones.

Con 75 votos afirmativos, la Asamblea Nacional censuró y destituyó del cargo como defensor del Pueblo a Freddy Carrión

La resolución de tipo político llegó a días de que Freddy Carrión enfrente una audiencia de juzgamiento por el delito de abuso sexual que se realizará en la Corte Nacional de Justicia el viernes 17 de septiembre próximo.

Con la medida adoptada por la Asamblea, según Rovira, se configura la ausencia definitiva en el cargo de defensor del Pueblo que mantenía Freddy Carrión, y lo que resta es que el CPCCS delegue a una persona de la Defensoría del Pueblo el liderazgo del ente encargado de los derechos humanos en Ecuador, hasta que se convoque el concurso de méritos y oposición para seleccionar al nuevo defensor del Pueblo titular.

Publicidad

Rovira recordó que, independientemente de la censura y destitución definida por el Legislativo, a Carrión se le cumplían el 17 de septiembre próximo los tres meses de ausencia temporal a su favor, es decir, ese mismo día se cumple también la subrogación que Rovira mantenía por la ausencia temporal de quien era su superior dentro de la institución.

La defensora subrogante rechazó las denuncias hechas por el ahora exdefensor del Pueblo durante el juicio político. Calificó de mentiras todas las aseveraciones hechas por Carrión respecto a que se están repartiendo la Defensoría del Pueblo, a que se están entregando puestos con tintes políticos dentro de la institución o a que se ha despedido al 80 % del personal de esa institución.

Zaida Rovira explicó, por ejemplo, que el personal que fue separado de la institución fue porque se rehusaba a trabajar y se dedicó a boicotear las acciones de la Defensoría del Pueblo. De 404 personas que laboran en la Defensoría, se despidió a 30 y solo se ha recontratado a 10, los cuales llegaron de colectivos sociales y no de sectores políticos.

“En la Defensoría del Pueblo se ha respetado la integridad de la institución; hemos peleado estos cuatro meses los 404 servidores de la Defensoría para proteger a la institución nacional de los derechos humanos y no permitir que nadie se apodere por la fuerza de la institución y, lo que es peor, ellos sí que no la negocien, que no la utilicen para la defensa de los actos personales del exdenfensor”, aclaró Rovira.

Freddy Carrión enfrentará audiencia de juzgamiento por el delito de abuso sexual el próximo 17 de septiembre

Otro hecho que rechazó Rovira es que la destitución del ahora exdefensor Carrión en la Asamblea se dio debido al informe de la Comisión de la Verdad que realizó la institución por los hechos de octubre de 2019. La funcionaria aclaró que el informe es un trabajo de la Defensoría del Pueblo y no de Carrión, y que en esa medida la institución seguirá impulsando que se investiguen los hechos para lograr la reparación de las víctimas.

Según Rovira, como defensora del Pueblo subrogante solicitó a la Fiscalía que como parte de la investigación por el informe de la Comisión de la Verdad se llame en calidad de víctimas a rendir versión a la actual asambleísta de la Revolución Ciudadana Jhajaira Urresta y al presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Leonidas Iza. (I)