Pese a que fue definida hace ocho días para que a las 08:00 de este martes se reinstale en la Corte Nacional de Justicia (CNJ) la audiencia de revisión planteada por los expolicías Luis Guanotasig, Geovany Laso, Eduardo Mullo, Jesús Jetacama y Marcelo Bonifaz contra la sentencia que recibieron por el delito de tentativa de magnicidio contra el expresidente Rafael Correa, durante la revuelta policial del 30 de septiembre de 2010 o 30-S, la diligencia no se dio.

El diferimiento de última hora tomó por sorpresa a los solicitantes del recurso y hasta a los pocos familiares de los exuniformados que llegaron a la Corte Nacional para escuchar la resolución que tomaron los jueces nacionales Byron Guillén (ponente), Walter Macías y Luis Rivera, quienes suspendieron la audiencia el martes último para deliberar en torno a todo lo dicho en casi cuatro horas por las partes.

Sentenciados por el intento de magnicidio contra Rafael Correa esperan que jueces de la Corte Nacional pongan fin a once años de una ‘farsa’

Jueces parte del Tribunal explicaron a los exuniformados y a sus abogados que la audiencia se difería porque existían diversas actividades que coincidían con la hora de esta diligencia. Se anunció inmediatamente que la audiencia se reinstalaría mañana miércoles a las 10:00 en la Corte Nacional.

El recurso extraordinario de revisión fue presentado hace más de un año por cinco de los seis sentenciados el 25 de agosto de 2014 como culpables de intentar atentar contra la vida del entonces primer mandatario, en el denominado 30-S.

Tanto Guanotasig, Laso, Mullo y Jetacama han insistido en que en el procesamiento que terminó con su sentencia de doce años existió una “metida de mano en la justicia”.

El próximo martes se conocerá la decisión sobre los recursos de revisión presentados por cinco sentenciados por la tentativa de magnicidio contra Rafael Correa

El artículo 658 del Código Orgánico Integral Penal señala que el recurso de revisión podrá proponerse en cualquier tiempo ante la Corte Nacional y después de ejecutoriada la sentencia condenatoria. Resalta la norma que la revisión solo podrá declararse en virtud de nuevas pruebas que demuestren el error de hecho de la sentencia impugnada.

El numeral 3 de este mismo articulado refiere que se podrá solicitar la revisión si la sentencia se ha dictado en virtud de documentos o testigos falsos o de informes periciales maliciosos o errados. (I)